Posteado por: fernando2008 | 25 julio 2012

Francia ganó la Eurocopa 2012.

No sólo no me gusta el fútbol sino que lo considero una actividad perniciosa. Es uno de los muchos opios que tiene el pueblo y en la actualidad el más perjudicial. Por eso no he prestado el más mínimo interés a la última Eurocopa. Ni a la última ni a la primera. Sólo me enteraba de nuestras victorias por los aullidos que entraban por mi ventana.

La semana pasada estuve en Cádiz y allí, en la playa de la Victoria aprendí algo sobre fútbol. Compré un cinturón y el vendedor, que no era español, ni siquiera europeo, llevaba puesta la camiseta de nuestra selección, supongo que para atraer más fácilmente a los compradores. Cuando el buen señor luchaba para incrustar la correa en mi oronda anatomía, vi de cerca la camiseta de “la Roja” por primera vez. Y me di cuenta de que algo iba mal.

Me explico. Cuando Felipe de Anjou viene a España y reina con el nombre de Felipe V, su abuelo Luis XIV le exigió que renunciara a su derecho al trono de Francia para él y para sus descendientes (renuncia de la que, por lo visto, no se han enterado cierta rama de los Borbones). Pero no quiso que olvidase de su ascendencia francesa, por lo que Felipe V de España puso en el escusón del escudo español (la pieza central del escudo) las tres flores de lis de los Borbones, pero con la correspondiente brisura, o modificación que se introduce en el escudo de una familia para distinguir las ramas que de ella proceden. En este caso concreto, el escusón de los Anjou son las tres flores de lis sobre fondo azul y una bordura o pieza que rodea el interior del escudo por todos sus lados, en rojo. Si observamos el escusón del escudo de España, veremos como ha cambiado en varios momentos de nuestra historia. En el de José I veremos en él al águila imperial napoleónica. En el de Amadeo I está la cruz de los Saboya.

Pues bien, resulta que en nuestra gloriosa camiseta de la no menos gloriosa selección española, esta bordura brilla por su ausencia. Sólo aparece el azur con las tres lises en oro. Al final, Francia ha ganado la Eurocopa 2012. Pero no una Francia cualquiera, sino la Francia en su apogeo, la Francia de Luis XIV. Los vencedores de Rocroi. ¡Pardiez! ¡Contad los muertos! que diría Íñigo Balboa.

Habéis estado tan obsesionados ideando estrategias de juego que ni siquiera os habéis parado a pensar qué significa el escudo que luce la camiseta. Resulta que el marqués del Bosque no sabe heráldica.

Bueno, ni el marqués ni ninguno de los demás. ¡En qué manos estamos, voto a bríos!

Escudo de los Anjou.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: