Posteado por: fernando2008 | 6 junio 2010

El rayo que no cesa.

– Maestro, te veo abatido. ¿Mucho trabajo al final del curso?

– Sí, Adso. Mucho trabajo, mucho calor y mucha desorientación.

– ¿Desorientado tú? ¡Si eres la sede de la sabiduría!

– Lo era, Adso, lo era. Lo era cuando la sabiduría era racional. Ahora ya no lo es.

– ¿Qué no se puede alcanzar ya la sabiduría por la razón? Entonces ¿cómo se debe alcanzar ahora?

– Pues no lo sé. Supongo que por una gracia especial de Dios o un hilo directo con las sedes de los partidos políticos.

– Te veo muy mal. Esa desorientación es nueva en ti. ¿Qué te ha ocurrido?

– He descubierto que la “doxa”, la opinión ha sustituido a la verdad. Y por eso estoy desorientado. No sé ya qué creer.

– ¿Y eso te pasa en la Filosofía o en la vida real?

– En la vida real. A ver, ponme por favor una ejemplo de la vida real.

– Vale. El paro en España. Algo de rabiosa actualidad.

– El paro ¿va bien o mal?

– Fatal. Es un desastre sin paliativos.

– Veamos ¿por qué?

– Porque tenemos 4.066. 202 parados. ¿Te parecen pocos?

– Me parecen muchos. Pero ¿cuántos teníamos en diciembre?.

– Ya veo tu demagogia. En diciembre teníamos 4.326.500, pero no es lo mismo.

– ¿Por qué?

– Porque no es lo mismo. En los meses de calor disminuye el paro y así no se puede comparar.

– ¿Qué temperatura hace en diciembre?

– Ahora sí que te veo desorientado. En diciembre hace frío.

– Pues entonces, si en los meses de calor el paro disminuye, barrunto que en los meses de frío, el paro debe aumentar. ¿No te parece?

– No. En los meses de frío el paro es una vergüenza para el gobierno. En los meses de calor no hay que tener en consideración la mejora, porque hace calor.

– ¿Ves? Eso es lo que me desorienta. No hay criterios únicos, y así no puede haber una recta opinión.

– Bueno, a lo mejor no te he puesto un ejemplo bueno. Pasemos a otro. Fíjate en el Producto Interior Bruto.

– ¿Qué le pasa al PIB?

– Que sube una ridiculez. ¡Un raquítico 0’1%!

– Y cómo estaba en diciembre?

– Estábamos a menos 5’1%.

– Pues compara.

– No comparo, maestro. ¡Sólo sé que crecer un 0’1% es una ridiculez!.

– Mira de dónde partimos. Un gráfico no es un punto, sino una línea.

– ¿Me vas a decir que la economía española va bien?

– No, porque sería inútil. Sólo me permito decirte que la economía española va.

– ¡Sí! Como la lucha contra el terrorismo.

– ¿Qué le pasa a la lucha antiterrorista?

– ¡Que el gobierno seguro que está negociando con ETA.?

– ¿Para qué?

– ¿Me tomas el pelo? ¡Para entregarle España atada de pies y manos!

– Ese es un argumento históricamente incorrecto.

– ¿Qué tiene que ver aquí la historia?

– Pues que no he encontrado ningún ejemplo de estado que se rinda cuando va ganando la guerra.

– ¿España ganando a ETA? ¡Vamos ya! ¡Si la cúpula etarra cuenta con la complicidad del gobierno, un gobierno que se arrodilla ante ella!

– ¿Ante cuál?

– ¡No me tomes el pelo, fray Guillermo! Ya te lo he dicho. Ante la cúpula de ETA.

– Pero ¿cuál de ellas? En los últimos dos años seis cúpulas de ETA han sido desarticuladas y apresadas.

– Siempre quedará una fuera, ante la que el gobierno se arrodillará.

– Pues más que arrodillarse, yo aconsejaría al gobierno que, para ganarse su amistad le regalase piruletas. Con tanto tirar de cantera, los etarras que ahora dirigen la banda deben estar estudiando primaria, o como quiera que se llame eso en las ikastolas.

– Vamos ¡que España va bien!

– Ni España, ni Europa, ni el mundo va bien. Y el gobierno no hace lo suficiente para que España vaya bien. Pero tampoco lo hace la oposición.

– ¡Cómo no iba a salir la oposición? Es la que tiene la culpa de todo. Como, por ejemplo de que no se renueve el Tribunal Constitucional.

– ¿Y quién, según tú, tiene la culpa de que no se renueve el Tribunal Constitucional?

– Pues los socialistas y nacionalistas, que han sumado sus votos para rechazar la candidatura de Enrique López, uno de los dos magistrados propuestos por el PP, a pesar de que el propio López ha dicho que cumple todos los requisitos para formar parte del Tribunal Constitucional. Federico Trillo no ha dudado en tachar la decisión de “veto inaceptable” del PSOE. “Queda claro y palmario que es el PSOE quien no quiere renovación del TC al vetar e imposibilitar la elección de los candidatos del PP”.

– Vamos a ver. López accedió a la plaza de juez en 1989, por lo que en 2008, cuando arrancó el proceso de renovación de las cuatro vacantes del TC, y que es la fecha que ahora se sigue tomando de referencia, llevaba ya 19 años de carrera. De ellos hay que restar los casi siete años que permaneció en el CGPJ como vocal-portavoz, desde noviembre de 2001 a septiembre de 2008, un tiempo que se considera en comisión de servicios. Entonces, lleva en ejercicio doce años.

– ¿Y qué importa eso?

– Importa, y mucho. La Ley Orgánica del Tribunal Constitucional establece que “los miembros del TC deberán ser nombrados entre juristas de reconocida competencia con más de quince años de ejercicio profesional en activo en la respectiva función”. Además, el criterio de la Mesa para rechazar la idoneidad de López como candidatos se ha basado en la decisión que adoptó, en 1994, el Tribunal Supremo para declarar ilegal el nombramiento de Eligio Hernández como fiscal general del Estado, al declarar que no cumplía la previsión legal de haber permanecido “más de 15 años de ejercicio efectivo de su profesión”. El Supremo argumentó que no podía ser computado el tiempo que Hernández ejerció como gobernador civil y delegado del Gobierno en situación de servicios especiales. Ramón Rodríguez Arribas, presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura, subrayó que la sentencia sienta un precedente para que los tribunales puedan revisar decisiones políticas que contemplan una serie de requisitos, como en este caso, el de los 15 años de ejercicio profesional efectivo.

– Visto así…

– ¿De qué otra manera habría que verlo?

– No sé, maestro. A lo mejor los del PP no han caído.

– Ingenua criatura. ¿Sabes quién llevó el caso que terminó con la declaración de ilegalidad del nombramiento de Eligio Hernández?

– Pues no sé, fray Guillermo. No tengo tu memoria.

– No se trata de memoria, sino de hemeroteca. El caso lo llevó Trillo, el mismo que ahora dice que la aplicación del precedente que apartó a Eligio Hernández se ha convertido en un veto inaceptable. Trillo es uno de los políticos más desmemoriados de la desmemoriada casta política española.

– ¿Sabes, fray Guillermo? Antes de comenzar la clase,  pensaba que España estaba mal.

– Y ahora ¿a qué conclusión has llegado?

– Pues que España está peor.

– Sabia conclusión.

– Ya. Pero ¿qué podemos hacer?

– Irnos a la bodega del convento, que se está fresco y hay buen vino.

– Maestro ¡estás corrompiendo a la juventud!

– Pues pásame esa botella de cicuta. O mejor, pásame la de tinto.

– No doy crédito a mis ojos. ¡Terminaremos borrachos y cantando!

– Pues ahí va la primera coplilla. Dedicada con todo cariño, al Presidente del Gobierno.

Si canto me llaman loco.

Y si no canto cobarde.

Si bebo vino borracho.

Si no bebo, miserable.

Anuncios

Responses

  1. Por un momento creí que hablarías de Miguel Hernández, pero no, no hay tiempo para alborozos, la elegía es real y los tiempos como tu los relatas.
    Eso es, la ley del embudo. ¿qué habremos hecho para merecer este jodido país (perdón).
    No es lo malo la falta de memoria de Trillo o su fariseismo crónico; es bastante peor la amnesia colectiva de ignorantes pobres con la barriga llena o con la cartera llena…uf
    ¿Será posible?
    Saludos
    Elisa

  2. Jodido país. Sí. Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: