Posteado por: fernando2008 | 15 noviembre 2010

La guerra de los crucifijos.

– ¡Maestro, levanta!

– Adso, estoy malo de narices.

– ¡Ya está bien, fray Guillermo! Creo que estás sacando demasiado provecho de esa pequeña operación que has sufrido. Estás cayendo en el pecado de la pereza. Vuelve a tu labor, que la Iglesia te necesita.

– ¿Y para que puede necesitar la Iglesia a un pobre convaleciente?

– Para que la ayudes en la guerra de los crucifijos.

– Te he dicho que no debes usar antítesis en las frases corrientes. Sólo en las poéticas.

– ¿Qué antítesis he usado ahora?

– “Guerra” y “crucifijos” son conceptos antitéticos.

– ¿Por qué?

– No te hagas el tonto, Adso. Tú sabes lo que significa la palabra “guerra”. Y debes saber que es lo que predica el Crucificado. Son cosas totalmente opuestas.

– Vale, pero la frase no es mía. Es un titular de un periódico, el cual narra la lucha de unos padres para que se quite el crucifijo de las aulas donde reciben clases sus hijos. Y lo peor de todo, es que lo han conseguido. Las fuerzas del infierno han ganado la batalla.

– No creo que hayan sido las fuerzas del infierno.

– Entonces ¿quién ha ganado?

– Estoy convencido que ha sido Al Qaeda.

– Maestro, desvarías. ¡Al Qaeda en Almendralejo!

– Cosas más raras se han visto. Además, tengo mis razones.

– Oigámoslas.

– Sólo unas personas que no tengan ni idea del cristianismo, como Al Qaeda, han podido entrar en esa dinámica de enfrentamiento.

– No. Los malos de esta historia son unos padres nacidos y criados dentro del catolicismo. Lo que pasa es que después se han pervertido y han exigido que se quiten los crucifijos.

– ¿Y quién te ha dicho a ti que esos padres sean los malos?

– ¿Qué dices, maestro?

– Lo que oyes. Sólo a las personas que no tienen ni idea del cristianismo se les podría ocurrir usar al Crucificado como bandera de enfrentamiento. Es lo más antitético que existe. Es una burla y un ataque a la religión digno de Al Qaeda.

– Te confieso, fray Guillermo que estoy indignado por esta afirmación. Pero, como tú siempre me has enseñado, esperaré a oír tus razones antes de dar rienda suelta a mi indignación. Supongo que las tendrás.

– Las tengo y muy poderosas. ¿Cuál quieres oír primero: las espirituales o las temporales?

– Las espirituales, por supuesto.

– Bien ¿Cuál es la razón por la que deben ponerse los crucifijos en las escuelas?

– Para que públicamente recemos a nuestro Dios y le demos gracias.

– Error. Nuestro Dios no quiere ese tipo de rezos.

Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. (Mateo 6)

Creo que Cristo lo ha dicho bien claro. Sólo aquellos que no tienen ni idea del cristianismo, pueden creer que obligando a rezar en público e imponiendo los símbolos religiosos hacen un bien a las almas.

– Pero Cristo dijo que evangelizáramos al mundo.

– Hay que llevar la Buena Nueva al mundo con el ejemplo, con el amor, no con la imposición, con la fuerza. Las oraciones recitadas por obligación antes o después de una clase, tienen el mismo efecto para el alma que el recitado de la tabla de multiplicar. Y al menos la tabla de multiplicar queda en la memoria y sirve después para hacer cuentas. Las oraciones, ni para eso.

– Entonces ¿estás en contra de las oraciones y de los símbolos religiosos en la escuela?

– ¿Qué es la escuela?

– El lugar donde se va a aprender.

– A aprender ¿qué?

– Las ciencias.

– Las ciencias se aprenden mediante la razón. Y la razón se ejercita en un ámbito común para todos que es la escuela. La religión tiene otros ámbitos.

– ¿Vas a poner la razón por encima de la fe?

– Son dos cosas distintas. Dios a dado razón a todos los seres racionales. Todos pueden y deben convivir en la escuela ejercitando su razón. Pero la fe es un don que ha dado a unos y a otros no. Cada uno deberá buscar el lugar donde se pueda reunir con aquellos que tienen su misma fe. Y la fe no se impone; es un don gratuito de Dios. No podemos caer en la soberbia de intentar enmendar la plana a Dios, inculcando a cristazos la fe en un alma a la que Dios no ha creído conveniente dársela.

– La religión y la ciencia pueden convivir sin problemas.

– Debían, Adso, debían convivir.

– ¿Es que no lo hacen?

– ¿Tú has oído hablar alguna vez de guerras de la ciencia?

– Nunca.

– ¿Y de guerras de religión?

– Reconocerás, sin embargo, que la mayoría de los españoles son cristianos.

– Vale, ahora entramos en las razones humanas. Pero que quede bien claro que Cristo jamás pretendió que su religión se impusiese mediante leyes.

– Cristo quizás. Pero el Dios del Antiguo Testamento…

– Mira Adso, dejémonos de falacias. El Dios del Antiguo Testamento prohibió taxativamente que se hiciesen representaciones suyas. Y puedo asegurarte que a Cristo, a la Virgen y a los apóstoles, judíos todos ellos, les daría un síncope si vieran sus imágenes. Por mucho oro y diamantes que les ponga.

– De acuerdo pero, ¿a quién le puede molestar la figura de la cruz?

– Pues a todos aquellos que han sufrido persecución por los cristianos. Y son muchos. Los paganos, los musulmanes, los indios americanos, los negros africanos, etc… Para ellos la cruz no es un símbolo de amor sino de opresión, diga el evangelio lo que diga. Recuerda al anécdota del indio americano al que iban a ajusticiar y el sacerdote le pide que se bautice para así ir al cielo. El indio pregunta si los españoles cristianos van al cielo y el sacerdote le dice que sí. Entonces el indio se niega a recibir el bautismo. Prefiere el infierno a encontrarse una vez más con los cristianos.

– Reconozco que se han cometido muchos excesos. Pero eso siempre ha ocurrido en todos los tiempos. Piensa en Gengis Khan, en Hitler, en Stalin.

– Ninguno de esos tres caballeros mataba en nombre de Dios. Ninguno proclamaba a voz en grito “Dios lo quiere”.

– Eran otros tiempos. Unos tiempos muy lejanos.

– No creas que tan lejanos. ¿Sabes como llaman los de Al Qaeda a sus enemigos?

– No.

– “Los cruzados”. Y los cruzados son aquellos que quieren imponer la cruz a toda costa, olvidando a lo mejor, o importándoles un pimiento, a lo peor, el mensaje de Cristo. Es por eso por lo que pienso que aquellas personas que, tergiversando, por no decir otra palabra más dura, el mensaje de Cristo y usando la cruz como bandera de batalla, están ayudando a Al Qaeda. Los fundamentalismos se tocan.

– No puedes llamar fundamentalistas a personas que quieren manifestar públicamente su fe.

– Que la manifiesten privada y públicamente. Y la mejor manera de manifestar la fe la indicó el propio Cristo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen. Y, sobre todo, dejad de buscar bronca con los que no piensan como vosotros.

– Pero tenemos derecho a manifestar públicamente nuestra fe.

– Mira, a eso no te voy a contestar yo, sino una Persona a la que, al menos teóricamente deberías hacer caso: No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. Creo que está bien clarito. Aunque tengas una fe que mueva montañas, si no tienes caridad, nada eres. Aunque hagas milagros, aunque pongas cien mil crucifijos, si no amas y respetas a tu hermano, Cristo no te conocerá.

 

Anuncios

Responses

  1. Saludos, Maestro:

    Si eso fuera realmente así… Pero lamentablemente no lo es.

    Hay quien cree que siempre está en posesión de la verdad y quien no le sigue, es merecedor de todos los males y, por supuesto, indigno de compartir este mundo.

    Vaya gentuza que hay por ahí.

    Resulta que los que llevan sotana y ropajes ridículos, son los que menos caso hacen a todo lo que has mencionado y que para ellos debería ser su norte espiritual.

    😦

  2. Exactamente, Jomer. Mi entrada se ciñe estrictamente a la ortodoxia católica. Y es curioso como a esos católicos les importa tres pitos Cristo, el Evangelio y la Biblia. Lo que quieren es el poder. Y no se dan cuenta de que su orgullo y soberbia es lo que está acabando con su Iglesia, mucho más que todos los laicismos.

  3. Fernandito: ¡No sabía que te habían operado! Estaba preocupada porque hace poco entré en tu blog y no vi nada. Pensé que habías dejado las letras. Ahora he leído el Pido disculpas. ¡Mejórate que tenemos que cenar!

  4. ¡Ay, mis amigos de Arroyo me han olvidado! Ya no me quieren como antes. No he dejado la letras, he estado malo de narices.

  5. Bueno días Fernando, deseo que te recuperes de esas molestias nasales, aunque observo que el olfato no lo has perdido jeje.
    En cuanto a lo de los crucifijos, ya entiendo por qué los padres no quieren quitarlos de las aulas. ¡¡¡Es que la escuela es la salvación!!!; Si no tienen crucifijos, no aprueban, no será eso. El caso es echar balones fuera, porque en casa, en esas casa donde todos los teníamos en la cabecera, ya no los tiene ni Dios, pero en la Escuela…
    Aprovecho para invitarte a ver mi exposición en el Ateneo, no lo hice antes porque vi que estabas malito.
    Saludos

  6. ¿Una exposición en el Ateneo? ¿Pintas?

  7. Algo pinto, más bien enredo con las manos, manipulo, exploro, me divierto. Algunas cosas salen mejor que otras. Entra en mi blog. Hice una exposición homenaje a Miguel Hernández, en su centenario. Está hasta el 30 de Noviembre.

  8. ¡Vaya! Ha sido una sorpresa tanto tu exposición como tu blog. Veré tu exposición y visitaré a partir de ahora tu blog. Siento no poder dejar comentarios en él, si para eso es necesario dar el correo electrónico de diez amigos

  9. No se por qué ocurre eso, estará mal configurado. Intentaré arreglarlo.
    Ya me contarás qué te parece.
    Un saludo

  10. Lo pondré en mi bitácora. Haré una reseña de tu exposición. Por las fotos, tiene buena pinta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: