Posteado por: fernando2008 | 10 julio 2011

Filípicas 2. El P.S.O.E. Pero, ¿por qué?.

MUNDO: Di qué papel hiciste, tú que agora

el primero a mis manos ha venido.

REY: ¿Pues el Mundo quién fui tan presto ignora?

MUNDO. El Mundo lo que fue pone en olvido.

CALDERÓN DE LA BARCA. El gran teatro de mundo.

No voy a entonar el maleducado mantra que se escucha en nuestras plazas proclamando la identidad P.S.O.E y P.P. La verdad es que no son iguales, aunque mucha gente los perciba idénticos. Tan idénticos que muchos de los puntos que he descrito en la entrada anterior como propios del P.P. podrían aplicarse al P.S.O.E. sin variar una coma. La impermeabilidad a las opiniones de los ciudadanos, su tolerancia con la corrupción, su despotismo. Ilustrado, pero despotismo. Es más fácil que una maroma entre por el ojo de una aguja que una idea de las bases llegue a la Ejecutiva Federal. Y cuando aparecen nuevas ideas, es la señal de que algo o alguien está oliendo a chamusquina. Como ahora. Con la operación Rubalcaba, las ideas de la base aparecen en la cúspide. Incluso las referidas al impuesto del patrimonio. ¡Extremadura vuelve a estar a la vanguardia de la renovación política! ¡Qué maravilla! Sólo hay un dato preocupante: si Rubalcaba sabe exactamente cómo acabar con el paro ¿por qué no ha aplicado todavía esta solución, con la cantidad de años que lleva el en gobierno? ¿Será que quiere patentar la idea y así poder usarla él únicamente?. Alfredo, por favor, vuelve a nosotros esos tus ojos, misericordiosos.

Siempre tuve simpatía al P.S.O.E., aunque sólo fuera por la indignación que me producían las campañas de desprestigio a las que constantemente le sometía el P.P. Conozco y aprecio a muchos militantes socialistas. Pero ese aprecio no me impide ver la realidad.

Es cierto que la crisis es mundial. Es cierto que los estados, incluso la propia Unión Europea, son débiles enemigos frente a lo que hoy se llama “los mercados” y que en mi época, con mucho más rigor conceptual, se llamaba “el capital”. Pero echo de menos una solución específica de izquierdas ante la crisis. Todos los gobiernos, sean del color que sean, parecen haberse puesto de acuerdo en aplicar la misma fórmula ante la crisis: paga y calla. Salvo la valiente excepción de Islandia.

Tampoco aprecio demasiada diferencia en cómo los dos grandes partidos nacionales han resuelto el tema de la sucesión. A mi juicio, tan antidemocrático es que el dedazo señale al sucesor, como que ese mismo dedazo descabalgue a la única candidata que tenía alguna posibilidad en la carrera sucesoria. De los otros candidatos que se presentaron para dirigir el P.S.O.E., nunca volvimos a saber nada.

Sería demasiado largo y aburrido señalar aquí todas las decepciones que el P.S.O.E. ha provocado este año. Por eso, prefiero centrarme en analizar el relevo del poder en Extremadura.

Hace mucho tiempo, leí una novela cuyo protagonista necesitaba mostrar, en una sociedad feudal, la importancia de su persona. Para ello, entraba en el salón principal del castillo y, sin mirar a su alrededor, se desabrochaba la capa y se sentaba. Presumía que, detrás de él, ya habría alguien que se encargaría de recogerle la capa y acercarle una silla.

Bien. Pues en la noche electoral extremeña sentí la misma sensación que al leer esta escena. ¡Todo el mundo daba por sentado que Izquierda Unida iba a ser, una vez más, la criada fiel del P.S.O.E.! Incluso el candidato socialista insinuó el monto total del salario que estaba dispuesto a pagar por sus servicios. Cuando la criada salió respondona, se organizó la tragedia, tragedia genialmente plasmada por Vergara en el chiste que encabeza esta entrada.

Como he dicho anteriormente, las “Filípicas” se compondrán de tres entradas, reservándome la última para Izquierda Unida. En ésta, me centraré en analizar algunos de los argumentos usados por el P.S.O.E para condenar lo que ellos llaman “la traición a la izquierda”.

La primera benévola idea fue la del tongo. Avisados tertulianos y escépticos “trolls” (este acontecimiento ha hecho las delicias de todos los “trolls” que pululan por Internet) proclamaban con suficiencia que todo estaba ya pactado, y que Izquierda Unida simplemente jugaba a hacer subir el precio de su colaboración. ¡El humo de los mercados había penetrado en la Casa de la Izquierda! Pero, a medida que pasaban los días y las bases de I.U. manifestaban de forma inequívoca su deseo, las sonrisas de suficiencia desaparecían. Y se pasaba a otra fase.

Renuncio de antemano a explicar el significado de la palabra “abstención”. Sé que todavía quedan personas en Extremadura, de fuertes convicciones e inasequibles al desaliento que se niegan a comprender el significado de dicha palabra. Por eso, paso a analizar otros argumentos.

La unidad de la izquierda es, junto con el respeto a la lista más votada, alguna de las falacias usadas en este momento. Respetar la primacía de la lista más votada se debe decidir antes de las elecciones. No cuando los resultados están ya encima de la mesa. Considero repugnante que un partido pida, muy cargado de razón,  respeto por la lista más votada, sólo en aquellos lugares donde ha conseguido ser esa lista. Y donde no lo ha conseguido no tiene la más mínima vergüenza en pactar mayorías, no precisamente de progreso, en las que caben todos los colores del arco iris. Es indignante que los partidos, todos, consideren idiotas a sus votantes. Y no lo somos.

A la unidad de la izquierda, exigida a voces y con indignación se puede responder no menos indignados: ¿Qué izquierda? ¿Un partido por llamarse “Socialista” y “Obrero” es ya inexorablemente de izquierdas? ¿Fue el Partido Obrero Nacionalsocialista Alemán de izquierdas? Creo, a lo mejor me equivoco, que un partido de izquierdas es aquél que hace políticas de izquierdas. Aunque luego se llame andana.

Las acusaciones iban creciendo en acritud y mala baba. Se llega a reprochar a I.U. votar con las vísceras, guiados por el rencor. Curioso. Un partido que gobernó treinta años con los testículos, reprocha ahora a las bases de otro partido que vote con las vísceras. Sólo faltó exigir a las bases de Izquierda Unida que actuasen con caridad cristiana y pusiesen la otra mejilla. Siempre he pensado que donde hay justicia sobra la caridad. Y que es profundamente hipócrita que un partido, que ha pisoteado, ridiculizado y perseguido a I.U. en sus horas de triunfo, en la hora de su derrota, derrota a manos de los extremeños, no de I.U., sonría y solicite que nos agrupemos todos en la lucha final. Y estoy seguro que algunos socialistas se creen este argumento, lo cual demuestra lo lejos que están de la realidad.

Pero el argumento estrella, el más profundamente de izquierdas, es que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. El miedo al cambio, el temor al futuro es un argumento muy de revolucionarios. Si le hubiésemos hecho caso, todavía estaríamos en el Valle de los Caídos cantando el “Cara al sol”. Este argumento se puede complementar con el miedo a la derecha que viene. ¿Cómo va a venir la derecha si ya está aquí? Lleva treinta años gobernándonos. Este argumento sólo merecen una contestación: ¡Milana bonita!

A medida que los tres cerditos contestaban la pregunta del lobo, se producían todo tipo de reacciones, menos una: la de autocrítica. Sólo algún dirigente aislado proclamaba en tono dubitativo: “Algo malo hemos debido hacer”. En algún lugar perdido de la geografía extremeña, algún socialista ha hecho algo mal. Esa mala acción, ni muy importante ni muy conocida, ha provocado la debacle electoral. ¡Cosas del destino! ¡Ahora que estábamos comenzando al regenerar el P.S.O.E. Izquierda Unida lo ha impedido! Pues muy bien. A la velocidad que iba esa regeneración, sencillamente me da igual. Porque cuando se hubiese completado, el sol ya se habrá enfriado, y  no quedará nadie para disfrutarla.

A medida que se acercaba el día de la votación, la indignación crecía. Llegó un momento en que los lectores poco informados podía llegar a pensar que los tres diputados de I.U. se habían pasado al P.P. con armas y bagajes, cuando todos sabemos en Extremadura que la realidad siempre ha sido al revés. El P.C.E. primero e I.U. después han sido siempre la cantera donde el P.S.O.E. ha encontrado cuadros perfectamente formados que se han pasado a las filas socialistas aspirando a ampliar sus horizontes personales.

“Algo hemos debido de hacer mal” Las acusaciones de corrupción y prepotencia siempre se han contestado tachándolas de argumentos fáciles y demagogia barata. No es una contestación que pueda ganar un premio en un concurso de oratoria, pero algo de verdad sí que tiene. ¿Recurso fácil? Facilísimo. Sólo hay que ir a cualquier pueblo de Extremadura y preguntar al primero que pase sobre casos de corrupción, prepotencia o clientelismo. No tendremos suficiente papel para tomar notas. Y en cuanto a lo de demagogia barata… pues no. Cara. Carísima. En época de bonanza y en época de crisis.

También aparecen en escena el “grupo de ciudadanos resentidos que quieren impedir el desarrollo industrial de Extremadura y la creación de puestos de trabajo”. Hemos cerrado el círculo. El partido que consiguió el poder gracias a su lucha contra Vadelcaballeros, ahora aparece como paladín de la contaminación y las dudosas prácticas empresariales. ¿Cómo podrán cantar: “El aire limpio, las aguas puras”.

Podría seguir. Se podría escribir todo un libro, o varios sobre el P.S.O.E en Extremadura con un epílogo sobre los movimientos subterráneos que comienzan a aflorar en dicho partido, movimientos iniciados incluso antes del relevo de los altos cargos. Pero, al fin y al cabo, no es mi partido, y prefiero aplicarles la frase del primer socialista a nivel institucional de Extremadura: “Que ellos se lo guisen y que ellos se lo coman”.

El buenismo como forma de hacer política comienza a desaparecer de nuestra región. Mientras, Ibarra, truena en la lejanía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: