Posteado por: fernando2008 | 13 agosto 2009

Acosad, perseguid, esposad.

Campo sur

Mucha pereza tengo que vencer para escribir esta entrada. Pero puesta en un platillo de la balanza la pereza y en otro la indignación, ha ganado la indignación. Así que, venzo a la pereza.

Para comenzar un chiste, aunque maldita la gracia que me hace. Es un chiste de dos viñetas. En la primera unos padres y un profesor miran con cara de enfado a un alumno asustado y le preguntan: ”¿Por qué este suspenso?”. En la segunda viñeta son los padres y el alumno con cara de enfado que mirar al asustado profesor y le preguntan “¿Por qué este suspenso?”

El chiste del verano tiene también dos viñetas: En la primera, jueces, fiscales y policías miran con cara de enfado al delincuente y le preguntan “¿Por qué te han detenido?”. En la segunda, el delincuente enfadado mira a los jueces, fiscales y policías y pregunta: ¿”Por qué me han detenido”?.

Vamos a intentar aclarar este enredo. En realidad está muy claro, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver.

En España se están dando muchos casos de corrupción. Afortunadamente, estos casos se están destapando. Jueces, afortunadamente no es solamente ya el juez Garzón, fiscales y policías luchan contra los delincuentes, los detienen y los meten en la cárcel. Hasta aquí todo normal. Sin embargo, para los dirigentes del Partido Popular, con su presidente a la cabeza, los culpables no son los detenidos. Los culpables son, el Presidente del Gobierno, la Vicepresidenta primera, el ministro del Interior y el Fiscal General del Estado. ¿Por qué?. Porque están acosando a los pobres delincuentes, los detienen y los esposan. ¡Les están haciendo pasar vergüenza! ¡Qué indignidad! Incluso han metido en la cárcel a Álvaro Pérez, El Bigotes, sabiendo que el pobre padece claustrofobia. No importa que Camps mienta. No importa que el magistrado que lo juzgue sea tan amigo suyo del alma, como el propio Bigotes. No importa que la alcaldesa de Valencia reciba regalos, no importa que el velódromo de Palma se presupuestase en cincuenta millones de euros y cueste al final cien. Lo que realmente importa es que esos angelitos no pasen vergüenza. Al fin y al cabo, ellos tienen patente de corso para hacer lo que les de la gana y nadie, ni el poder ejecutivo ni el judicial tienen potestad para pedirles cuenta. Son corsarios por la gracia de Dios.

En un país normal, y en un partido normal, un delincuente es expulsado del partido y se va a casa avergonzado. Aquí no. “Defendella y no enmendalla”. Aquí el partido cierra filas tras los chorizos, cual si de una falange macedónica se tratase. Supongo que la regla de “hoy por ti, mañana por mí” une más que los posibles escrúpulos morales.

Hasta el día de hoy, no he oído ni leído un solo comentario de ningún dirigente del P.P. que afee la conducta delictiva de algún miembro de su partido. El carnet del partido supera en esto al agua del bautismo. Al fin y al cabo, el bautismo limpia sólo tus pecados pasados. El carnet del partido te limpia, por lo visto, de todos tus pecados. Pasados, presentes y futuros.

Cuando oía las declaraciones de los líderes del P.P. haciendo verdaderos juegos de funambulismo político para justificar lo injustificable, creí recordar haber oído algo parecido. Después de un cierto espacio de tiempo, mi memoria me trajo la solución. Lo había leído en “Rinconete y Cortadillo”. Eso era. Exactamente. Monipodio explica a los nuevos neófitos de la cofradía de los ladrones cuales son sus benefactores, por cuyas ánimas dicen ciertas misas al año:

“El procurador que nos defiende, el guro que nos avisa, el verdugo que nos tiene lástima, el que, cuando alguno de nosotros va huyendo por la calle y detrás le van dando voces: ¡Al ladrón, al ladrón! ¡Deténganle, deténganle!, uno se pone en medio y se opone al raudal de los que le siguen, diciendo: ¡Déjenle al cuitado, que harta mala ventura lleva! ¡Allá se lo haya; castíguele su pecado! Son también bienhechores nuestros (…) el escribano, que si anda de buena, no hay delito que sea culpa ni culpa a quien se dé mucha pena”.

No es la calle Génova. Es el patio de Monipodio.

Acosad. Perseguid. Detened. Es la obligación de jueces, fiscales y policías. A todos los delincuentes, sean del partido que sean. Ladran, luego cabalgamos. Y la decisión de esposar o no, debe tomarla por ley (Instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad 12/2007), los propios policías que detienen, no los políticos que politiquean.

Y, puesto que hoy me he levantado en el Siglo de Oro, si alguien, en el colmo del cinismo, os dice que se ha actuado con “rigor desproporcionado”, bien podéis contestar con estos versos, que denotan la prudencia del Rey Prudente.

“Don Lope, aquesto ya es hecho,
bien dada la muerte está;
que errar lo menos no importa
si así acertó lo principal.”

P.D. ¿La foto? Ah, sí, la foto. ¿Comprendéis viéndola por qué me da tanta pereza escribir en mi bitácora? Pues eso.

Segunda postdata: ¿Me cobrará la SGAE algo por esta cita de Calderón? ¡Se atreven hasta con el alcalde de Zalamea cuando dicho alcalde representa “El alcalde de Zalamea”.!

Anuncios

Responses

  1. Leido lo leido y visto lo visto estes(*) ultimos dias solo me queda recurrir al refranero:
    «Piensa el ladron que todos son de su condicion»
    Saludos

    (*) Galleguismo tan habitual en Galicia que hasta los monolingues, los que solo hablan español, lo usan corrientemente.

  2. ¿Estás todav ía ahí, Breixo?. Te hacía en tierras exóticas.

  3. No me gustaron las imágenes exhibiendo la cuerda de presos de los que de momento sólo son sospechosos. Me gusta la autoridad, no el abuso de autoridad ni el ensañamiento. No creo que atentar contra la imagen de alguien, aunque sea sospechoso sea anécdota. Pedro Crespo te agradecerá que le recuerdes, pero él lo intentó todo antes de ejecutar al violador. Y sí, como se entere Teddy Bautista te cobra, eso seguro. ¡Ah! Los jueces han dicho que lo de Camps no era nada, luego habrá que respetarlos ¿O es que sólo vamos a respetar a Garzón? ¿O es que los del PP van a ser malos sólo por ser del PP?

  4. Me gustaría que escribieras sobre la hija de Chaves, sus chanchullos, su sociedad, sus desvíos de dinero, el alto índice de plazas a dedo dentro de la administración andaluza, de la imposibilidad de crear comisiones de investigación pedidas en sede de Parlamento andaluz muchas veces, etc. La gentuza, no es patrimonio de unos cuantos ni lleva nombre de sigla política. Cuando en Orihuela el grande Miguel Hernández tenga su reconocimiento, como es debido, creeré más en la izquierda, porque a día de hoy, no creo ni en una ni en “los otros”, ni en el de el centro. Garzón,a veces no recuerda bien el sistema de aplicación de las leyes en cuanto al ámbito de aplicación temporal. No es el ejemplo de juez ensalzado en las aulas de Derecho, precisamente. Hay jueces mucho más humanos, y cercanos al pueblo, y que juzgan y hacen ejecutar lo juzgado, bien hecho, no tan conocidos como Calatayud, pero los hay. Por otra parte, una cosa es el fondo de una sentencia, y otra, lo que cuentan los periódicos, que a veces nada tiene que ver con la realidad del fallo. Como ha ocurrido con el tema Camps. Esto es un mundo de Brian, Fernando.
    Y estado policial, también lo hubo en otras legislaturas. Yo lo que veo son oportunidades bien aprovechadas, para entretener a la gente, y desviarla de lo realmente importante. Y esto, amigo mío, sí lleva denominador común: política.
    Qué descanses, besillos mil.

  5. Magnífica vista, Fernando.

    Tengo por criterio no opinar demasiado en estos temas tan “de casa” para ustedes, pero veo tan reflejada la realidad cotidiana de mi propio hábitat que comparto contigo la indignación.

    Un saludo.

  6. Desde el corazón de La Mancha, puesto ya el pie en el estribo (pero no con ansias de muerte, claro) os digo que responderé puntualmente cuando llegue a Cáceres. Hay que perseguir a todos los delincuentes, sean del partido que sean. Camps tiene un recurso pendiente, Chaves no. Creo que, de momento, eso marca la diferencia.

  7. Sí Edgar. No hay nada nuevo bajo el sol. A mí tampoco me gusta “hacer sangre” pero a veces no hay más rmedio. Internet tiene sus derechos, pero también sus deberes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: