Posteado por: fernando2008 | 31 agosto 2014

Otra historia de conspiraciones.

1

“Las más difíciles de explicar son las verdades evidentes que toda la gente ha decidido no ver”. Ayn Rand.

Esta vez mi historia no tratará sobre Illuminati, conspiraciones masónicas o judías ni gobiernos en la sombra. Ya se ha escrito demasiado sobre esto, y además son historias aburridas. La realidad, casi siempre, supera la ficción.

Tenemos en nuestra realidad increíbles personajes con superpoderes, personas que con unas pocas palabra pueden mover millones de voluntades, sin ni siquiera tomarse la molestia de hipnotizarlas. “El Banco Central Europeo está preparado para actuar de nuevo si fuera necesario”. Ante estas simples palabras, el euro se fortalece, y los buitres de los fondos buitres se calman. ¿Quién es este superhéroe? Se llama Mario Draghi y lleva corbatas italianas en vez de capa roja.

¿Cómo explicar que, tras unas semanas de pánico las bolsas se calmen inmediatamente ante unas palabras de Draghi? Y ya puestos a pedir ¿cómo explicar que Mario Draghi, que conoce el poder de sus palabras no las haya pronunciado antes? ¿Cómo explicar que, en la era de la información, encontremos tan pocas explicaciones a lo que nos rodea? La respuesta es relativamente fácil: nos están embaucando. Ellos quieren embaucarnos, nosotros queremos ser embaucados, y al final, el resultado de estos embustes nos llevarán a un callejón sin salida. Sin una salida pacífica, por supuesto. Cuando el género humano se ve ante un callejón sin salida reacciona como los animales: a dentelladas. Las salidas de las crisis siempre pasan por alguna guerra.

España está saliendo de la crisis. Los brotes verdes tienen ya fuertes raíces, como dice nuestro inefable presidente del gobierno. Pero ahora resulta que, cuando nos las prometíamos más felices, Alemania y Francia entran en recesión. Por lo tanto, aunque España vaya bien, por lo menos hasta la próximas elecciones, el resto de Europa va mal, y deberemos seguir haciendo sacrificios. La política internacional cada vez se parece más al toco mocho o a los engañaniños. Es un cuento chino, pero con un precio no de chinos, sino de boutique de alta costura, precio que nos tocará pagar al pueblo soberano, como siempre, mientras los políticos privilegiados y aforados se excusan echándole la culpa al partido de enfrente. Si antes de la crisis la diferencia entre los salarios más altos y más bajos era de veinte veces, ahora está rondando los setenta. Pero la culpa sigue siendo nuestra. Algunos padres están empeñados en dar educación a sus hijos en vez de comprar comida.

Pero no sólo Draghi es un superhéroe. Hay más. Hoy os voy a presentar a Caruana, otro superhéroe, pero éste más inclinado hacia el “lado obscuro”, que ha dicho lo siguiente: “Es difícil evitar la sensación desconcertante de una falta de conexión entre la pujanza de los mercados y la evolución económica básica a nivel mundial” Que en cristiano significa que el comportamiento de los mercados financieros no tiene nada que ver con la realidad económica y que en algún momento se va a producir una “corrección masiva”. Tiemblo sólo de pensar a qué llama el bueno de Caruana “corrección”.

¿Y quién es Jaime Caruana? Pues es un antiguo gobernador del Banco de España, que ha ascendido, gracias a la ayuda de otro superhéroe, Rodrigo Rato. Su principal mérito para ese ascenso lo refleja Wikipedia con el siguiente párrafo: “Al final de su mandato como gobernador, la asociación de inspectores del Banco de España envió una “nota informativa” al Ministro de Economía alertando de la pasividad de los órganos rectores del banco central ante el “insostenible crecimiento del crédito bancario en España durante los años de mandato del señor Caruana”. Lo que dije: un genio.

Pues bien, este genio es ahora es el presidente del Banco de Pagos Internacionales, banco central de los bancos centrales, definido en un artículo de The Economic Collapse como “Una organización internacional inmensamente poderosa de la que la mayoría de gente nunca ha oído hablar y que controla, en secreto, la oferta de dinero de todo el mundo”. No serán los “hombres de negro” pero sí son los “hombres de oro”.

El Banco de Pagos Internacionales se utilizó para lavar dinero para los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, pero hoy en día su propósito principal es guiar y dirigir el sistema financiero global de planificación centralizada. Wikipedia admite que “no es responsable ante ningún gobierno nacional”

En la actualidad, 58 bancos centrales del mundo pertenecen al Banco de Pagos Internacionales por lo que tiene mucho más poder sobre el desarrollo de la economía de cualquier país de lo que lo puedan tener los propios dirigentes políticos. Y ese poder lo ejercen al estilo del nuevo despotismo: “Todo para los de mi cuerda y al pueblo que le den”. La sagrada misión del pueblo, su razón de ser, también se ha modificado y puede resumirse en la lapidaria frase: “Paga y calla”. Cuando el pueblo soberano se indigna y pregunta, estos superhéroes contestan con tono condescendiente que: “La macroeconomía va bien. Sin embargo, antes de que se pueda apreciar dicha mejora en la microeconomía doméstica, hay que consolidar la recuperación para que pase de coyuntural a estructural” Y mientras el pueblo soberano busca en el diccionario el significado de estas doctas palabras, los “hombres de oro” inventan un nuevo recorte.

Yo sí pienso que está el mañana en el ayer escrito. Y si sabemos que hoy, los ciudadanos del planeta Tierra tienen una deuda total de más de 223 billones de dólares y los bancos de todo el mundo tienen al menos 700 billones de dólares en exposición a derivados, fácil es comprender a quién le tocará al final pagar dicha deuda. Intuyo que no serán Draghi ni Cairuana. La pagarás tú, lector, con dinero o con privaciones. Y, lo que es peor todavía, la pagaré también yo.

¿Qué podemos hacer? Nada. No preocuparse. Todo está controlado. “60.000 aspirantes se han apuntado ya para participar en Gran Hermano 15”.

“Para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada.” Edmund Burke.

Banco de Pagos Internacionales.

Banco de Pagos Internacionales.

Anuncios

Responses

  1. ¡ !
    Por lo visto la intención de voto del PP es de un 30%.
    Esta claro- lo veo personalmente todos los días- que a mucha gente le encanta ser embaucados.
    Un cordial saludo desde la impotencia
    j

  2. Es que es lo más cómodo. Saludos.

  3. Pues habrá que morir matando. No queda otra. 😦

  4. ¡Adelante, viejo león! Te sigo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: