Posteado por: fernando2008 | 12 septiembre 2013

Simón Scarrow. Saga de Marco Licinio Cato.

1

Verano, calor, playa, viajes, chiringuitos. Pero también, buenas lecturas. No lecturas de escritorio, lecturas en las que hay que tomar apuntes, pero sí lecturas de calidad. Este verano me he enfrentado, entre otros libros, a la saga de Marco Licinio Cato. Así, de nueve novelas cortas he sacado una novela de la extensión que a mí me gusta.

Scarrow es un buen novelista aunque sea algo sumario en la creación de caracteres. Para él sólo existe el Bien y el Mal, el héroe y el villano, lo blanco y lo negro. No entiende, o no puede expresar, que el alma humana es en realidad una sinfonía de grises. Y además, sus tramas son bastante previsibles: por muy negra que se ponga la cosa para sus protagonistas, intuimos que al final todo se arreglará, como así ocurre.

Además, y esto es un mérito que deseo resaltar, es uno de los pocos novelista que establece claramente que el centurión manda sobre ochenta hombres. Y que el segundo al mando de la centuria es el “optio”. Y que los decuriones son oficiales de caballería, no de infantería a las órdenes del centurión. En resumen, que ha hecho un buen trabajo previo de documentación, trabajo que no siempre se hace.

En “El águila del imperio” nos encontramos con Marco Licinio Cato, un joven esclavo que ha sido manumitido con la condición de que se aliste en el ejército, y al que el emperador ha prometido el puesto de centurión. Llega a Germania a la II Legión del legado Vespasiano y a la centuria del centurión Macro. Vespasiano se niega a acatar la orden imperial y sólo le nombra “optio” de Macro, uno de los centuriones más veteranos y competentes de la legión. Cato, pese a ser un chico intelectual y endeble, consigue ganarse el respeto de los soldados a sus órdenes y una cierta amistad de Macro. Vespasiano lo ignora olímpicamente.

 2

En “Roma vincit” la II Legión es trasladada a Britania. Luchará contra los indígenas con buenos resultados, hasta que Claudio decide que para consolidar su posición debe alcanzar un triunfo y que en Britania puede conseguirlo. Se pone de manifiesto la  incapacidad del emperador, y la del ejército que lleva consigo, en el que se incluye un cuerpo de elefantes, cuerpo poco operativo y que es masacrado por los britanos. Al final, gracias a la pericia del general Aulo Placio y del legado Vespasiano vencen a los britanos. Esta historia militar se va entrelazando con una intriga del tribuno Vitelio para matar a Claudio, pero la única que resulta muerta es Lavinia una esclava que es el primer amor de Cato.

 3

En “Las garras del águila”, siguen las aventuras de Cato. Esta vez salva a la mujer y a los hijos de Aulo Placio que estaban prisioneros de los druidas britanos en una fortaleza inexpugnable.

 4

En “Los lobos del águila” Cato y Macro son designados para crear y adiestrar una tropa de auxiliares britanos de una tribu amiga. El rey de esa tribu recuperó el trono gracias a Roma, pero es viejo y su sobrino Triconio aspira al trono. Sin embargo, el rey designa a otro sobrino Artax como sucesor. El rey sufre un atentado y sus partidarios matan a Artax creyendo que ha sido él el autor del atentado. Macro y Cato quedan cercados en la capital por los britanos pero al final llegan las fuerzas romanas y desenmascaran a Triconio. Macro se ve obligado a desarmar y disolver la fuerza auxiliar britana, muy a su pesar. La novela termina con un encendido discurso sobre la necesidad del cumplir con el deber, aunque no estemos de acuerdo.

5

Hablando de deber, en “El águila abandona Britania” se pondrá a prueba ese sentido del deber. Tras una lucha desigual, donde se ven obligados a ceder terreno al enemigo, Macro y Cato son castigados a ser diezmados. Macro se salva pero Cato va a morir. El centurión, saltándose ahora el cumplimiento del deber, salva a Cato haciéndole huir y que se refugie en el pantano. Allí Cato es apresado por Caracato, el rey de los britanos. Pero Cato se escapa y avisa a las legiones a pesar de que con esa acción vuelve a estar bajo el peso de la ley romana. Vespasiano llega a tiempo de salvarlos, las cosas se arreglan como por arte de “deus ex machina”  y Cato, Macro y Vespasiano se van de Britania con todos los honores.

 6

En “La profecía del águila” nos encontramos a Macro y Cato en Roma, esperando un destino. La mala suerte hace que el destino sea Rávena, la base naval a cuyo mando está  Vitelio, viejo conocido de Cato desde su conjura contra Claudio. La misión asignada es que acaben con unos piratas y que recuperen los Rollos Délficos, profecías que desvelan toda la historia de Roma. Como trama secundaria, Macro descubre a su madre en una taberna de Rávena con su padrastro, un centurión. Vitelio fracasa contra los piratas y una vez más llega Vespasiano quien vence a los piratas y recupera los rollos. El hijo del jefe de los piratas, Ajax, salva la vida y es vendido como esclavo, lo que nos permitirá encontrarlo a lo largo de la saga.

 7

“El águila del desierto”. Los dos protagonistas van a Judea porque Narciso, jefe de los espías del emperador, sospecha que Longino, gobernador de Siria, quiere forzar un levantamiento judío para conseguir legiones y hacerse con el imperio. Macro y Cato toman el mando de un fuerte y ayudan a Simón Pedro, amigo de Miriam madre de Jesús, a rescatar a José el hijo de Jesús en Petra.

 8

“Centurión”. Longino recibe la noticia de que un príncipe de Palmira se ha rebelado contra el rey su padre. Manda a Cato y Macro que se adelanten y auxilien a los sitiados en la ciudadela. Cuando nuestros protagonistas están resistiendo en dicha ciudadela, y contra todo pronóstico, Longino llega con el ejército y se dispone a dar la batalla a los partos, que son invencibles por su movilidad. Cato consigue anular la movilidad de los “catafractos” partos y gana la batalla. Al mismo tiempo se enamora de Julia, la hija del embajador romano en Palmira.

 9

“Gladiador”. Ajax, el malo malísimo de “La profecía del águila” se ha convertido en gladiador y esclavo en Creta. Se produce un terremoto y el orden romano desaparece en la isla, que se sume en el caos. Cato y sus amigos que estaban enfrente de la costa de la isla cuando el seísmo, naufragan y se hacen cargo de la situación. Cato va a Egipto a pedir ayuda y tras muchas aventuras rescata a Macro y Julia que estaban prisioneros de Ajax. Al mismo tiempo, de propina rescatan a la flota del trigo de Egipto, que estaba siendo retenida por Ajax para conseguir hacer pasar hambre a la plebe de Roma, y provocar desórdenes.

Novelas agradables, ligeras, pero con un trasfondo histórico bien conseguido. Os las recomiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: