Posteado por: fernando2008 | 16 febrero 2011

El enigma de Babette de Interlaken.

“El padre Bresclani me había dicho que en representación de los iluminados alemanes vendría Babette de Interlaken, biznieta de Weishaupt, la gran virgen del comunismo helvético, criada entre orgías, atracos y homicidios, experta en arrebatar secretos impenetrables, en abrir mensajes sin violar sus sellos en administrar venenos obedeciendo a los dictados de la secta.”

Umberto Eco. El péndulo de Foucault.

“En las escaramuzas en Lucerna, cuando los radicales mataron a algunos católicos de los cantones primitivos, Babette les arrancaba el corazón y les sacaba los ojos. Agitando al viento su cabellera rubia de concubina de Babilonia, ocultaba bajo el manto de sus gracias el hecho de que era el heraldo de las sociedades secretas, el demonio que sugería todos los engaños y las astucias de aquellas misteriosas congregaciones; Babette aparecía de improviso y desaparecía en un visto y no visto como un duende, sabía secretos impenetrables, robaba despachos diplomáticos sin alterar sus sellos, se deslizaba como un áspid en los recónditos gabinetes de Viena, de Berlín e incluso de San Petersburgo, fabricaba letras de cambio, alteraba las cifras de los pasaportes; ya desde niña conocía el arte de confeccionar venenos y de propinarlos según las órdenes de su secta. Parecía tener el diablo en el cuerpo, tal era la fuerza de su fibra, la fascinación de sus miradas”.

Umberto Eco. El cementerio de Praga.

Como admirador entusiasta de Umberto Eco, me he encontrado ya dos veces con la mención de esta Babette. Y desde luego, los indicios no podían ser más prometedores. Babette pudo ser cualquier cosa, menos una chica aburrida.

La única pista que tenía es la de que nuestra heroína era biznieta de Adam Weishaupt. Si es verdad el refrán que dice “de casta le viene al galgo”, Babette habría mamado las peligrosísimas ideas de este señor. Juzgad vosotros mismos: Adam Weishaupt era hijo de judíos convertidos al cristianismo. Huérfano a la edad de cinco años, fue criado por su abuelo Johann Adam Freiherr von Ickstatt, que entre otros títulos tenía el de ser director de una escuela jesuita. Sin embargo, seguro que por intervención diabólica, Adam rechaza de mayor esas enseñanzas, accede a la cátedra de Derecho Civil y Canónico de la Universidad de Ingolstadt y comienza a interesarse por la masonería. Pero la masonería no acaba de llenarle, lo mismo que antes no le había convencido la doctrina jesuita. Por lo tanto decidió fundar su propia orden, basándose en lo que había visto en los jesuitas y la masonería, llamándola primero”Los Perfectibilistas” y más tarde “Los Iluminados de Baviera” (Illuminati). ¡Que sensaciones despertará ese nombre a cualquier lector de novelas! Weishaupt tomó el sobrenombre de Spartacus, ya que se decía ser un libertador de la conciencia humana, arrebatando al hombre de los dogmas y las religiones que lo esclavizaban. Este buena pieza lleva su abyección al extremo de crear una religión universalista, religión que ¡horror de los horrores! buscaba promover las democracias liberales parlamentarias, para de esta manera terminar con los estados monárquicos a través de la imposición de la razón. Vamos, más o menos como los egipcios de la plaza Midan Tahrir en nuestros días.

Bueno, pues este era el bisabuelo de nuestra Babette. Pero ella seguía sin enseñar sus preciosas orejas por ningún sitio. Ni siquiera por Google. Así que decidí ir a buscarla al mismísimo Interlaken. La labor no quiere miserias.

La ruta que lleva a Interlaken es increíblemente bella. Fijaos en la foto que encabeza esta entrada. No tengo palabras para describirla, ni tiempo para perder en el tópico de “locus amoenus”. Para eso pongo la foto.

Cuando llegábamos a Interlaken, alguien comentó que en el monte que está en el centro de esta fotografía se veían pájaros. Alguien rectificó diciendo que eran águilas; por último, alguien cargó las tintas diciendo eran buitres. Como extremeño conozco bien los buitres y sé que ni siquiera los leonados, los mayores de todos, tienen plumas amarillas, rojas o azules. Lo que estábamos viendo era una enorme bandada de parapentes.

Interlaken es una preciosidad. Un pueblo encajonado entre dos lagos, como su nombre indica, y las montañas. De su antigua industria textil apenas quedan huellas. Su mayor fuente de riqueza es hoy el turismo. Hasta tal punto es así, que las vacas, han dejado de pastar por sus prados y ahora están traspasando las paredes de los hoteles. Recorrimos el pueblo, descansamos, comimos, pero de Babette, como diría Sabina, “no hallé quien me dijera ni media palabra”.

Cerca de Interlaken esté el Jungfrau (en alemán “la doncella”). Este pico, con el espectacular mirador al que llaman “La esfinge”, me llamó la atención, no sólo por las vistas, sino por el nombre. Me sonaba a otra doncella, ésta de la mitología griega, Perséfone. Anoté el dato en mi memoria y me vine de Interlaken tan en ayunas como había ido. En ayunas de conocimientos sobre Babette, se entiende. De otro tipo de alimentos, puedo aseguraros que no.

Hoy por fin puedo anunciar que he resuelto el misterio. Y lo he resuelto no en la cumbre del Jungfrau, sino en la intimidad de mi hogar. La resolución de este misterio es muy parecida a la historia que cuenta Paulo Coelho en su novela “El alquimista”. Sales de tu casa para ir a un sitio, tanto da que sea el Jungfrau como las Pirámides, y te das cuenta luego de que la solución la tienes en tu hogar. Pero, como también dice Coelho, “cuando una persona desea realmente algo, el Universo entero conspira para que pueda realizar su sueño”.

Y mi sueño se consiguió cuando apareció en mi iPad un cuento de Hans Christian Andersen titulado “La Virgen de los Ventisqueros”. Esa Virgen, debe ser una personificación del Jungfrau, es una divinidad maligna que habita en los Alpes y que una vez estuvo a punto de matar a una madre y a su hijo. La madre muere congelada, pero el niño se salva. El niño, llamado Rudi, vive en los montes y un día va a Interlaken y allí se enamora. La noche antes de la boda sale con su novia en barca. La barca se suelta de su amarra, Rudi intenta recuperarla lanzándose al lago… pero en el fondo estaba esperándole la Virgen de los Ventisqueros, que por fin lo ha apresado. En la orilla queda llorando la pobre novia: Babette de Interlaken.

Confieso que cuando encontré la solución pensé escribir una historia en la que la protagonista fuese una depravada joven delincuente, comunista y promiscua cuyo nombre, que revelaría al final, sería el de Caperucita Roja. Pero, como veis, la realidad supera la ficción. Es muy fácil crear una leyenda. Y si esa leyenda se crea contra algo, el éxito está asegurado. Y nadie se da cuenta, o se para a pensar, que debajo de la historia de esa diablesa comunista, sólo hay el personaje de un cuento infantil.

Para terminar diré que sólo me quedaba ya una duda. ¿Por qué se ha tenido que coger el nombre de alguien ficticio, con el riesgo de que el engaño pudiera ser, al final, descubierto? ¿No sería más seguro fabricar una historia totalmente inédita, para así evitar problemas? . Y esa duda, una vez más, me la resolvió el propio Eco: No hay nada más inédito que lo que ya se ha publicado.

Anuncios

Responses

  1. Bravo!!! Excelente Fernando, realmente excelente. Estaba esperando tu artículo sobre Babette y sabía que no tardaría. Y no pude sino darme un golpe en la frente:

    Estoy a un par de días de terminar mi libro actual (La caza del carnero salvaje) y en mi lista de lecturas tengo como siguiente libro: Los cuentos completos de Andersen!!!

    Ese era el destino, encontrar a Babette de una forma o de otra. Gracias!

  2. Gracias a ti Edgar, que me diste la idea y la primera cita de Eco.

  3. Very good article.I tried to read it using google translator,and it worked.Now I’m reading [I]The Cemetery of Prague[/I] and I was curious about the identity of Mrs Babette Interlaken,thank you for making it clear!

  4. Muy bueno tu artículo y nos sirve a un grupo de lectura que integro y estamos leyendo esta última obra de Eco. El enigma de Babette queda aclarado gracias a tu descubrimiento, ya que Eco no es de inventar nombres sino que los saca de sus investigaciones. Te nombraré en la próxima reunión de nuestros sábados, y gracias Fernando !!!

  5. De nada. Es un honor ser nombrado en vuestra próxima reunión. Si puedo ayudar en algo más, no dudes en decírmelo.

  6. He cotejado los datos y lamento informarle que si bien el cuento de Andersen existe realmente no hay en él ninguna mencion a una Babette de Interlaken, es la historia de un niño (Rudi) que pierde a su madre en los glaciares de la region que Ud tan bien conoce. En cambio, es posible encontrar una referencia al personaje de Babette en el libro de Nicolas Bresciani: “el Hebreo de Verona” libro del siglo XIX, que sin duda es bien conocido por U. Eco y cuya copia integral en traduccion en español puede leerse en Internet. He leido a pesar de todo con mucho interés su deliciosa descripcion de la bella region de Interlaken. Hasta pronto. Dr. Gennaro Juan

  7. Lo siento, pero no estoy de acuerdo con usted. Ahí le dejo una dirección para que pueda leer el cuento y vea como en él aparece Babette de Interlaken.
    http://www.ellibrototal.com/ltotal/nuevo_inicio.jsp?t_item=2&id_item=2502

  8. Le agradezco su respuesta. He releido muy atentamente el cuento de Andersen, en efecto, alli aparece una Babette, aunque no de Interlaken, sino del Valais, precisamente de Bex, canton cercano a Sion en la Suiza francofona. Lo que puede prestar a confusion es que el personaje del cuento encuentra a Rudi durante una estadia con su padre el molinero en Interlaken. Por otro lado, esta Babette no tiene absolutamente nada que ver con la Babette de Interlaken de la que nos habla Eco en su libro. Se trata, en cambio, como se lo he ya explicado de un personaje (real? ficticio? legendario?) descripto por Antonio Bresciani en su libro “el Hebreo de Verona” del que Eco ha reproducido parrafos enteros de manera literal. No cabe ninguna duda que es de esta fuente que el autor ha extraido no solo el personaje sino también su descripcion y perfil historico en la Italia previa a la unificacion. Como se lo he dicho, hay parrafos textuales copiados por Eco de este libro. Hasta pronto. Dr Juan Gennaro

  9. Pues muchas gracias. Dicho queda.

  10. Dr. Juan tiene razón. Aquí pongo el libro en google books
    Aparece por primera vez en el capítulo 10 como Barbarina de Interlaken
    http://books.google.es/books?id=TEnbzyZ0520C&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q=Babeta&f=false

  11. Muchísimas gracias. Lo leeré.

  12. En plena lectura del Cementerio de Praga, como a ti me llamó la atención Babette. Y como google is my friend, encontré tu post.
    Qué interesante , gracias !
    Medialuna

  13. Me alegro que le gustase

  14. Muchísimas gracias a todos, Juan, Fernando, está muy bueno tener estas referencias. Si hay grupos de lectura actuales, por favor no dejen de avisarme. Saludos, Maru

  15. Gracias a usted. En cuanto a grupos de lectura siento no poder informarle ya que no pertenezco a ninguno

  16. Pues leyendo a Ecco, tambien me interese por la Babette, sobre todo porque a peser de ser mexicana, vivi muchos años en Suiza y viajaba frecuentemente a Interlaken. Muy interesantes todos los comentarios, enriquecedores, gracias!

  17. Muchas gracias a usted. Coincidimos en lo de Umberto Eco.

  18. Perdóname por mi Español (soy italiano). También estoy leyendo la obra de U.Eco y me interesé por el personaje. Ahora, teniendo en cuenta lo que el Eco mismo há dicho acerca del carácter de las obras inéditas, no podríamos inferir que el propio Bresciani se inspirou en Andersen, independientemente de los detalles del gentilicio del personaje de Andersen: son más las cosas en común que las diferencias (nombres y lugares).

  19. Efectivamente. No hay nada más inédito que lo que ya se ha publicado.Puede ser. Saludos

  20. El enigma de Babette destruye los límites de la distancia, y nos reúne a todos los que la descubrimo a través de U.Ecco, su narración genial, y sus enigmas que se incrustan como brillantes en las mentes de los que lo leemos..El perfil de Babette no solo impacta por lo que sugieren sus artes de seducción, sino por esa marcada identificación política con gente de esa época..que se debate entre el ideal republicano y el imperialismo. ¿..monárquicos o demócratas…?

  21. El imperialismo puede ser tanto monárquico (Imperio austro-húngaro) como republicano (República francesa) Desde luego, la figura de Babette es una recreación genial de Eco.

  22. RESPUESTA PARA fernando 2008.. en mis conceptos hablaba de “ideales interpretados como opuestos” y no intentaba de ninguna manera ajustarme a una definición enciclopédica deI IMPERIALISMO.. Intuyo por tus palabras que tal vez seas un erudito en historia..pero a no olvidar que estamos recreando las delicias de una “novela historica”..A permitir algunas ligerezas. De todas formas prometo recurrir a un diccionario para definir correctamente “imperialismo” y con certeza ..no nos alcanzará esta columna..!! angel 22

  23. Gracias por todos los enriquecedores comentarios. Yo también he sido tentada por el personaje de Ecco.

  24. ¿Y caíste en la tentación?

  25. Babette of Interlaken is a fictional character, first appearing in the revised edition (circa 1853) of an Italian novel, ‘The Jew of Verona: A Historical Take of the Italian Revolutions of 1846-1849’ by Antonia Bresciani [Borsa], a very important Jesuit priest and a prolific author of fiction. Babette does not appear in the first (1850) edition of his novel, but shows up by the second Italian edition and then in the 1854 English translation (in chapter 10).

  26. corrections: A Historical Tale …. Antonio

  27. Aprobados quedan los dos comentarios.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: