Posteado por: fernando2008 | 15 julio 2012

Una lección de gramática.

Cuando un edificio se cae, primero aparece una grieta, luego se desprende una piedra y luego se produce la avalancha. Cuando un estado se cae, ocurre lo mismo. Hoy, no podemos abrir un periódico sin ser asaltados por un nuevo desastre. Recortes brutales sin una finalidad clara (¿Quién puede creer que se recuperará la economía a base de subir los impuestos y bajar los salarios?), escándalos de O.N.G. que desviaban a cuentas privadas las ayudas a niños del tercer mundo, los servicios secretos españoles vendiendo nuestros datos más íntimos al mejor postor, etc.

Esto no tiene arreglo, y reventará muy pronto. Pero, como no tiene arreglo, no hay que preocuparse. Por eso, me limitaré a dar una lección de gramática.

Imaginemos que estoy sentado con un grupo, grupo al que llamaré “Diputados”. Lejos de mí está otro grupo, grupo al que llamaré “Parados”.  Si yo fuese, por ejemplo, Licenciado en Derecho, si hubiese desempeñado el cargo de Gerente de Relaciones Internacionales de Telefónica, y hubiese asistido con interés y aprovechamiento al Programa de Liderazgo en la Gestión Pública, requisitos que, por cierto, cumple la hija diputada de un famoso presidente de diputación, se supondrá que conozco y empleo correctamente la lengua castellana. Pues bien, en correcto castellano, si quiero insultar al grupo que está sentado junto a mí, y al que yo he designado con el nombre de “Diputados”, utilizaré la expresión: “Que os jodan”. Que os jodan a vosotros, segunda persona del plural. Si por ventura quisiese insultar al otro grupo, que no está en la habitación en la que estoy yo y que he designado con el nombre de “Parados”, utilizaré la expresión: “Que se jodan”. Que se jodan ellos, los que están fuera, los que están más alejados tanto en lo físico como en mi consideración mental y moral.

Todas las demás justificaciones son, a mi juicio, mentiras interesadas, intentos de desviar la atención de esta ocasión única en la que, por primera vez en la historia parlamentaria española hemos visto como una representante del pueblo español dice lo que realmente piensa. Una verdad que sale de lo más profundo, no de su alma porque no la tiene, sino de lo más profundo de sus genes.

Los diputados del P.S.O.E. montaban bronca, es verdad. Es vergonzoso como los representantes de la soberanía nacional se comportan en el hemiciclo. No espero nada ni de unos ni de otros. Sólo espero que este edificio carcomido que es el estado español se hunda cuanto antes, porque no tiene remedio.

Aunque nos arrastre en su caída, al menos se creará el solar sobre el que edificar un futuro. Pero para que el futuro merezca la pena, el solar debe quedar limpio. Completamente limpio.

Anuncios

Responses

  1. Tienes toda la razón. Aunque nos arrastre en la caída -que nos arrastrará a todos, queramos o no- levantaremos un nuevo Estado en el que merecerá la pena vivir.- No como ahora que me da vergüenza ser español.

  2. Costará mucha sangre, mucho sudor y muchas lágrimas, Jomer. Pero limpiaremos todo.

  3. “Una verdad que sale de lo más profundo, no de su alma porque no la tiene, sino de lo más profundo de sus genes.”

    Triste, pero certero.

  4. Edgar ¿dónde andas? Apareces y desapareces. ¿Qué tal van las cosas por Méjico?
    Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: