Posteado por: fernando2008 | 1 marzo 2011

Alejandría es un bitácora relativista, desorientadora y vacía.

“Aún por encima del Papa está la propia conciencia a la que hay que obedecer la primera, si fuera necesario incluso en contra de lo que diga la autoridad eclesiástica”.

Joseph Ratzinger. 1968.

 

Pues sí. “Alejandría” es una bitácora relativista, desorientadora y vacía. Incluso también es virtual. ¡Si lo sabré yo, que la he parido y la continúo pariendo todos los días!.

Este exabrupto viene a cuento de las declaraciones del cardenal Rouco Varela, una vez más presidente de la Conferencia Episcopal Española. Para celebrar su triunfo, el cardenal se despachó esta vez contra Internet, acusándola de promover entre los jóvenes “la influencia desorientadora del relativismo”. Que es lo que hago yo mediante esta bitácora. Incitar a jóvenes y mayores a verificar las cosas, poniéndolas a prueba una y otra vez. Porque demostrar que una ley, un principio o un axioma es falso resulta muy fácil: en el momento que no se cumple una vez, ya es falso. Pero ¿cómo demostrar que es verdadero? Sólo podremos decir que “hasta la fecha” se ha cumplido. No sabemos si se seguirá cumpliendo. Hay que dudar. Dudar incluso de la propia duda. No es cómodo, pero es científico.

Pero Rouco se basa en dogmas, eternos, inmutables. Hay una larga lista de los dogmas que todo cristiano debe creer. Desde que Dios es Uno y Trino, hasta la infalibilidad del papa, pasando por el dogma de la Inmaculada Concepción. Un cristiano podría prescindir perfectamente de estos dogmas para la práctica de su religión. Dios puede tener tres o siete personas, la Virgen pudo o no pudo ser Inmaculada. Lo que yo creo que Cristo subrayó siempre en sus palabras, fue el amor; amor a Dios y al prójimo. Pero de eso no hay dogmas.

Sigamos con el discurso de Rouco. No sólo es mala la red. También son malas las redes sociales. ¡Vaya por Dios! ¡Tampoco le gusta Facebook! ¿Por qué? Porque “propicia un estilo de vida virtual, vacío de encuentros y relaciones verdaderamente personales”. Que no se preocupe el cardenal. A pesar de Facebook, nuestros jóvenes, y nuestros mayores, tienen relaciones verdaderamente personales. No sólo eso: Facebook propicia las relaciones interpersonales.

Continúa Rouco diciendo que “Si a los peligros de Internet, sumamos la actual coyuntura histórica, dominada por una crisis económica, socio-política, cultural y ética con pocos precedentes, terminaremos por entender el que muchos jóvenes sientan sus vidas inmersas en la mayor de las incertidumbres”. Pues tampoco estoy de acuerdo y para demostrar esto, dentro de mi relativismo, pongo la foto que encabeza esta entrada. Internet y Facebook han propiciado que ese grupo de jóvenes tengan unas relaciones verdaderamente interpersonales. Se ven, se tocan, luchan juntos. Y mueren juntos. En vez de esperar del cielo una respuesta a sus incertidumbres, se dedican a despejarlas por ellos mismos. No se han quedado arrodillados esperando la Parusía. En mi modesta opinión, el cardenal Rouco debía preocuparse más de las relaciones interpersonales de estos jóvenes, que están poniendo un remedio no virtual a sus incertidumbres, y no ponerse a elucubrar sobre la bondad o maldad de Internet. Mientras mueren personas, hablamos del sexo de los ángeles.

¿Cuáles son los remedios que el cardenal Rouco propone a esta situación, a su juicio apocalíptica, derivada, entre otras maldades, del mal uso de Internet? Pues “propone a los jóvenes que vuelvan su mirada a la Iglesia. Una Iglesia que les ofrece una oferta “a contracorriente”: la vuelta a Dios y a la fe y al redescubrimiento de Jesucristo, que “sigue siendo muy poco conocido y muy poco amado“. “Al reto de reconquistar a los jóvenes, Rouco sumó el de la familia, la escuela y la parroquia, como claves de cara al futuro de la Iglesia y como prioridades de su programa de gobierno de la institución para el próximo trienio.

Siempre he procurado ser respetuoso con todo y con todos. Sin embargo, a veces el asombro me supera. Disculpadme, pero no encuentro estas palabras muy distintas de las de Gadafi cuando proclama que no hay problemas en Libia, que el pueblo lo quiere y que, si es necesario, morirá por él. Me recuerda al final de la Edad Media, cuando la iglesia de Roma y la de Constantinopla estaban enzarzadas en una pelea sobre la primacía. Pelea que terminó en mayo de 1453 cuando la “Basileuousa Polis” la Reina de las Ciudades cayó bajo el poder… de los turcos.

No sé. Quizás la culpa es mía por dar demasiada importancia a palabras que no la tienen. Quizás el mejor sistema sería no hacer eco a esas declaraciones. Pero no dejo de preguntarme algunas veces qué tendrán esos señores en la cabeza.

Lo sé. La mitra. Pero ni siquiera ese sombrero es cristiano.

Anuncios

Responses

  1. Tienes razón en muchas cosas y además, en decir que el mejor sistema es no hacer caso de las declaraciones de ese personaje al que en mi blog -que tengo abandonado, por cierto- le tengo “fotografiado”.

    ¿Te has percatado de su aspecto en general? ¿De su rostro? Ese rostro, si es que la cara es el espejo del alma, transmite muchas sensaciones y ninguna es buena lo que indica que él, tampoco es bueno. A mi me parece un… (Por respeto a tu blog no lo digo)

    De todas formas, en mi opinión, esta iglesia católica no tiene nada que ver con lo que predicaba Jesucristo -si es que realmente existió- y más bien tiene el aspecto de ser lo más dañino, socialmente hablando, que ha tenido la humanidad.

    Cuando digo esto no me refiero a la gente de buena fe que sigue, sin preguntarse nada, las prédicas de esos que sólo buscan el poder en nombre de no se sabe bien qué o quien.

    Ya sabes, por sus hechos los conoceréis…

  2. Las cosa no son relativas per se, son relativas respecto a algo.¡¡¡Qué pereza!!!!…Fernando, no merecen comentarios los conceptos irracionales ni los discursos de ancianos dementes que mezclan medicinas sin pensar en los efectos adversos. Ya sabes, no puedo evitar entrar al trapo, pero hombre, que estemos aquí charlando de esto personas “relativamente” normales…¿?
    Ay ay, me voy a la cama y no podré dormir al pensar en esta pobre juventud que tenemos y en este mundo ficticio que nos acecha a través de las redes sociales.
    -Mientras que no vea a la virgen, tendré un poco de cordura-
    Un abrazo y disculpen los reflexivos comentaristas de esta bitácora mi desdén sobre el asunto.

  3. Yo mismo no lo diría mejor. ¡Bravo!

  4. No te preocupes. En cuanto se me pasó la indignación que tuve al leer la noticia, yo también pensé que era una pérdida de tiempo escribir sobre ese tema. Sí. Mejor será irse a dormir. Sacaremos más.

  5. La Iglesia siempre anticipándose a los tiempos… De un momento a otro Rouco declara descubierta la pólvora
    Un cordial saludo

  6. Sí, para hacer que las hogueras ardan mejor. Se presenta a la elección sabiendo que sólo le quedan seis meses en el cargo. ¡Caridad cristiana!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: