Posteado por: fernando2008 | 12 abril 2010

Mayor Oreja, Zapatero y E.T.A. Juntos y revueltos.

Sir Winston Leonard Spencer Churchill, era la antítesis del flemático caballero inglés. Le gustaba estar siempre en el cogollo del asunto, cualquier asunto. En enero de 1911 era ministro del Interior, cuando ocurrió el llamado “Sitio de Sidney Street”. El ministro del Interior, ni corto ni perezoso se lanzó a la calle. Un fotógrafo lo inmortalizó, viendo desde una esquina la batalla que se estaba llevando a cabo entre un grupo de anarquistas que habían asaltado un edificio y la policía. Churchill es el primero de los dos caballeros con sombrero de copa. Sus enemigos políticos se pitorrearon de él con mucho humor inglés en el Parlamento: “Puedo entender lo que hacían los anarquistas, entiendo lo que hacía la policía. Lo que no entiendo es que es lo que hacía en esa calle el honorable Ministro del Interior”. (Risas)

Sigamos riendo. España está viviendo la Edad de Oro de los titulares y las conspiraciones. Policías que en vez de ir a tomar cañas a los bares de Canillas cuando terminan su jornada, se quedan en sus oficinas montando pruebas falsas (¡Y luego dicen que los funcionarios no trabajan!) Honradísimos empresarios que no sólo no cobran por organizar actos, sino que, además se arruinan haciendo costosos regalos. Jueces que pasan del estrado al banquillo gracias a manos, manos con sus correspondientes falanges se entiende, más o menos limpias.

Pero el titular de la semana, a mi juicio es el proporcionado por el señor Mayor Oreja afirmando que el presidente del Gobierno y E.T.A. están negociando.

Mi primera reacción al oír la frase fue de alivio. Como estamos acostumbrados en España a decir lo primero que nos pasa por la cabeza, y a decirlo impunemente, temí por un momento que la acusación fuera de pederastia. Al fin y al cabo, hay los mismos indicios para una acusación que para otra. Y la misma pena. Afortunadamente, Zapatero no es pederasta.

Entiendo que E.T.A. quiera negociar. Su programa de mínimos es poner a Txeroki en la Zarzuela, a Iñaki de Juana Chaos en la Moncloa y a Josu Ternera en Ajuria Enea. Para ello utilizarán la lucha política y la lucha armada. No se cortan un pelo.

Entiendo que Zapatero quiera negociar. El pobre debe estar cansado. ¡Desde el 17 de abril de 2004 trabajando veinticinco horas diarias para hundir a España! Además, a él le da lo mismo. Para hundir a España está dispuesto a entregarla a E.T.A. o a Al Qaeda. Ya lo vimos poniendo las bombas en Atocha, ayudado por su fiel dinamitero Rubalcaba. Puede resultarle un poco duro abandonar su empleo, un empleo bastante apañado, por cierto. Pero el deber es el deber. Se irá a engrosar la cola del paro con la satisfacción del deber cumplido, viendo a España sumida en la ruina política y económica. Es un hombre de firmes convicciones. Diabólicas desde luego, pero firmes.

Puedo entender a E.T.A., puedo entender a Zapatero. A quien no entiendo es al señor ex Ministro del Interior de José María Aznar. (Más risas). Él ha estado en el cargo, sabe lo peligroso que es hacer estas declaraciones, y sin embargo las hace. Y las mantiene. Aunque el señor Rajoy haya declarado “Creemos que el Gobierno ya no negocia con ETA”, él sigue imperturbable. Claro, le sale gratis. Si alguien tuviese la osadía de criticarle su acusación, el ruido de vestiduras rasgadas se oiría hasta en Estrasburgo, en la sede del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Él piensa así y también es un hombre de firmes convicciones. Eso sí, las convicciones del señor Mayor Oreja no son diabólicas.

¿Por qué lo hace? Pues no lo sé. Pero imagino que, como a Sir Winston Leonard Spencer Churchill le gusta también estar siempre en el cogollo del asunto.

Anuncios

Responses

  1. Que no pare la fiesta de despropósitos.

    Lo que no acabo de entender es por qué a los parlamentarios se les mantiene el privilegio de la inmunidad (impunidad) cuando difaman.

    Deberían tener el mismo rasero que a los demás ciudadanos. Exactamente el mismo.

  2. Efectivamente. Yo entiendo que un parlamentario tenga inmunidad para decir lo que quiera con respecto a leyes. Pero para cometer delitos comunes, no debía tenerla.

  3. No conocía la foto de Churchill. Ni lo compares con Oreja: sólo su participación en Omdurman, su fuga de la cárcel de los boers, o el olfato que tuvo al detectar las intenciones del cabo austríaco, le ponen mil escalones por encima de ese curina carlistón y desnortado. Y en la foto se ve, no sólo la imprudencia de Churchill, sino también su coraje. Recuerda que él era el boss de esos pocos a los que tantos les debemos todo. De acuerdo que el nobel se lo regalaron, pero no le iban a dar el de la paz…, porque pacifista (por suerte) no era Sir Winston. Europa necesita un tío con las pelotas de Churchill, pero socialdemócrata, porque lo creas o no el mundo se parece cada vez más a Sidney Street lleno de nihilistas y maderos tirando a dar. Honor and courage!

  4. ¡Oh sombra de mis inviernos! No lo comparo, lo traigo a colación. Y en lo demás estoy de acuerdo contigo.
    P.D. ¡Ah Omdurman! Me hubiese gustado estar allí. Claro que con un caballo de mi tamaño.

  5. Cada vez que remueven el tema me acuden raudas las arcadas figurativas. Este país está dando apoyo militar a una farsa global habiendo tolerado una masacre en territorio propio (integrismo “islámico”/CMX-04). ¿Cómo se atreven a montar este circo con ETA cuando amparan el terrorismo internacional? Somos una provincia más del imperio… Pantomima para entretener al vulgo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: