Posteado por: fernando2008 | 4 junio 2012

La verdad de Bankia.

– Hay una cosa que me extraña, fray Guillermo…

– ¡Magnífico, Adso! La extrañeza es el comienzo de la sabiduría.

– ¿No me preguntas qué es lo que me extraña?

– ¿Para qué? Lo voy a saber en un momento.

– Que no me hayas asombrado con alguna idea original de las tuyas sobre Bankia. Te has obsesionado con lo del trabajo de los jubilados y te has olvidado de este problema.

– ¿Obsesionado? ¿Sabías que desde 2008 España ha perdido a 217.000 jóvenes que han emigrado a Suiza, Alemania e Inglaterra porque aquí no encuentran empleo? ¿Sabías que alguno de mis mejores alumnos están trabajando en centros de investigación punteros en París o en Edimburgo?

– Muy triste, muy lamentable. Pero hablemos de Bankia. Por ejemplo ¿qué te parece la figura de don Rodrigo Rato?.

– Pues que es un consolidador.

– Maestro, esa palabra no figura en el diccionario.

– No me extraña. ¡Acabo de inventármela!.

– ¿Y qué significa?

– Pues que el señor Rato está en los cargos para consolidar sus pensiones. Consolidó la pensión de vicepresidente del gobierno, estuvo en el Fondo Monetario Internacional el tiempo necesario para consolidar la pensión que paga dicho organismo, y luego pasó a Bankia de donde, si Dios no lo remedia, se llevará también un buen pellizco.

– No te cae bien.

– Vamos a ver, Adso. Razonemos. En circunstancias normales ¿qué pensarías tú de un señor que cambia tres veces de trabajo en ocho años?

– Que es un inútil.

– Pues aplica el cuento. Hay que desmitificar, desmitificar a tope las grandes palabras con las que nos engañan todos los días, como rescate de la banca, ajustes, crisis y, sobre todo, macroeconomía.

– Hombre, fray Guillermo. Todas esas palabras definen conceptos muy serios.

– No tan serio. Por ejemplo, analicemos todas esas palabras aplicadas a Bankia.

– El problema es que no tenemos datos. Y el gobierno se niega a crear una comisión de investigación.

– Nosotros no la necesitamos. Para eso están mis pequeñas células grises.

– ¿Tienes información reservada sobre Bankia?

– Tengo una información pública y además facilitada por el protagonista: la carta que ha enviado Rato a los consejeros de Caja Madrid, de la que aún es presidente. Es una carta que nadie ha desmentido, por lo que tiene que ser auténtica. Aquí te la pongo, por si quieres leerla.

– ¿Y qué dice la carta?

– Pues divide los 22.000 millones de euros en tres grandes apartados: A) Provisión de los créditos fiscales.

– Un momento, un momento ¿qué son esos créditos fiscales?

– Por decirlo llanamente, es como la persona que piensa que va a tener que pagar en su declaración de la renta y guarda dinero por si las deducciones no suman lo suficiente para hacer que su declaración sea negativa. Es una previsión de los impuestos que tendrá que pagar. Para ese apartado hay separados 3.000 millones de euros.

– ¿Tres mil millones de euros para pagar posibles impuestos? ¿Y tiene Bankia que proveerlos en este año precisamente?

– No. El plazo legal de compensación es de dieciocho años.

– ¡Increíble! ¡Para pagar posibles impuestos futuros, que puedo hacerlo en dieciocho años, aparto 3.000 millones de euros ahora mismo!

– En realidad no los aparta. Pide que el dinero de todos se los adelante.

– ¡Pero si no los ha pagado!

– Es igual. Sigamos. El apartado B) trata sobre la provisión de la cartera participada.

– Como si me hablases en chino.

– Ya. Porque no te has molestado en investigar. Prefieres que todo te lo den hecho. Yo he comprendido este concepto leyendo simplemente lo que dice el señor Rato en ese documento. Te lo copio: El plan de recapitalización valora la cartera de participadas bajo la hipótesis de que en el futuro tenga que venderse la misma y, dado que esa hipotética venta se realizarla a valor en le mercado, adelanta su contabilización a valor de mercado para que esas posibles futuras pérdidas por la venta ya estén dotadas”.

– O sea, que si se venden las acciones de Bankia en el futuro, se pide ahora dinero para que no se sufran pérdidas. ¿Dónde está el famoso libre mercado con el que se le llenan tanto la boca a nuestros banqueros?.

– En el país de los unicornios, Adso. El libre mercado y los unicornios son conceptos sobre los que se han escrito muchos libros, pero que en realidad no existen.

– Tienes toda la razón. Y para compensar estas futuras e hipotéticas pérdidas ¿cuánto tenemos que poner ahora los españolitos?

– Sólo 4.000 millones de euros.

– 7.000 millones al saco. ¿Hay más?.

– Claro que hay más. Mucho más. Veamos el apartado C) para provisionar la cartera de créditos en inmuebles, que está dividido en cuatro apartados. El 1º es de “7.000  millones  de  euros  que  tienen  su  origen  en  las provisiones adicionales exigidas por los dos Reales Decretos Ley del Sector Financiero del año 2012,  esto es,  las  disposiciones  que exigen un incremento de las provisiones de los créditos inmobiliarios  y de los activos inmobiliarios adjudicados”.

– Pero esto es…

– Lo que se llama tirar con la pólvora del rey, aunque esta frase no sea hoy muy afortunada. Como el estado exige a los bancos que tengan reservas, Bankia pide a los españoles que le den dinero para tener esa reserva. No vaya a ser que pierdan dinero.

– No sé si echarme a reír o echarme a llorar. Tienes razón. Desmenuzando así las cuentas de la gran banca, la macroeconomía parece un chiste. O mejor, el timo de la estampita. ¡Y lo dicen tan serios cuando salen por televisión! Ya llevamos 14.000 millones previendo, proveyendo, anticipando, y poniendo el parche antes que la herida por si acaso.

– Pasemos al apartado 2º Para mayores provisiones inmobiliarias (disminuir  aún mas el valor  de  los inmuebles adjudicados para que su posible venta futura si causa alguna pérdida ya esté la misma provisionada,  así como los créditos dados a las sociedades inmobiliarias  del grupo)”

– O sea, que si no pagas tu hipoteca Bankia se queda con el piso y tú sigues teniendo la deuda. Pero como se prevé que los pisos de los desahuciados bajarán de valor al haber muchas familias en la calle, nuestros magnánimos banqueros nos piden que les demos para remediar esto…

– 3.000 millones de euros de nada.

– Calderilla, vamos. Llevamos puestos ya 17.000 millones de euros. Y aún queda el último apartado que evidentemente supondrá…

– La bonita suma de 5.000 millones. Esa suma es para el apartado 3º. 2.000 millones para “provisión adicional para hipotecas de particulares, esto es, para cubrir las posibles pérdidas futuras que se puedan ocasionar por impagos de préstamos hipotecarios  dados  a  particulares”.

– Esto está repetido.

– No Adso. Está remachado. Como el apartado 4º3.000 millones adicionales  de provisiones para cubrir posibles pérdidas por impagos de préstamos dados a empresas.

– Fray Guillermo ¿estás seguro que las cuentas de Bankia son así?. Por favor, no te enfades por la pregunta.

– No me enfada la pregunta Adso. La comprendo perfectamente. Es todo tan asqueroso, tan egoísta, tan…

– Indignante.

– Efectivamente, esa era la palabra que estaba buscando. Nosotros tenemos ahora que renunciar a nuestros derechos en educación y sanidad, porque a lo mejor dentro de dieciocho años Bankia puede tener algún problema para pagar sus impuestos. Y como las viviendas que quitan a sus legítimos propietarios pueden devaluarse, el españolito de a pie deberá entregar dicha vivienda y pagar la diferencia de precio que producirá el aumento de los desahucios .

– La verdad, todo esto no me cabe en la cabeza. ¿Es que no hay justicia en la tierra?

– En la tierra sí, Adso. Pero en la tierra de Málaga, en los hoteles de Marbella. Allí es donde está la justicia.

– Ya sabemos lo que dice el gobierno con su presidente al frente: que no se va a dejar caer ningún banco. Y que a Bankia se le va a dar todo ese dinero. Pero ¿qué dice Rato?

– Según lo que yo sé, esas frases en cursiva han sido escritas por el propio Rato y nadie lo ha desmentido. Pero si no quieres leer toda la carta te copio este párrafo también literal, incluyendo las mayúsculas: “EN  RESUMEN,  ESTE  PLAN  DE  CAPITALIZACION  ES  MAGNIFICO  PARA  BANKIA  Y PARA SU NUEVO  EQUIPO GESTOR,  PUES LO QUE HACE ES PROVISIONAR O DOTAR LAS  POSIBLES   PERDIDAS   FUTURAS  DERIVADAS  DE  UNAS  INVERSIONES INMOBILIARIAS EXCESIVAS REALIZADAS EN EL PASADO”. Y continúa: “El plan de recapitalización va a dejar al grupo en una magnifica situación financiera, pues es una inyección brutal de fondos  para  que la sociedad  incremente sus provisiones de forma notable,  pero  desgraciadamente ello  se hace  a costa  de fondos  públicos (2%  del PIB)  y causando  un grave perjuicio a los actuales accionistas  de Bankia, pues el efecto dilutivo va a provocar una enorme  caída en la cotización de la acción”.

– Pero entonces no existe tal agujero en Bankia.

– Cedo la palabra a Rato: “En efecto, se trata de provisiones contables y no de pérdidas reales ya producidas, con salida de caja alguna, son provisiones por posibles pérdidas futuras”. No hay agujero. Es sencillamente que un banquero puede inventar mil artificios contables y mil bonos basura para robar el dinero a la gente de mil maneras. Pero cuando invierte un euro de su bolsillo exige que haya cien euros del dinero público garantizando su inversión. Esa es la opinión más favorable que se me ocurre.

– Caramba ¡cómo será la desfavorable!

– Pues que no se trata sólo de llenarse los bolsillos, que también. Se trata de acabar con lo público al mismo tiempo. Que la gente pague por la sanidad y la educación.

– Fray Guillermo, me descubro ante ti. ¿Quién iba a imaginar que se pudiesen sacar tantas conclusiones de la aburrida y técnica carta de un banquero?.

– Hay más cosas entre el cielo y la tierra, Adso, que las que se pueden oír en las ruedas de prensa de Mourinho.

P.D. Un día después de escribir esta entrada leo estas dos noticias que van juntas en un periódico y que revelan perfectamente la calaña de nuestra casta político-económica. Se plantea pagar a Rodrigo Rato 1.200.000 € porque no haga nada. Y a los 20.000 inversores de Bankia se les dice que ya cobrarán con depósitos a 3 años. Sólo se me ocurre un comentario: ¡A las armas ciudadanos!

Anuncios

Responses

  1. Me hace gracia que a los profesores de Filosofía nos digan que no hablamos más que de entelequias y que nuestra asignatura no sirve para nada. En cuanto a lo segundo, nuestro valore estriba en que no servimos a nadie y que el pensar es, de por sí, un fin en sí mismo. Pero, además, el pensar transforma al individuo y su entorno y eso también tiene un valor incalculable: clara distinción entre poíesis y praxis que hemos perdido. En cuanto a lo primero, de ahora en adelante, remitiré al personal a la cartita de Rato. Eso sí que es una entelequia.

  2. Y de paso les dices que a Rato la entelequia bien le ha servido para aumentar su cuenta corriente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: