Posteado por: fernando2008 | 16 enero 2010

Dan Brown. El símbolo perdido.

No sé si el hecho de haber leído todo lo que ha escrito Dan Brown hasta el día de hoy me convierte en experto en este autor. Lo que sí es cierto es que su última novela ha corroborado las ideas que tenía sobre él desde que leí “La fortaleza digital”.

Dan Brown es un magnífico escritor de “thrillers”. Y uso esa palabra porque no hay en castellano una similar. Tendría que recurrir a varias para definir el género. Como buen autor de novelas de suspense, mantiene la atención del lector desde que comienza la novela hasta que se termina. A veces, tienes que parar un poco la lectura y respirar. Por ejemplo, todavía recuerdo la pausa que tuve que hacer en “El código da Vinci” mientras la policía perseguía una pastilla de jabón por las calles de París. En resumen, Brown conoce todos los trucos de su oficio.

Además, Brown está al corriente de la necesidad que tiene el ser humano de poner en su vida algo misterioso, inalcanzable, maravilloso. Independientemente de que esa chispa maravillosa exista o no exista en la realidad. como dice mi admirado Eliade, cuando el hombre se tumba boca arriba en una noche estrellada, comienza a especular sobre el universo. Si a ese hombre, primitivo o moderno, le damos una lista de estrellas, con su composición y años-luz de distancia, nos la tiraría a la cara y con razón, por haber perturbado su sueño. No le importaría la distancia de Proxima Centauri al Sol ni su composición de hidrógeno. Le interesaría el porqué la Vía Láctea aparece más brillante si miramos hacia Sagitario. (A mí también. Siempre me ha interesado mucho Sagitario). Y terminaría enunciando la afirmación de “Lo que está arriba es igual a lo que está abajo”. Al cabo del tiempo, para fundamentar esta afirmación, crearía la figura de Hermes Trismegisto.

Y ya que estamos con Hermes, vamos a comenzar la hermenéutica de las novelas de Brown. Tras los ensayos de “La fortaleza digital” y “La conspiración”, thrillers trepidantes, pero iguales a muchos otros, Dan encontró su camino con “Ángeles y demonios”. En esta novela, Dan crea su personaje estrella Robert Langdon, profesor de simbología religiosa de la universidad de Harvard. Además, localiza su novela en un escenario digno de una superproducción: Roma. Y en Roma aparece la oreja, o mejor los cuernos de una sociedad de malos malísimos: los “Iluminati”. La novela funciona razonablemente bien, pero tiene un pequeño fallo: el protagonista remoto, Gian Lorenzo Bernini, no es lo suficientemente conocido para el gran público. Por eso tiene un éxito mediano.

Tres años después, en el 2003, publica “El código da Vinci”. El argumento no es en absoluto original: “Le Trésor Maudit”, escrito en 1967, ya había adelantado la leyenda del matrimonio entre Cristo y María Magdalena, la Sangre Real y el priorato de Sión. Brown adapta el fascinante argumento, le pone un protagonista de renombre, Leonardo da Vinci, y lo presenta en el Louvre. Había aprendido la lección y su obra fue un éxito.

Tras el éxito de su fórmula, Dan se tomó su tiempo para pergeñar su nueva novela. Lo tenía muy difícil, la verdad. Cuando un autor ha puesto el listón tan alto como lo puso él, mantenerlo resulta problemático. Y surge, en 2009 “El símbolo sagrado”. El mismo protagonista, la misma acción trepidante, un malo malísimo como el camarlengo o Silas y el marco incomparable de Washington. Pero el meollo de la historia no es tan emocionante. No podía serlo. Los masones han generado muchas leyendas, o mejor sobre los masones se han elaborado muchas historias, algunas de ellas horripilantes, pero no tienen el tirón que tiene Cristo. Al fin y al cabo los masones, como se dice en la novela, ni prometen la salvación, ni tienen una teología específica y no quieren convertir a nadie. Y esto quita mucho dramatismo a la acción. Y el descubrimiento final es, no lo dudéis, un poco decepcionante.

Lo que creo que dará buen resultado es el turismo literario que originará la novela. Sé que en París se hacen rutas de “El código da Vinci”. Yo mismo hice por mi cuenta en Roma la ruta de “Ángeles y demonios”. Posiblemente en Washington se crearán rutas sobre “El símbolo perdido”. Y los turistas cuando lleguen al Capitolio levantarán la vista hacia la cúpula. Incluso puede que les dejen bajar al sótano.

Porque todo lo que Dan Brown describe en su novela, existe. Incluyendo el enorme fresco de la cúpula, la “Apoteosis de Washington”. Brown ha escrito una guía mágica de la capital federal de los Estados Unidos. Desgraciadamente para él, la carga mágica de Washington es muy inferior a la de París y Roma. Dos siglos de historia no dan para mucho.

Leed “El símbolo perdido”. Es un “thriller” entretenido, pero que no tendrá el éxito de “El código da Vinci”. Y quizás sea mejor así, porque cuando una novela tiene demasiado éxito, corre el peligro de que quienes la lean la tomen por verdad. Recuerdo que alguien me comentó en un examen una Piedad pintada por Luis de Morales, con las siguientes palabras: “Cristo viejo, convaleciendo en brazos de la Magdalena”.

Y tampoco es eso.

Anuncios

Responses

  1. Saludos, maestro:
    Leí este libro hará tan pronto estuvo en la librería y me enganchó. Es un “thriller” como dices y sabe como enganchar al lector. Es muy hábil en eso y por ese motivo los editores se lo rifan.
    Siempe olvidamos la labor de los traductores y creo que en este caso el que lo hizo o la que lo hizo, hizo su trabajo a la perfección.
    Me ha gustado y entretenido y eso, es importante.

  2. Saludos Gran Maestre del Priorato de Sión.
    Efectivamente, los traductores, Claudia Conde, María José Díez y Aleix Montoto han hecho un muy buen trabajo. Y la novela es apasionante. Pero no creo que levangte tanto revuelo como la anterior. El tema está ya demasiado trillado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: