Posteado por: fernando2008 | 2 junio 2015

Crónica, desganada, de urgencia.


– Vivimos tiempos procelosos. Voces airadas se alzan por doquier exigiendo la acción a gritos.

– Tienes razón, maestro. ¡Desdichada España!.

– No, Adso. No me refiero a España. Me refiero a mis lectores, que me están mostrando cada vez más su indignación por la falta de mis escritos. El otro día fui interpelado en la calle por un lector que me echó en cara mi silencio, y me lanzó amenazas que helaron mi corazón.

– ¿Algún sicario albanocosovar?

– ¡Mucho peor! ¡Mi dentista!

– ¡Cielos! Entonces, fray Guillermo, tendrás que volver a escribir. ¡Imagina tu boca en sus indignadas manos!

– No quiero ni pensarlo. Volveré a la dura tarea.

– Sé que no es de mi incumbencia pero, ¿por qué has dejado de escribir?

– Por pura vagancia, Adso. Y porque desde el tres de mayo, lo más interesante que me ha pasado ha sido leer el último libro de Umberto Eco.

– ¿En este último mes no han ocurrido cosas en España lo suficientemente interesantes como para que te sacudas el sopor estival?

– Pues la verdad es que no. Imputados, imputados, imputados. Palabras, palabras, palabras…

– También ha habido una campaña electoral y unas elecciones.

– Desgraciadamente, ni la campaña electoral ni las elecciones han terminado.

– ¿Porque todavía no se han materializado los pactos?

– Y porque al día siguiente de las elecciones municipales, comenzó la campaña para las elecciones generales. Es duro sufrir un otoño caliente. ¡Pero un verano caliente, es… abrasador!

– Según tú ¿quién ha ganado las elecciones?

– ¿Te das cuenta, discípulo amado, de la tontería que estás diciendo? ¡Según yo! ¿Acaso soy la cuenta y razón del universo? Las elecciones se ganan o se pierden, según Agamenón y según su porquero. Es un hecho objetivo.

– Pues no debe serlo porque cada uno de los partidos dice que ha ganado.

– Eso es porque aplican la ley del Pisuerga.

– No conozco esa ley. ¿En que se basa?

– Se basa en que si aprovechamos que el Pisuerga pasa por Valladolid, sumamos “pi” a menos “r” y nos da el resultado de las votaciones que más se adecuan a nuestra necesidad. Es como el péndulo de Foucault, que diría Umberto Eco. Si sabemos qué es lo que queremos conseguir, basta buscar el número para multiplicar nuestro número de votos.

– Entonces ¿quién ha ganado?

– Cojamos papel y lápiz o, mejor, teclado y Excel. Aquí están los resultados electorales. Ahora, vístelos tú como quieras.

– ¡Han ganado Ciudadanos y Esquerra Republicana! Pero si comparamos los votos de Esquerra en las últimas elecciones europeas…

– Y si comparamos los votos de Esquerra con el número de átomos que hay en el universo, nos da otra proporción. Así es como se oficia la ceremonia de la confusión.

– Vale pero ¿y Podemos?.

– ¿Qué le pasa?

– ¿Ha ganado?

– Podemos no se presentaba.

– Ya, pero…

– Vuelta el Pisuerga. Se presentan candidaturas unitarias en las que Podemos es una fuerza más.

– Pero hegemónica. Como por ejemplo en Madrid.

– Pues no. Manuela Carmena no es de Podemos.

– Oye maestro ¿tú crees que Carmena es como Goebbels?

– Vamos a ver, pequeño saltamontes, ¿cómo se transmite el Espíritu Santo?

– Por la imposición de manos, pero…

– Al que vas a transmitir tu espíritu le tocas. Veamos: ¿Goebbels tocó alguna vez a Hitler?

– Por supuesto. Seguro que muchas veces.

– ¿Hitler tocó alguna vez a Franco?

– Sí. En Hendaya.

– ¿Franco tocó alguna vez a Fraga?

– Seguro que sí.

– ¿Fraga tocó alguna vez a Esperanza Aguirre?

– Pues…

– Ahí te pongo una foto por si lo dudas.

– Vale pero, ¿qué quieres demostrar?

– Pues que el espíritu de Goebbels pasó a Hitler, o al revés, el de Hitler a Franco, el de Franco a Fraga y el de Fraga a Esperanza Aguirre. Pero no pasó a Manuela Carmena, porque esa señora jamás tocó a ninguno de ellos.

– ¡Sigues defendiendo a Podemos! Veo que no te hacen mella los argumentos en su contra.

– Por favor, no llames a “eso” argumentos. Son insultos.

– ¿A Podemos?

– No, a la inteligencia del pueblo soberano. No se los creen ni quienes los inventaron.

– ¿Por qué?

– Porque una persona no puede ser bolivariano, castrista, ayatolá, comunista y nazi al mismo tiempo. ¡Tiene que tener algún momento en el día para ir al baño!

– Tú prefieres estar a sueldo de Venezuela.

– Ya te he dicho que todos esos países las están pasando muy negras, demasiado negras para invertir el poco dinero que les queda en subvertir España. Pero por preferir, prefiero Venezuela a Méjico, Irán a Arabia Saudí y Cuba a Guinea Ecuatorial, países que sí nos están mandando dinero bajo cuerda y de los que nadie dice nada.

– Mejor nos vamos a Andalucía.

– Después de Extremadura, es la región española en la que me encuentro mejor.

– ¿Y qué me dices del problema de Susana Díaz?

– Pues no sé. Me recuerda a una canción de los payasos de la tele.

– Siempre te sales por los cerros de Úbeda. ¿Qué tienen que ver los payasos de la tele con la política andaluza?

– “Susanita tiene un marrón”.

– ¡Qué poco respeto a Susana y al pueblo andaluz! ¡Andalucía votó a Susana y es incuestionable que debe gobernar!. Otra cosa sería subvertir la democracia.

– ¿Ahora?

– ¿Cómo?

– Que si se subvierte la democracia ahora y antes no.

– ¿Cuándo?

– Pues en las anteriores elecciones. El pueblo andaluz votó al P.P., era incuestionable que debía gobernar, pero Susana lo cuestionó, se alió con I.U. y gobernó ella. ¿Eso no cuenta como subversión de la democracia?.

– Como siempre, te dedicas a derribar mis más firmes convicciones.

– Eso es la mejor señal de que no eran tan firmes. ¿Qué más te preocupa?

– Que silben el himno de España.

– Efectivamente, eso está muy mal. Como decía un gran político: “En ningún país del mundo, el día de su fiesta nacional, cuando se oye el himno la gente grita, silba, insulta…”

– Tiene razón ese político. Efectivamente, es grande. Y ecuánime. ¿Quién es?

– Josep-Lluís Carod-Rovira. El problema es que se refería a la Diada, no al himno español.

– Es que…

– Es que hay que hacer un monumento grande, muy grande, a las hemerotecas.

– De todas maneras, yo pienso que eso no debía estar amparado por la libertad de expresión. ¡A buenas horas los norteamericanos tolerarían un insulto así! ¡Gentes que han venido de todo el mundo y se se muestran orgullosos de su nuevo país, que ponen en las fachadas de sus casas la bandera de las barras y estrellas, jamás permitirían una cosa así!

– ¿Tú sabes que en Estados Unidos quemar una bandera norteamericana no es delito. ¿Verdad?

– Es verdad. Pero yo, en España huelo el enfrentamiento en este verano tan caluroso. ¿No lo hueles tú, maestro?

– Sí Adso, lo huelo desde hace muchísimo tiempo. Parece como si los españoles naciésemos llevando la marca de Caín en la frente. No sabemos dialogar ni respetar a los demás. Tenemos nuestras ideas personales, que parecen que hayan bajado de la mismísima cumbre del Sinaí, y nos creemos en la obligación de imponérselas a los demás a sangre y fuego. Los otros son unos ladrones, comunistas, fascistas, e incluso supercalifragilisticoespialidosos. No hay límites para la calumnia y el insulto. Y, por contra, los nuestros son todos ángeles purísimos. ¡Siempre los defenderemos, por muy corruptos que sean.

– Pero no hasta el extremo de permitirles silbar a los símbolos de España.

– Mira Adso, yo he visto silbar al rey, a la bandera, al presidente del gobierno (cuando lo era Zapatero todo el mundo disculpaba y comprendía esos silbidos), a los políticos, a los futbolistas, al sursum corda. En el último mes, sólo he visto unanimidad en aplauso, besos y gritos de “Te queremos” sólo una vez.

– ¿Cuándo?

– Cuando Isabel Pantoja salió de la cárcel con permiso.

4

Anuncios

Responses

  1. Genial. 👏👏👏

  2. Gracias Jomer.

  3. Qué bueno querido! quiero leerte más.

  4. Gracias querida. Me leerás. Tus deseos son órdenes para mí.

  5. Excelente tu fina ironía y la pirotecnia final. La Pantoja es el paradigma del ladron de “guante blanco” al que se le permite que nos robe y además le damos las gracias.

  6. Así es, Nino. Se ataca al adversario con todo y se le perdona al amigo todo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: