Posteado por: fernando2008 | 23 diciembre 2011

Patrick Rothfuss. El nombre del viento. El temor de un hombre sabio.

Por doquiera busqué la paz sin hallarla más que en un rincón y con un libro.
Tomás de Kempis.

Corren malos tiempos. Los caminos están llenos de bandidos, el rey está convocando a sus soldados, y extrañas arañas gigantes, con garras afiladas como cuchillas, atacan a los campesinos.

En Abatida, un lugar fuera del mapa, se encuentra la posada “Roca de Guía”. Su dueño es un hombre muy joven, con un llameante cabello rojo. Además, en la posada se aloja el “Cronista” un escribano al que el posadero, que casi todos llaman Kvothe, le está contando su historia. Y un amigo, Bast, que oculta un misterio.

Estos relatos se desarrollan durante dos días. El primer día comprende los relatos de “El nombre del viento” y el segundo los relatos de “El temor de un hombre sabio”.

La historia, en realidad, se puede y se debe contar seguida. Kvothe es un niño feliz, nacido en el seno de una familia “edena ruh”, tribu nómada que van en carromatos cantando y bailando. Su felicidad se ve truncada cuando un grupo de malignos seres sobrenaturales matan a sus padres. Tras un durísimo tiempo de vagar por la ciudad, defendiéndose de todos y de todo, consigue entrar en la Universidad. Su inteligencia y simpatía le permiten abrirse camino en ese nuevo lugar y hacer amigos. También hará enemigos: Ambrose, un engreído noble le perseguirá desde entonces, con una dedicación digna de mejor causa. Ambrose conseguirá hacer que lo azoten. Su nula reserva de dinero hará que tenga que trabajar en la Clínica de la Universidad y en la Fábrica, inventando aparatos muy ingeniosos, mezcla de magia y mecánica, como la lámpara para marineros, o el genial “Sin sangre” que detiene las flechas. Todos estos problemas en vez de amilanarlo le servirán de acicate. Kvothe se convertirá en un estudiante excepcional, aguijoneado siempre por su afán de saber, y un músico genial que toca su laúd en una posada para conseguir un sobresueldo. Sus pocos ratos libres los dedica a vagar con Auri, una niña, por algo que llama la “Subrealidad”.

Así va pasando la vida de Kvothe hasta que conoce a Denna, la muchacha de la que se enamora. Denna es en sí misma una figura que merecería una novela entera para ella sola. Hermosa, desenvuelta, siempre del brazo de un hombre distinto, generalmente nobles y ricos, aparece y desaparece de la vida de Kvothe. No pide nada; no promete nada. Sólo quiere salvaguardar su libertad y la vida privada de su mecenas. Pero, de vez en cuando, en su hermosa piel aparecen cardenales y Kvothe sospecha que el mecenas de Denna tiene algo que ver, sospechas que Denna se niega a confirmar.

Cuando los enfrentamientos entre Kvothe y Ambrose llegan a su punto álgido, sus amigos le aconsejan que se vaya a buscar un buen mecenas. Uno de los amigos entrega a Kvothe una carta de presentación para el “maer” Alveron. Éste es un noble tan rico y poderoso como un rey. Kvothe llega a su corte y se da cuenta de que el “maer” está siendo envenenado. Kvothe lo salva y desenmascara al envenenador, lo que le permite escalar puestos en esa corte. Su estrella ascendente hace que el “maer” le encargue acabar con unos bandidos que están dificultando el cobro de los tributos en una región remota del país. Kvothe se pone a la cabeza de un grupo de mercenarios y, ni que decir tiene, cumple magníficamente la misión, al mismo tiempo que se va dando cuenta de que de su interior van aflorando una serie de poderes. La vuelta del vencedor no será fácil: cae en la redes de Felurian, una ninfa que lo retiene como Circe retuvo a Ulises. Cuando consigue reunirse con sus compañeros, uno de ellos, un mercenario adem, comienza a enseñarle el “Lethani” doctrina que une la filosofía con las artes marciales. Descubierto por sus compañeros y dado que el “Lethani” no puede ser enseñado a los “bárbaros”, el mercenario vuelve a su país para enfrentarse a una especie de consejo de guerra. Kvothe no está dispuesto a quedarse de brazos cruzados y acompaña a su amigo para defenderle y de paso para aprender esa filosofía y las técnicas de lucha. Tras una larga temporada en Haert, el país de los adem, Kvothe, que ha aprendido todo lo que tenía que aprender, vuelve junto al “maer” Alveron. Alveron mientras tanto se ha casado y su esposa profesa un odio feroz a los “edena ruh”. Me malicio que este odio dará mucho juego en la siguiente novela. Cuando Kvothe confiesa que pertenece a esa raza, la mujer no parará hasta que el “maer” prescinda de los servicios de Kvothe y éste vuelve a la Universidad.

Fantasía. Increíble fantasía. Hay novelistas que consiguen crear un mundo. Pero Patrick Rothfuss crea varios en esta saga. Y no sólo lugares. Estructura social, creencias, ciencias, canciones, e historias. Muchas historias. La saga actúa con el esquema de “Las mil y una noches”. Historias dentro de otras historias y a cual más fantásticas y maravillosas.

No voy a interrumpir las ocupaciones de Adso para hablar con él. Sin embargo, hay mucha gente que me pregunta el porqué de mi actual afición por la literatura juvenil y debo contestar. Manifiesto que no es por derrotismo. Seguí el debate de investidura desde el principio hasta el final; sigo la actuaciones del nuevo gobierno muy atentamente. Pero en mis lecturas, he vuelto a mi adolescencia. Así sigo el consejo de Kempis.

¿Por qué?.

¿Por qué no?.

Anuncios

Responses

  1. La literatura juvenil tiene muchas joyas. Pero no habia escuchado de este autor, la verdad. Me lo apunto para año nuevo. Saludos, Fernando.

  2. Apúntalo, Edgar. Es un autor muy interesante. Tiene una gran imaginación y se lee muy bien.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: