Posteado por: fernando2008 | 30 noviembre 2009

Los católicos y la comunión.

Tengo algunos lectores de esta bitácora que son más listos aún que mi alumnos. Que ya es decir. Cuando los angelitos están cansados, cosa que ocurre muy frecuentemente, intentan distraer mi atención preguntándome sobre algún acontecimiento de rabiosa actualidad. Yo entro al trapo y así consiguen unos minutos de relajante debate.

Bueno, pues un tal “Dignidad” me ha escrito un comentario preguntándome que opino sobre el hecho de que a los católicos que voten favorablemente al aborto se les niegue la comunión. Y como he defendido la idea que se puede y se debe hablar de todo (menos de deportes, por supuesto) siempre que se hable con objetividad y cortesía, no puedo sustraerme a esta petición. Allá vamos.

La primera duda que me asalta es de carácter bíblico. No recuerdo que Cristo dijese que había que comulgar sin pecado. Cristo, según los Evangelios, era bastante tolerante con los pecadores. Repetía una y otra vez que los hombres debían amarse, no llevar la contabilidad de los pecados de los demás. Quizás me equivoque. Como tampoco recuerdo que Cristo especificase que antes de comulgar hubiese que guardar tres horas de ayuno. Creo recordar que la primera comunión se produjo a los postres de una cena.

Pero aceptemos este punto. Pasemos ahora a la prohibición de comulgar para los pecadores públicos. Creo recordar que lo más parecido a esto que dijo fue que si te acercabas al altar y recordabas que alguien estaba enfadado contigo, dejases la ofrenda, te reconciliases con el prójimo y luego, sólo luego, te acercases al altar. A lo mejor también me equivoco.

Aceptemos también lo de los pecadores públicos. No sé. Me vienen a la cabeza un montón de pecadores públicos que nunca tuvieron problemas para comulgar. Por ejemplo Santa Elena. Vivía públicamente en pecado con Constancio Cloro, jamás se casó con él y sin embargo tuvo a Constantino y la canonización. O Teodora, cuyo único mérito conocido fue el de ejercer la prostitución a las puertas del hipódromo de Constantinopla. Pero engatusó a Justiniano y ahí la tenemos en los mosaicos con la corona de los santos.

Lo sé. Esto ocurrió hace mucho tiempo. Pero la Iglesia es eterna y sus dogmas también lo son, porque si no, se producirían agravios comparativos. ¿Imagináis la cara que pondría el pobre Enrique VIII si viese con qué facilidad se consiguen ahora las nulidades matrimoniales?.

Centrémonos en el tema. Yo pienso que la Iglesia hace muy bien en prohibir a aquellos que no siguen sus enseñanzas la comunión. Los cristianos forman la comunión de los santos y la Iglesia puede y debe marcar claramente las diferencias entre los que están dentro de ella y los que están fuera. No se puede servir a dos señores. O se acepta íntegramente la doctrina o se va uno a la calle. Y, recordad, fuera de la Iglesia no hay salvación.

Como quiero ser objetivo, en vez de escribir razones, voy a poner fotografías. Un argumento puede tergiversarse, una fotografía no, a menos que utilices el Photoshop. Pero las fotos que he utilizado son muy conocidas. Están a disposición de todos en Internet.

Abro esta entrada con la devota comunión de Augusto Pinochet. Fervoroso católico, nunca tuvo problemas para comulgar.

Franco también fue un fervoroso católico. Jamás tuvo problemas para comulgar. Incluso se pidió su beatificación.

En Europa ha habido jefes de Estado y de gobierno que han mantenido buenas relaciones con la Iglesia. Hitler, todo hay que decirlo, no comulgaba mucho pero mantenía buenas relaciones con el cardenal Pacelli y otros purpurados.

Mussolini también mantuvo buenas relaciones con la Iglesia. El papa dejó de estar prisionero en el Vaticano y se firmaron los Pactos de Letrán que, como veis en la foto, testimonian las buenas relaciones entre la Iglesia y el estado fascista.

Petain siempre fue un ferviente católico. Aquí lo vemos en un acto religioso.

En la católica América, es tradición que los jefes de Estado sean también fervorosos católicos. Aparte de Pinochet, tenemos a Videla, en animada conversación con la jerarquía católica, bajo un cuadro piadoso.

El general Galtieri también tuvo buenas relaciones con Juan Pablo II. En la guerra de las Malvinas, siempre salía en las fotos con un rosario en las manos. De su visita a Argentina destaco una simpática anécdota. Las Madres de la Plaza de Mayo pidieron al papa que les dedicase al menos el mismo tiempo que dedicó a recibir a la selección de fútbol argentina. Pero el Atleta de Dios, prefirió a los futbolistas. Debían necesitar más del consuelo del papa que las Madres.

Pero la Iglesia, Mater et Magistra, a veces tiene, como las madres que reñir a sus hijos. Juan Pablo II no tuvo, por supuesto, problemas con Pinochet, Videla o Galtieri. Pero sí los tuvo con Ernesto Cardenal, un sacerdote que había tomado la opción de los pobres y era ministro del Frente Sandinista. Por mucho que se humillara el pobre Ernesto, el índice del papa lo dice todo.

En resumen: la Iglesia ha quedado bien claro desde siempre quienes son los pecadores públicos y quienes no. Todo el que quiera comulgar, tiene perfectamente marcado qué es lo que debe hacer: seguir el ejemplo de estos fervorosos católicos.

Además, si tú honras a la Iglesia, como por ejemplo estos devotos feligreses honran al cardenal Pacelli, la Iglesia te honrará a ti, haciendo saber al mundo que estás en su seno y participas de la comunión de los santos.

Por cierto, hablando de la comunión de los santos, me acuerdo de una piadosa anécdota. Un día, un inca iba a ser ejecutado. Un santo misionero se le acerca y le ofrece el bautismo. “Si lo aceptas – le dice – irás al cielo”. El inca le pregunta al misionero “¿Van al cielo los cristianos?” Y el misionero responde: “Algunos sí”. Entonces el inca responde: “No quiero el bautismo. No quiero volver a encontrarme jamás con cristianos, ni en esta vida ni en la otra”.

Quizás a don José Bono le consuele esta historia.

Anuncios

Responses

  1. Y el caso es que no se les cae la cara de verguenza. Claro ya, es que están jugando a la bolsa y el Sr Obispo no tiene tiempo.

  2. ¡Huy, tienen la cara muy dura! Tú fíjate en los pederastas. Esos no son pecadores públicos, esos pueden comulgar. Y la Iglesia se gasta las limosnas de los fieles en sacarlos de la cárcel. Es como un seguro: hoy por ti, mañana por mí. Cuando los dictadores matan a miles de personas, son pecadillos que hay que perdonar. Cuando se destruyen unas pocas células es un crimen horrendo. Como siempre, quieren cojernos por lo cojo… para tenernos bien sujetos.

  3. Hay cuestiones de bioética, problemas morales, conflictos de valores… llámalos como quieras, que no me provocan ningún conflicto. Tengo muy claro lo que pienso, reviso mi argumento y veo que no lleva a contradicciones, examino las premisas y compruebo que son al menos bastante probables, plausibles, merecedoras de cierto grado de objetividad. Aceptables, vamos. La eutanasia es una de esas cuestiones. El aborto no lo es.
    Tal vez se deba a que en el primer caso sé qué querría hacer con mi vida y querría también que la ley me dejase hacerlo. En el segundo caso no lo sabría. Los límites acerca de qué es una persona y a partir de qué momento tiene derechos o no los tiene es tremendamente difuso.
    Acto seguido pienso que las leyes no son para uno solo sino para todos, dudosos o ciertos, creyentes o ateos. Y que todos esos tienen, al menos, conciencia de sí o en algún momento la han tenido hasta para pensar qué querrían de su futuro. Es para estos para los que hay que legislar en el congreso y no para las conciencias individuales. Si no están dispuestos a hacerlo, que se pasen a mi bando, el de los que dudamos y no tenemos un sillón en el palacio de los leones, ni un sueldo estratosférico. Si tienen miedo de hacer su trabajo que dimitan. Si tienen miedo del castigo eterno que se arrepientan, pero que se vayan a su casa.

  4. Donde en mi comentario pone “para las conciencias individuales” falta un NO: “no para las conciencias individuales”.

  5. Ya está hecha la corrección.

  6. Me fatiga ver cada día este cúmulo de estupideces e hipocresía y que nadie del gobierno les diga alto y claro “Cállense de una vez”.

    No dijeron nada cuando estaba esa Ley en vigor gobernando el PP y ahora, todo son aspavientos hipócritas y voces melifluas de un tal Camino, arropadas por el jefe de los cardenales de España, Rouco Varela.

    Unas cuestiones:

    a) ¿Ese cardenal tiene pasaporte diplomático del vaticano? Pues ya se sabe… Si molesta, se le devuelve a su casa.

    b) ¿La cara es espejo del alma? Pues bien, invito a cualquiera que le eche un vistazo a esa faz (Rouco Varela) y después de un análisis sereno de la misma que diga lo que le produce su visión y si cree que es la faz de una buena persona. No podrá ni ahora ni nunca porque lleva un uniforme que no es el que le corresponde.

    c) ¿Qué ocurriría si España rompiera relaciones diplomáticas con el vaticano? Nada de nada.

    d) ¿Qué ocurriría si se produjera la verdadera separación del Estado con la iglesia católica, como ocurrió hace años en Francia? Nada de nada.

    e) Me molesta profundamente la tibieza de este gobierno que amaga pero no da en estas situaciones que yo, no consentiría nunca.

  7. Totalmente de acuerdo contigo, Jomer.¿Qué tal va tu casa? Si no tienes cobijo este invierno, vente para acá. A mí lo que me causa asombro es ver como la Iglesia está tirando piedras contra su propio tejado. Ayer decía el “Extremadura” que un tercio de las iglesias extremeñas tienen un párroco itinerante, que la edad media del clero extremeño es de 59 años y se ordenan dos curas cada año. Y siguen intentando imponernos su ideología por la fuerza.

  8. Creo que al final, la iglesia chilena no se trataba con Pinochet. Este persiguió a los teólogos de la Liberación y muchos se jugaron la vida y la perdieron en defensa de la libertad. El otro día alguien en el Periódico le afeó a Bono que se refiriera precisamente a Pinochet. No toda la Iglesia está en Roma, Fernandito. Besos.

  9. Al final, Carmencita.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: