Posteado por: fernando2008 | 30 enero 2016

En un abrir y cerrar de ojos.

1

En nuestra cainita España, país de blancos y negros, donde el 18 de julio del 36 el presidente de un partido fue encarcelado en Madrid por fascista y el vicepresidente de ese mismo partido fue encarcelado en Salamanca por comunista, somos alérgicos a los matices. Nuestro país es más bien de adhesiones inquebrantables, de votar con las narices tapadas, de obviar la viga en nuestro ojo, pero denunciar coléricamente la paja en el ajeno. Nosotros no gritamos ¡Abajo! o ¡Fuera! Pasamos directamente al ¡Muera!.

Hoy, nuestro mentidero político está alborotado. Es lógico. En España gobernar ha sido siempre machacar al enemigo, porque aquí no hay adversarios que defiendan una idea tan legítima como la nuestra. Aquí, todo el que no piense como yo, es enemigo y punto. Y al enemigo ni agua. Solo yo estoy legitimado para gobernar, porque así me lo encargó Dios. Por lo tanto, todo gobierno que no sea el mío es una usurpación y debe ser combatido a sangre y fuego. Con esta forma de pensar, buscar pactos en España se nos hace muy difícil.

Pero el pueblo español, que es más sagaz que sus políticos, ha hablado y el tinglado de la vieja farsa ha saltado por los aires. La política española no se reduce ya a buenos y malos, liberales y conservadores, P.P. y P.S.O.E. Han entrado nuevos protagonistas en la escena y, como un solo hombre, la vieja política se ha lanzado contra ellos. No hay argumento lo suficientemente abyecto o calumnia lo suficientemente inverosímil para no emplearse con este fin.

Este artículo no está destinado a cantar las alabanzas de Podemos. Podemos es un partido nuevo, que nace con mucha fuerza, con un enorme apoyo popular, que ha generado mucha ilusión en la ciudadanía y que hará, o no hará, cosas nuevas. Dentro de un determinado número de años se anquilosará, como se anquilosan todos los organismos vivos, y habrá que cambiarlo. Pero, mientras tanto, servirá para empujar a la política española hacia un futuro que yo imagino mejor. Nada más, pero también nada menos.

Ante la modificación de nuestro viejo escenario, no es de extrañar que todas las fuerzas que estaban cómodamente asentadas en él, protesten airadamente. No es que peligre España, nación que ha superado situaciones más duras. Es que peligran los chiringuitos de toda la vida. Y eso no se perdona. Ya decía Maquiavelo que “los hombres olvidan antes la muerte del padre que la pérdida del patrimonio”. Peligran las “Gurtel”, peligran las tramas de los EREs. Y con las cosas de comer no se juega.

Sobre los ataques a Podemos ya he escrito mucho. Demasiado. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Una vez comenté a un grupo de amigos que Rajoy estaba usando el dinero de todos los españoles en desestabilizar Méjico y Nepal. Las risas llegaron fuera de la habitación y la gente acudió a ver qué pasaba. Y, sin embargo, cuando sesudos políticos dicen que Irán ¡el pobre Irán! está pagándole la cuenta de teléfono a Pablo Iglesias la gente se lo cree. O dice creérselo, sin ningún temor a hacer el ridículo. Es una causa perdida. No insistiré en ello.

Hoy no hablaré de lo que Podemos ha hecho, sino de lo que hará. Un empeño que haría palidecer de susto al mismísimo Rappel, pero que en nuestro mentidero político es una práctica habitual. Lo de “no está el mañana en el ayer escrito” aquí no cuenta. En todas las bolas de cristal de los políticos españoles está, perfectamente claro, escrito el destino de España si Podemos llega a gobernar. No hay vacilación, no hay principio de incertidumbre. Ni Rajoy ni Pedro Sánchez pueden gobernar como quisieran, porque tienen las manos atadas por, la troika, los mercados, el precio del petróleo, Ángela Merkel, etcétera, etcétera, etcétera. Podemos no. Cuando gobierne Podemos, todos estos condicionantes desaparecerán por arte de magia, y una horda de bárbaros, peinados con rastas y con niños bajo el brazo se dedicarán a asolar España, confiscando todo el papel higiénico de nuestro país para mandarlo a Caracas. Acto seguido, todas las mujeres deberán vestir burka, y todos los homosexuales deberán ser precipitados desde lo alto de la Giralda. Se prohibirán las procesiones de Semana Santa, y solo se rendirá culto a Chavez. Se incendiará Madrid, incluyendo Vallecas, por lo que Pablo Iglesias pasará a residir en el palacio de Aranjuez. La misa de los domingos será sustituida por sesiones de autocrítica en el soviet del barrio. Una vez convertida España en un erial, la mitad de los podemitas se irán a vivir a Venezuela (supongo que las mujeres) y la otra mitad se irá a vivir a Irán (supongo que los hombres). Estarán un poco apretados, pero dará igual: el objetivo, destruir España, estará cumplido y el alma de Chavez, en forma de pajarito sobrevolará, contenta la península arrasada.

No me estoy inventando nada. Todo esto, y mucho más ha aparecido en la prensa nacional, con la firma de serios reporteros. ¡Y nadie ha sentido que se insultaba a su inteligencia! Varios conocidos míos me han parado en la calle para preguntarme la razón por la cual Podemos iba a suprimir todas las pensiones de jubilación. Incluso uno llegó a preguntarme, con malos modos, el porqué Podemos suprimiría la Legión.

Señores políticos y a la vez astrólogos ¿no os da vergüenza? Juzgáis al pueblo español por vuestros criterios morales e intelectuales. Pero el pueblo, el sufrido pueblo que calla y paga, ya no se contenta con votar cada cuatro años. Quiere ser dueño de su destino. Y lo está consiguiendo. Solo tenéis que ver donde están los políticos de hace cuatro años. Donde están Juan Carlos I, Rubalcaba, Más, Rosa Díez, Cayo Lara, Jordi Pujol, Fabra, Camps, Barberá, Chaves, Griñán y donde pronto estará Rajoy. En la papelera de la historia. Por muchos cuentos que inventéis, no podréis evitarlo.

Hace mucho tiempo, en mi lejana juventud, hice un trabajo sobre la prensa cacereña durante la II República. Leí, de pasada, un artículo que me impactó, pero, como no era el tema del trabajo, no anoté. Cito de memoria.

Un señor bajaba por la calle Pintores hacia la Plaza Mayor y, en un momento determinado, se encontró de frente con Dolores Ibarruri que salía de un coche e iba hacia un hotel que estaba a una docena de pasos. El señor la miró y, en sus ojos vio todo lo que la Pasionaria estaba pensando, proyectando y maquinando para destruir España. El artículo, bastante largo, enumera todos los planes de Pasionaria, planes que el cronista adivinó con una simple mirada. Era el Mal, sin mezcla de bien alguno.

Hay cosas que no cambian en nuestra política. Una de ellas es la de políticos clarividentes que adivinan lo que el enemigo va a hacer, en un abrir y cerrar de ojos.

Anuncios

Responses

  1. Sabias palabras y las suscribo en su totalidad. 🙂

  2. Gracias Jomer.

  3. Es la primera vez que escribo un comentario, pero no he podido evitarlo hoy: me ha entristecido mucho leer esta entrada, más porque he leído muchas otras en que disfruté de los pensamientos de una persona racional, sensata y templada.

    ¿Cómo es posible que no se entienda que la indignación será una emoción muy interesante pero no es una razón política?

    ¿Qué pasará con la inevitable frustración que vendrá después de que la Realidad © ponga a todos en su sitio?

    ¿Cómo es posible no querer ver el sesgo ideológico totalitario de PODEMOS?

    ¿Cómo es posible aguantar sin repugnancia ver puños en alto en el Parlamento después de Kolymá?

    ¿Cómo es posible no querer entender las propias declaraciones de sus líderes?

    ¿Es tan difícil de entender que la política es lo contrario de la ideología?

  4. Pues porque doy más valor a la realidad de la política española que a los supuestos males que el porvenir pueda traer.

  5. Quizás es que no haya ejemplos suficientes en el mundo del fracaso de esas utopías. No importa, le escribiré dentro de un año, 8 de febrero de 2017, si dios quiere, a ver si sigue pensando lo mismo.

    Aunque claro, supongo que siempre habrá algo externo a quien culpar: si la troika, si el gran capital, si los unicornios. Todo vale con tal de excluir la responsabilidad personal y aceptar las recetas fáciles.

    Un saludo.

  6. Hasta dentro de un año pues.

  7. ¿Qué? ¿Cómo va la cosa? Es realmente ilusionante ver como ya ha empezado el baile de piolets podemita, y eso que simplemente han rozado el Poder.

  8. Si usted lo dice…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: