Posteado por: fernando2008 | 7 enero 2011

Por el honor de dos damas.

Había decidido darme unas, evidentemente no merecidas, vacaciones en estas fechas. Al fin y al cabo, todo lo que tenía que escribir sobre la Navidad, los Reyes Magos, los Inocentes, etc. está ya escrito. Y oficio hecho no mete prisa. Sin embargo la injusticia que se le hace a una dama ha tocado mi fibra caballeresca y me lanzo a la pelea nuevamente.

Yo no soy partidario de usar expresiones como “Pepiño” o “la Chacón”. Mi educación me lo impide. Por eso anuncio que voy a romper una lanza a favor de doña Leire Pajín. Tranquilos, no rompáis la pantalla. Al fin y al cabo, el ordenador es vuestro.

Doña Leire Pajín se ha convertido en la bestia negra de la derecha española. Eso no tiene, la verdad, mucho mérito porque la derecha española crea bestias negras con relativa facilidad. Bueno, lo mismo que las izquierdas. Pero en la creación de bestias negras, tanto la izquierda como la derecha coinciden en el método: se inventa una estupidez y se repite cien veces con cara seria. El mito está creado.

Para ser ecuánime, voy a comenzar  por una mujer al otro extremo del espectro político. La casquivana y superficial María Antonieta, a la que achacaron los revolucionarios franceses todos los vicios, incluyendo el incesto. Nada había lo suficientemente malo para no achacárselo. No digo que fuese una doncella amable y recatada, porque en Versalles no había ninguna de éstas. Pero su entereza ante los jueces fue muy superior a la de su marido.

Sin embargo, la pobre María Antonieta, a la que no respetaron ni su nombre, (en realidad se llamaba María Antonia) se hizo célebre por una frase desafortunada entre las frases desafortunadas. Cuando preguntó el porqué del descontento popular y le contestaron que porque no tenían pan contestó con frivolidad e inconsciencia: “Pues que le den pasteles”. ¡Que tía tan estúpida!, pensé.

Y lo seguí pensando hasta que cayó en mis manos la obra “Las confesiones” de Juan Jacobo Rousseau. Allí, en el libro VI encontré la historia de una princesa que pronunció exactamente la misma frase… cuando María Antonieta tenía once años. Nada era bastante malo para no achacárselo a “La austríaca”. Por cierto este apodo, en absoluto cariñoso, no se originó entre los “sans-culottes” sino en los salones de la más conspicua nobleza francesa.

Soy fumador desde hace cuarenta y cinco años. Para que os hagáis una idea de hasta que punto, os contaré que una vez le dejé a una amiga una cinta de vídeo y exclamó: “¡Como huele a tabaco!”

Desde el día uno de enero, mi vida es un poco menos agradable. No puedo fumar mientras me tomo un café. Sin embargo, reconozco que los bares huelen mejor, que los camareros tendrán una vida más saludable y que, sobre todo, es una ley que hay que cumplir. La fatídica ordenanza antitabaco es  “ordenación de la razón, encaminada al bien común, y promulgada por el que tiene a su cargo el cuidado de la sociedad”. Cumple todos los requisitos para ser ley. Y, por lo tanto, debe cumplirse. Punto final.

No voy a dejar el vicio de fumar, porque es ya mi único vicio. Sé que perjudica mi salud, que es mejor no fumar. “Veo lo bueno y lo apruebo, pero sigo lo malo”. Evidentemente, si la pongo entre comillas es porque esta frase tan redonda no es mía.

Pero no voy a hablar del tabaco sino, como dije antes, del honor de una dama. De lo que voy a hablar es de la caza de brujas que se ha desatado. O mejor, de la caza de caza de brujas. Me explico.

La acusación que se lanza hoy contra doña Leire Pajín, mujer con una fuerza de voluntad mayor que la mía porque ella sí ha dejado de fumar, es que está promoviendo una caza de brujas incitando a la gente para que denuncie a los fumadores. Entre otras caritativas lindezas, se le atribuye la idea de aspirar a que media España, la no fumadora, se convierta en policía de la otra media, la fumadora. ¡Ya tenemos otra vez las dos Españas! Incluso se ha sacado a relucir el simpático nombre de la STASI, y de otras organizaciones estalinistas.

Como soy un pelín desconfiado, y me gusta llegar al fondo de las cosas, investigué en Google (terreno neutral) y allí encontré exactamente las declaraciones de la señora ministra. Estas son:

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, asegura que no está previsto reforzar las inspecciones para garantizar el cumplimiento de la nueva ley antitabaco, ya que en la primera semana de entrada en vigor se está cumpliendo con “total normalidad, salvo excepciones muy concretas”.

“Cualquier ciudadano puede denunciar, como se ha hecho hasta ahora con cualquier otro tipo de supuestos delitos o incumplimientos de leyes”, ha afirmado Pajín en una entrevista en la cadena Ser, en la que ha destacado que uno de los mayores activos de la nueva ley es que nace con un “alto consenso parlamentario y social”.

Según ha manifestado la ministra, “los primeros que exigirán el cumplimiento serán los propios ciudadanos”, aunque ha matizado que “tenemos un estado de derecho garantista y también lo va a ser en este asunto”. “Hará falta un tiempo para cambiar algunas pautas de comportamiento. Los cambios de hábitos no son de la noche a la mañana”, ha añadido Pajín.

Lo lamento, debo ser muy torpe. Pero en estas declaraciones no acierto a ver la incitación al chivateo, a la delación, a la fractura social. Dice que no se van a reforzar las inspecciones, que la ley se cumple bien, que hay un amplio consenso, que los ciudadanos exigirán que la ley se cumpla y que, desde luego, se podrá denunciar el incumplimiento de la ley como cualquier otro incumplimiento. ¡Faltaría más! ¿Dónde está el problema? ¿Se le va a conceder al informante todo el tabaco que lleve encima el transgresor? ¿Se le concederá también el dinero de sus bolsillos? ¿Serán acosados los fumadores por familiares del Santo Oficio antitabaco? ¿Dejará la policía de perseguir malhechores y se dedicará a perseguir fumadores por las pingues ganancias que esto generará?. ¿Será la señora Pajín la culpable de que el mundo se acabe el 21 de diciembre de 2012?.

¡Pobre María Antonieta! ¡Pobre Leire Pajín! Todo vale. Al menos a la señora ministra no la han acusado de incesto. Pero todo se andará. Decía Einstein que hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. “Pero de la primera – añadía – no estoy seguro”.

Como hoy me ha dado por las frases lapidarias terminaré con una que resume lo que pienso sobre este asunto: No dejes que la verdad te estropee un buen titular”.

Anuncios

Responses

  1. Maestro:

    Yo dejé de fumar hace casi ocho años y fumaba tres paquetes diarios. No dejé de fumar antes porque creía que no sería capaz de hacerlo. ¡Falso! Lo dejé de un día para otro y a la primera. Sólo tuve dos o tres días de “mono” y luego, fue un reto conmigo mismo. No me costó nada el hacerlo, te lo aseguro.

    Ahora de de reconocer que me molesta el humo de los demás y comprendo perfectamente las críticas y reproches que se me hacia cuando fumaba delante de otros, incluida mi familia (Esposa e hijos). Era, simple y llanamente, un desconsiderado y un maleducado. Primaba antes mi ansia de fumar que otras consideraciones y eso, me pesa en la conciencia.

    Es cierto que la Ministra de Sanidad no ha dicho lo que dicen que dijo y, es cierto también, que dentro de poco le acusan -falsamente- de cualquier otra barbaridad.

    Ya sabes, si repites una mentira hasta la saciedad, al final se convertirá en una “verdad”.

    El mundo de la hostelería anda revuelto con protestas e insumisiones. Son unos “descerebrados” y lamento usar esta expresión pero dan muestras sobradas de ello.

    ¿Cómo se atreven a decir que sus ventas van a caer en picado por no permitir fumar en sus establecimientos si en toda la hostelería no se permite fumar?

    ¿Es que no se dan cuenta de que las personas que entran en un bar -en cualquier bar- no podrán fumar y por lo tanto, no existen otras alternativas más que la calle?

    ¿No se han percatado que en el resto de Europa y en USA no se permite fumar en establecimientos cerrado desde hace mucho tiempo y que no pasa absolutamente nada por ello?

    Si alguien ha ido a Italia, por ejemplo, habrá visto unos letreros muy grandes que pone “Vietato fumare” y mesas en la calle con estufas para que los clientes fumadores “pequen” con absoluta tranquilidad.

    Lo mismo ocurre en Francia, etc. etc.

    Bueno, después de este editorial, me voy tranquilo a pasear y ver a los fumadores, que haciendo uso de su legítimo derecho y en plena calle, me van a echar el humo en las narices. Eso sí, con la complicidad hipócrita del Estado que permite el cultivo, la fabricación y el cobro de los sustanciosos impuestos sobre el tabaco y luego se lamenta del coste y el número de las enfermedades que produce…

    😀

  2. ¡Qué razón tienes!. Menos mal que ya no existe la guillotina, si bien las palabras pueden herir, no suelen matar.
    Yo también soy, desgraciadamente, fumadora pero suscribo lo que dices sobre esta ley antitabaco. La salud pública es responsabilidad de los gobiernos, por lo tanto sólo cumplen con su obligación.
    Creo que acusar a la ministra de semejante disparate, no es cuestión de estupidez humana, más bien es una estrategia de los que quieren emborronar todo, que aunque puedan ser estúpidos, saben bien lo que hacen.
    Podríamos fabular sobre como hubiera abordado esta ley la ministra del “hueso para el cocido”…en plena crisis de la vacas locas ¿Qué gestión hubiera hecho? Me la imagino poniendo dibujitos de como las sustancias volátiles del humo del cigarro abordaban los pulmones de los compañeros de mesa del fumador. En fin de terror.
    Saludos y a escribir, que siempre se agradece, aquí te esperamos

  3. Como te dije antes, yo soy fumador empedernido, pero comprendo a los que molestan mis humos. Recuerdo que una fumadora me dijo en cierta ocasión: “Yo soy fumadora, y no lo puedo remediar” Y le contesté: “Yo tengo muchos gases, que es algo más irremediable que el fumar, y procuro remediarlo. En eso estamos.

  4. Pues sí, Elisa. Hay que atacar con lo que sea. ¿Leíste mi chiste sobre Zapatero? Pues esa es la tónica general. Lo que me pregunto es si cuando lleguen al poder aguantarán sufrir en sus carnes lo que están haciendo ahora ellos. Es una gran incógnita.

  5. Pues yo leo las declaraciones de la ministra y veo que está animando a denunciar. ¡No iba a ponerlo en imperativo, faltaría más, aunque ya llegará! “Cualquiera puede denunciar ” “Los primeros que exigirán.. serán los ciudadanos”. Fernando, en la lengua española hay muchas maneras de mandar. No solo lo hace el modo imperativo. Y esas dos fraecitasde órdago que pongo entre comillas forman parte de ellas. Lo que no va a sacar es un bando. …de momento. Lo siento, no puedo con este proteccionismo inútil. hipócrita y bienpensador.

  6. Esa es la gran hipocresía querrás decir, porque todas estas medidas le vienen al pelo, si es que ganan…. Fernando hice unos dibujos a ordenador con intención de insertarlos en mi escrito de tu bitácora, como no he podido, los he puesto en mi blog, hago alusión a tu entrada, espero que no te moleste. Vamos, que lo qito corriendo.
    Un saludo

  7. Carmen, no sabía que fueses fumadora. Ni adivina. Adivinas ya que llegará un día en que se oblige a denunciar. Por cierto, hoy he leído que con la Ley de Igualdad de género también se convierte a la ministra en el Gran Inquisidor. Un poco reiterativo ya.

  8. No los he visto, pero de entrada te digo que no me van a molestar. Un abrazo

  9. Dejé de fumar hace dos años. Todos jugamos a los adivinos, Fernando. Yo a esa señora, que ahora pareces querer tanto, la juzgo por lo que la oigo decir, por su aire mandón, su nulo sentido del humor, por su espíritu propagandístico y su perenne tono de soflama. La he oído mentir en la radio y espero que no llegue a mucho más aunque haya llegado ya a demasiado. Lo espero, pero no sé si lo adivino. Por cierto tú también juegas a adivinar. Besos.

  10. Yo hablo de una ley que me fastidia un montón. Tú hablas de una señora con aire mandón. Como María Antonieta. Hay personas con aire mandón que son más válidas que otras sin aire mandón. Besos. Por cierto, he leído tu artículo y estoy buscando cosas sobre astrología. ¡Vamos a organizar unos diálogos que ni Platón!

  11. Querido Maestro:

    Tú sabes lo que te quiero y admiro, pero siento no poder estar de acuerdo contigo. Este gobierno es el único culpable de que España no vaya a salir de la crisis en muchos años, y lo que es peor, nos está haciendo desear que la derecha vuelva al poder a quienes le votamos en dos ocasiones.

    Leire Pajín, a mi entender, reúne lo peor que puede tener un político, y es que no es una política; es una regidora social, es decir, su presencia, como la de otros infaustos del zapaterismo, véanse Aído, o Zerolo, por ejemplo, se debe a un cupo de paridad o convención. Ni están preparados, ni son buenos políticos, y sobre todo, sus condiciones formativas y personales y su dedicación profesional circunscrita a la política desde la adolescencia sin ningún tipo de incursión en otros campos profesionales, hace que no tengan la menor perspectiva social. Son gente que jamás tuvo que buscar trabajo, y yo creo que casi ni terminar una carrera. Pajín, como Sinde, no promulgan leyes, cometen desmanes, y para conseguir una sociedad a nivel de la consigna, favorecen la delación y en el caso de la ley antitabaco, siembran la desconfianza social. Los negocios están siendo perjudicados claramente, y los hosteleros lo dicen, a mí al menos, me lo dicen a diario.
    El derecho que no se le puede quitar a nadie, es que en su negocio, decida quién entra y quién no. Si un empresario abre un bar, nadie puede prohibirle que elimine una actividad legal en el mismo, máxime cuando sigue pudiendo vender el producto (el tabaco) La mala leche de la medida sólo es comparable a la idiotez gubernativa, y sin duda, el antiespañolismo de los actuales mandatarios socialistas.

    Otra cosa más, el otro día me fumé un puro en el restaurante “o Jardim” de Elvas, en Portugal. Tienen un comedor con extractores perfectamente acondicionado y legalizado para fumadores. El año pasado en París, fumé en los “bars tabac” junto a la Plaza de la República. Salvo excepciones, es falso que no se pueda fumar en ningún lugar de Europa. Puede hacerse en locales habilitados y legalizados a tal efecto. Una vez más, mienten. Y sí, yo a Pajín le niego el pan y la sal. Me parece una persona indigna de ocupar un puesto en el que se tomen decisiones que me afecten personalmente. Socialismo sí, pero serio, no esta pantomima de una pandilla de “caídos del andamio” que de repente se han visto con una buena nómina y nos están poniendo firmes buscando votos basados en el odio a lo que representamos quienes en un momento determinado decidimos no comulgar con ellos, a ver si así se perpetúan en cuenta bancaria, prebendas y gabelas.

    Un abrazo, Maestro

  12. Hace unos días, Gladiator, estuve fumando en el restaurante “El Cristo” de Elvas y te comprendo. Lo que yo quiero insistir es que se deben guardar las formas, discutir todo lo que se quiera una ley pero cuando se aprueba cumplirla… hasta que se derogue. Independientemente de la cara que tenga la ministra de turno y de lo que inspire a los pobres tarados sexuales dicha cara. Porque cuando el PP llegue al poder, se tendrá que tragar una a una las bestialidades que dice del actual gobierno. Eso en el mejor de los casos. En el peor, la dialéctica insultante de la oposición puede prender en una cabeza poco firme y tendremos aquí otra matanza de Arizona. Recuerda que esos señores y señoras han llegado al poder legítimamente y tienen derecho a gobernar el tiempo establecido. Y recuerda que nadie es absolutamente malo: no se puede decir que Zapatero y sus ministros pasan veinticinco horas al día trabajando para hundir a España, porque el día tiene veinticuatro y, al menos, tendrán que ir al baño alguna vez. ¿No?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: