Posteado por: fernando2008 | 30 julio 2009

Puntos rojos.

puntos

Hace unos días, el mapa de visitas de mi bitácora me dio una alegría ¡Había aparecido un punto rojo en Australia! ¡Ya tenía lectores en los cinco continentes! Para un año de bitácora, no está mal. Y más siendo una bitácora que no tiene ni un solo enlace, una bitácora rabiosamente individualista.

Hoy, en el mapa de España, han salido dos puntos rojos. Desgraciadamente no son puntos de lectura; son puntos de sangre.  Dos servidores del pueblo, dos héroes de la Guardia Civil, han dado su vida por nosotros. Y me he sentido una vez más en veinticuatro horas, lleno de dolor y de rabia. De inmediato, me vino a la cabeza una escena de la película “La lista de Schindler”. Un oficial alemán salía de vez en cuando al balcón, cogía un rifle y disparaba a un prisionero al azar. Entonces los demás prisioneros  trabajaban más de prisa. Comparé esto con lo ocurrido esta mañana en Mallorca, y salía ganando el alemán. Al menos él lo hacía con un motivo. Al menos él usaba sólo un rifle.

Internet es algo bueno, algo que nos da muchas posibilidades, que nos concede muchos derechos. Ningún tirano puede ya, gracias a Internet, blindar su país e impedir que se sepa en el exterior lo que está ocurriendo en su interior. Pero también nos impone deberes: el primero es el de denunciar la barbarie asesina, cualquier barbarie, por encima de las fronteras.

Cumplo con este deber diciendo a mis lectores de los cinco continentes, que en España existe desde hace cincuenta años una banda de asesinos que han hecho de la muerte, del terror y del robo su medio de vida. No están dispuestos a dejar las armas, porque no saben hacer otra cosa. Y robando y matando se vive mejor que trabajando honradamente. A ellos les da lo mismo que España haya dejado de ser una dictadura hace treinta y un años. No es su lucha una lucha política. Son delincuentes comunes. Están acorralados, vencidos, y quieren morir matando. Pero los demócratas españoles, los hombres honrados de nuestro país vamos a conseguir que todos ellos se pudran en la cárcel. Nosotros no matamos como ellos. Pero tampoco podemos consentir que ratas asesinas anden en libertad por España.

Anuncios

Responses

  1. Hello, hello. Acabo de encontrar a través de iberlibro varios volúmenes de la colección “El testamento del hombre”. No sé cuál es su lugar dentro de la serie. Sólo hay un problema: están en inglés. Los títulos son “Adam and the serpent”, “The Golden Rooms”, “For passion, for heaven”, “The divine passion”, “The passion within”, “The valley of vision”, “Darkness and the deep”, “The great confession”, “Island of the innocent”, “Intimations of Eve”, y “My holy satan”. Faltan dos títulos porque la colección se compone de trece volúmenes. Probablemente estén registrados también en esa página, pero no los identifico porque a veces no se indica si pertenecen a la serie. Me parece que va estar difícil encontrar algo traducido.

  2. Muchas gracias, Venus de Boticcelli. Sigue atenta pero en español. Mi inglés es inexistente. ¿Quizás en la librería de Aldo Manuzio? Tómate una grappa a mi salud en el Florián

  3. Un saludo y un abrazo fraterno de mi país hacia España, Fernando.

  4. Muchas gracias Edgar, en mi nombre y en el de España. Aquí seguimos intentando “empujar a la Historia hacia la libertad. Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: