Posteado por: fernando2008 | 18 octubre 2011

Las cuatro nobles verdades de la política española actual.

– Laudetur Jesus Christus, fray Guillermo.

– Caramba Adso, ¡me has asustado!.

– ¿Tan terrorífico te parezco, maestro?.

– Más que terrorífico, me parece que has tenido días mejores.

– Desde luego que sí. Vivo sin vivir en mí.

– ¿Dificultades con tu nuevo cargo?

– No es mi cargo lo que me preocupa, sino los cargos de los demás. No encuentro ningún cargo en el que poner los ojos que no me dé tufo de corrupción. Todo está podrido y no hallo consuelo.

– ¿Has probado con la lectura de Boecio? Quizás así…

– Por favor, fray Guillermo ¡déjate de chistes! Tú sabes mejor que yo cómo está la política española actual. El P.S.O.E. se hunde en su propia corrupción e ineficacia.

– Pero nosotros somos extremeños, y en Extremadura gobierna el P.P.

– ¡Lo mismo da! El P.P. extremeño no ha tardado ni los cien días de gracia en demostrar su auténtico rostro. No ha hecho nada más que colocar a sus parientes.

– Más que rostro, yo lo llamaría jeta, Adso. Pero en realidad ¿qué quieres de mí?

– Que me des algunas ideas, algunas verdades sobre las que pueda fundar algo de optimismo en el futuro.

– Me halaga la fe inquebrantable que tienes en mí, pero este encargo pone a prueba toda la supuesta sabiduría que crees que tengo. En fin, intentémoslo. ¿Por dónde comenzamos?

– Por la corrupción, egoísmo e incapacidad de los dos partidos que hoy por hoy pueden gobernar España.

– “Todo es dolor”. Esa sería la primera verdad. ¿De acuerdo?

– De acuerdo.

– Pasemos ahora al origen de este dolor. ¿Por qué crees tú que se produce?

– Porque los dos partidos, con tal de conseguir el poder están dispuestos a cualquier cosa. Se arrastran ante los mercados, se arrodillan ante Estados Unidos y su escudo de misiles, pactan con E.T.A…

– Vale, vale. He comprendido. Quieres decir que “el deseo es el origen del dolor”.

– Lo expresas de una manera un tanto rara y esas comillas me mosquean un poco, pero así es.

– No te preocupes por las comillas y la forma de expresarme. Son recursos retóricos que luego explicaré. Lo importante es la idea. Sigamos. ¿Cuál sería entonces la solución?

– Que los dos partidos no buscasen el poder a cualquier precio.

– “La liberación del dolor consistirá pues, en la extinción del deseo”.

– ¡Y dale con las comillas! Me sigues mosqueando.

– Tú eres el que ha venido a la soledad de mi claustro a pedir ayuda. Déjame que te la preste a mi manera.

– Pues dámela de una vez.

– Esta es la cuarta verdad. La forma mediante la cual se consigue el objetivo que buscas se llama “el camino del medio”.

– Sigues usando frases bastante raras.

– Se llama “camino del medio” o camino intermedio, porque quieres estar en ese punto imaginario que muchos políticos ansían ocupar: el centro. También se llama “camino de los ocho miembros” porque son ocho las cualidades que hay que tener para recorrerlo.

– Perdóname, fray Guillermo pero esto más que un consejo sobre política actual, parece un curso de taxonomías.

– A su debido tiempo se abrirán las nubes y verás la Verdad. Comencemos. El primer apartado es la “visión correcta”. Cuando una persona se afilia a un partido político, parece que le ponen unas anteojeras.

– ¿Como a las mulas?

– Exactamente igual. Esas anteojeras hacen que juzgue todo lo que hace su partido, sea lo que sea, como maravilloso. Y lo que hace el partido rival como perverso.

– Vale, ya tenemos uno.

– El segundo apartado se llama “pensamiento correcto”. Por ejemplo no se puede pensar que el señor Camps es culpable de toda culpa antes del juicio y el señor Blanco es inocente como su apellido, por mucho que se haya manchado con la grasa de las gasolineras. Toda persona es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad. Todas las personas son iguales ante la ley, sean del partido que sean.

El tercero se denomina “palabra correcta”. Leyendo las reacciones que se han producido ante un mismo comunicado, el de la conferencia internacional de San Sebastián, he llegado a pensar si se habían emitidos múltiples comunicados, distintos todos. Y es que, nuestros políticos, entienden lo que quieren entender. Una estadística del paro, un comunicado de Bruselas tendrán tantas interpretaciones como el número de políticos que los glosen. Para unos, será un dato catastrófico; para otros, el comienzo de los brotes verdes. Para unos, Bruselas ordena y nosotros nos arrastramos. Para otros el comunicado es un reconocimiento a la labor bien hecha.

– Eso se llama en español “arrimar el ascua a su sardina”.

– Y lo hacen sin el más mínimo pudor, faltando al respeto a los votantes. Pero de eso hablaremos luego. El cuarto es la “actividad correcta”. A mí no me consuela el hecho de que cuando un político coloque a un familiar se defienda diciendo que los del partido rival también lo han hecho. ¡No lo tienen que hacer ninguno de los dos! Luego protestan cuando los ciudadanos de a pie pensamos que todos los políticos son iguales.

– Y lo son. Todos van a enriquecerse.

– Si no todos, porque hay honrosas excepciones, sí la gran mayoría. Y por eso tenemos el quinto apartado: “Medios de vida correctos”. El derroche, el despilfarro y la prepotencia son las señas de identidad de la política española. Dicen algunos políticos que ganarían más en la empresa privada. Que prueben. Si gestionasen una empresa privada como gestionan la cosa pública, estarían en la calle con una patada en el trasero. Estos políticos que hablan de relacionar salario y productividad, deberían aplicarse esa misma medicina. Si pagásemos a los políticos en función de la tasa de paro o del crecimiento del P.I.B., veríamos a muchos mendigando por las esquinas. Un sueldo digno, sí. Pero nunca será digno el sueldo que el mismo interesado se fija.

Y hablando de sueldos, pasemos al siguiente apartado. “Esfuerzo correcto”. Algunos políticos deben tener tarjetas de visita de tamaño folio. Hace poco leí la noticia de un Hércules de la política que juntaba ¡trece cargos! ¡Por eso hay tanto paro! Ninguna persona puede desempeñar trece cargos bien. Pero, por lo visto, puede cobrar bien trece sueldos. Y luego, miran a los pensionistas, a los sanitarios, a los maestros, a los enfermos, a los funcionarios y les dicen, con todo el cinismo del mundo, que hay que apretarse el cinturón. Todo el mundo debe hacerlo pero ellos, por alguna gracia especial, están exentos.

– Eso es egoísmo, insolidaridad, tomadura de pelo.

– Por eso, Adso, está el séptimo punto: “Atención correcta”. Los políticos son servidores de los ciudadanos, no sus amos. Nosotros los hemos puesto donde están y pagamos sus sueldos. No pueden faltarnos constantemente al respeto, pensando que todos somos tontos y que cualquier cosa que digan nos la vamos a tragar. Sobre todo, cuando dicen una cosa hoy, como si fuese un mandato divino, y al día siguiente, porque les conviene, dicen lo contrario.

– Como lo de la limitación de la velocidad.

– O como la reforma de la Constitución, algo dificilísimo hace un año y que hoy se ha solucionado en un fin de semana, debido a las órdenes del capital. Pero terminemos. El octavo punto es “Concentración correcta”. Los políticos deberán concentrarse en las cosas realmente importantes y dejar para tiempos mejores las accesorias. No se pueden mantener “embajadas” en Europa cuando se están cerrando hospitales. No se pueden doblar películas en catalán cuando se están echando maestros a la calle. No se puede subvencionar empresas privadas con capital extremeño para que esas empresas luego se vendan al mejor postor.

– ¡Qué bárbaro, maestro! Te ha salido un programa político redondo. ¡Qué listo eres! ¿Por qué te ríes? ¡Tonto de mí! ¡Lo has plagiado! ¡Por eso eran las comillas y los enunciados raros. Dime picarón ¿a qué Padre de la Iglesia o eximio político has fusilado?

– A ningún político y menos a un Padre de la Iglesia. Este programa nació hace dos mil quinientos años en la India.

– ¿En la India? ¿Antes de Cristo? Entonces…

– Sí. Son las “Cuatro nobles verdades” y los ocho presupuestos del “Sendero del medio” de Buda.

– ¡Vade retro! Pero ¿tú no sabes, fray Guillermo que fuera de la Iglesia no hay salvación? ¿Cómo te atreves a difundir las ideas de ese pagano?

– Las anteojeras, Adso, las anteojeras. Lo he propuesto porque hace dos mil quinientos años una persona tuvo una serie de ideas que nos vienen como anillo al dedo para solucionar los problemas de la España actual.

– ¡Pero no es cristiano!

– Pues mira, si quieres una opinión cristiana, muy cristiana, nada menos que del beato Tomás de Kempis te la voy a dar: “Por doquiera busqué la paz sin hallarla más que en un rincón y con un libro”. Así que, te lo ruego, déjame en paz.

Anuncios

Responses

  1. Redondo, como siempre, Maestro. Lo malo de esas verdades es que pocas personas las asimilan y llevan puestas las perores anteojeras que pueden haber. Las de la ignorancia, las de la auténtica estupidez, las de la falta de criterio, las de la falta de memoria, etc.

    Eso nos acerca cada vez más a nuestro estado primigenio. “la ameba”. 😉

  2. No lo sabes tú bien, Jomer. Yo no he asimilado la última verdad que me dijiste sobre el iPhoto. No me modificado la biblioteca ¡La he borrado! Pero no ha pasado nada y pasado mañana comenzaré con los albumes y eventos. ¡Todos somos pecadores!

  3. Magnífica entrada.
    Por cierto Buda, está en el santoral católico, “de tapadillo”, bajo el nombre de San Josafat. Se celebra el 27 de Noviembre.

  4. Lo sé. Es que la Iglesia lo cristianiza todo. Yo dije en cierta ocasión que la romería de la Virgen de un pueblo de Cáceres se celebraba ya 500 años antes de Cristo. Pero mi opinión no fue bien aceptada.

  5. ¡¡¡Es que … decirlo así en la romería…!!!
    Es lo que se llama echarle h….s
    Bastante es que saliera ileso
    Un abrazo

  6. Ileso sí. Pero casi excomulgado. Claro que eso no me preocupa excesivamente. No lo dije en la romería. Lo dije en una clase de Historia y fui contestado desde el púlpito en la misa mayor del domingo siguiente.
    Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: