Posteado por: fernando2008 | 2 noviembre 2009

Cómo acabar con la corrupción en España.

bruegel

Tengo una amiga que tiene un perro “friky” y una incipiente vocación de arbitrista. Propone medidas para mejorar la educación. Yo no voy a ser como ella que se define como “atrevida arbitrista” y a la que, de repente, algunas letras, o esta frase que reproduzco entrecomillada, le aparecen subrayadas con otro color en su entrada. Porque para mí está claro que hasta el color de las letras en Internet señalan la imposibilidad de la tarea. Me voy a contentar con algo más modesto: Proponer arbitrios para acabar con la corrupción en España. Nada más.

Primera medida. Que la composición de las Cortes Generales se adecue a los resultados de las elecciones. La razón es obvia. Todos los ciudadanos son iguales y todo voto debe valer igual. Si damos valores distintos a los votos de los ciudadanos, estamos volviendo a la Edad Media, época en la que las leyes se basan en los privilegios de unos determinados territorios y personas, sobre el conjunto del Estado. Hemos conseguido que toda persona tenga derecho al voto. Consigamos ahora que el valor de todos los votos sea igual. Porque no lo es.

Mi amigo Antonio Duarte hizo unos cálculos basándose e una única circunscripción nacional, después de las últimas elecciones. Aquí la tenéis. El primer número refleja el número de diputados que habría sacado cada partido con la circunscripción nacional. El que está entre paréntesis refleja el número de diputados que realmente obtuvo. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

PSOE 161 (169)
PP 147 (153)
IU 14 (2)
CIU 11 (11)
UPyD 4 (1)
PNV 4 (6)
ERC 4 (3)
BNG  3 (2)
CC 2 (2)
NB 0 (1)

Segunda medida: Ley de Financiación de los partidos políticos. Hay una ley en vigor Ley Orgánica 8/2007, de 4 de julio, sobre financiación de los partidos políticos, que establece en su título IV, artículo 14 lo siguiente:

Artículo 14. Libros de contabilidad.

Uno. Los partidos políticos deberán llevar libros de contabilidad detallados que permitan en todo momento conocer su situación financiera y patrimonial y el cumplimiento de las obligaciones previstas en la presente Ley.

Dos. Los libros de Tesorería, Inventarios y Balances deberán contener, conforme a principios de contabilidad generalmente aceptados:

  1. El inventario anual de todos los bienes.
  2. La cuenta de ingresos, consignándose como mínimo las siguientes categorías de ingresos:
  • Cuantía global de las cuotas y aportaciones de sus afiliados.
  • Ingresos procedentes de su propio patrimonio.
  • Ingresos procedentes de las donaciones a que se refieren el artículo cuatro de esta Ley.
  • Subvenciones públicas.
  • Rendimientos procedentes de las actividades del partido.

Ya, dirán mis avispados lectores. Cumpliendo esta ley quedaría perfectamente clara y perfectamente pública la contabilidad de los partidos. Pero existe una caja B, una contabilidad oculta a donde van los 3% que se recaudan para el partido. Y como no aparece en ningún sitio ¿cómo luchar contra ella?.

Muy bien, digo yo echando de menos a Adso (pero en este tema quiero que la gente fije la atención en el problema y no en florituras literarias). En este frente, hay que luchar de dos maneras. La primera desde dentro. No hay peor cuña que la de la misma madera. Si se ofrece a toda persona, animal o cosa, digamos el 50% del dinero negro que aflore, los partidos tendrían una agobiante escasez de tesoreros. La persona que se presta a avalar el juego del dinero negro, con toda seguridad se prestará a embolsarse la mitad de ese dinero con toda legalidad. Y descubriendo las vergüenzas del partido, quedará a cubierto de su venganza. “Sr. Juez: Cúlpese de todo lo que me pase, a partir de ahora, al partido X, cuya caja B he sacado a la luz, a cambio de una modesta comisión”.

Y la segunda manera de luchar, es desde fuera. Que cada empresario al que se intente extorsionar, haga inmediatamente público ese intento.  Si los empresarios vascos hacen públicos los intentos de extorsión de ETA jugándose la vida, ¿no pueden hacer públicos los empresarios cualquier intento de extorsión de los partidos?. Al fin y al cabo, sólo se juegan algunos contratos. A menos, claro está, que haya partidos que tengan “Caja B” y banda de matones a sueldo. Este aspecto, sería también muy útil que se hiciese público, si es que existe.

Tercera medida: Listas abiertas. Que los sufridos ciudadanos dejemos de ir a votar como a comprar cestas de Navidad, en las que aparecen en primer lugar el jamón y las botellas de cava, estando los chorizos escondidos, pero unidos indisolublemente al lote. Un diputado tiene un espacio de libertad muy restringido. Sólo hay que ver la seña, a mi juicio absolutamente obscena, que hace el jefe de fila, indicando a sus huestes lo que hay que votar. Sin embargo, y aunque parezca paradójico, un concejal tiene mucho más poder. La prueba evidente de esta afirmación es que normalmente los tránsfugas reciben, supongo que entre otras prebendas, la concejalía de urbanismo. Que se enteren de una vez que en nuestros pueblos nos conocemos todos. Hay personas honradas que saldrán elegidas siempre, se presenten por la formación política que sea. Y hay otras personas que sólo saldrán arropadas por un partido mayoritario. Con las listas abiertas conseguiremos dos objetivos: que sólo gobiernen los honrados y que desaparezca el transfuguismo.

Cuarta medida: Fomentar más y vigilar más el papel de los Ayuntamientos. Es paradójico el hecho de que el ayuntamiento es el órgano que está más en contacto con los ciudadanos, que tiene que resolver las necesidades más primarias de éste y es el que menos fondos tiene asignados. El ordenamiento político actual está empujando a los ayuntamientos a saltarse la ley. Tienen que sacar dinero de donde sea, y esta necesidad prima muchas veces sobre consideraciones, tanto éticas como estéticas. Si no se paga a los proveedores en varios años, los proveedores inflarán las facturas y el ayuntamiento aceptará esta distorsión del precio normal, por que si no, no encontrará proveedores. Y puestos a aceptar, cuando se abre la puerta, la corriente te impedirá cerrarla luego. La tentación de usar el lápiz recalificador se hace cada vez mayor.

Quinta medida. Los regalos. El regalo ¿es a la persona o a la institución?. ¿Se hace desinteresadamente o con el fin de conseguir algo?. Hay una solución, dura como un puñetazo y clara como las estrellas que se ven al recibirlo: regalar flores. Es lo que siempre se ha hecho. Los niños, ataviados con los trajes regionales, regalan al alto cargo un ramo de flores. Y nada más.

Sexta medida: Las esposas. Y no me refiero con esto a las mujeres de los políticos, sino a los grilletes. Sé de buena tinta que “en la detención lo normal es esposar.  Puede haber algún caso en que no lo hagamos por alguna circunstancia especial (edad del detenido, motivo de la detención…), pero ante la duda esposamos al detenido para conducirle a la Comisaría o ante el Juez.  Después, una vez en el juzgado, es el juez el que decide si se le quitan las esposas para que preste declaración (mientras esperamos a que el juez reciba al detenido siempre está esposado); esto es válido tanto para la primera presentación ante el juez como para la asistencia a juicio”. Bien, no voy a revelar mis fuentes, pero el párrafo entrecomillado lo ha escrito un magnífico miembro de los cuerpos de seguridad del Estado. Queda claro que, sólo después de la detención el juez, si lo cree oportuno, puede ordenar que se quiten las esposas.

Pero es que hay más. Considero que si un policía usa su arma reglamentaria para cometer un atraco la pena debe ser mayor. Si un profesor comete un delito de pederastia, la pena debe ser mayor. Y si un político comente un delito de corrupción, la pena debe ser mayor. La sociedad ha entregado el arma, el cuidado de los niños y los caudales públicos a estas personas. Por lo tanto deben pagar más que el resto de los ciudadanos.

Séptima medida: La reprobación unánime. Que no se mire de qué partido es el corrupto, sino que se vea únicamente que es un corrupto. Y ante la corrupción, como ante el terrorismo, todos los demócratas honrados debemos presentar un frente común. Sin componendas y sin paños calientes. Me parece muy sospechoso que las corruptelas de un político siempre sean descubiertas por los jueces o por la prensa, o por los miembros de otra formación política, pero nunca por sus compañeros de partido. Y que, cuando se descubren, los correligionarios, en vez de indignarse, comiencen a lanzar acusaciones de agravios comparativos y matizaciones. Que de una vez por todas, cuando veamos esos casos de pasteleo y medias tintas ante la corrupción, pensemos que quien propicia esas prácticas o son cómplices o son rehenes, pues tienen miedo de que el corrupto caído tire de la manta y destape un escándalo aún mayor.

Anuncios

Responses

  1. ¿Por qué dices que este artículo tuyo lo han leído cuatro personas? ¿Cómo sabes cuánta gente lee cada artículo? A mí me salen las letras de colores y tú eres gran hermano. No te esfuerces contra la corupción. Es más imposible que la educación.

  2. Porque yo tengo una sofisticadísima bitácora. Creeme, la corrupción no interesa a nadie.

  3. Querido Diáfano. Sí leí este artículo, es sólo que no se me ocurría nada ingenioso, relevante o de valor que añadir. No vaya a pensar usted… Eso sí, a mi Espe que la dejen en los telediarios.

  4. Puede que tengas razón porque los corruptos se mantienen en estimación de voto ¡Asquito!

  5. Por eso este artículo no lo lee nadie. ¿No tienes tú una manera de saber cuantas personas leen cada artículo?. Yo sí e incluso sé desde cuantos países me leen. Hoy eran ya 62 países

  6. Vale. Que la Espe quede en los telediarios. ¿Con tacones o sin tacones?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: