Posteado por: fernando2008 | 2 julio 2009

Batasuna y los derechos humanos.

entierro

Soy un lector compulsivo, lo reconozco. Una vez un amigo mío, vasco, dijo que en España sólo había dos personas que se habían leído el plan Ibarreche: el propio Ibarreche y yo. “¡Y que el primero se lo leyera, no estoy seguro”! apostilló. He llegado a leerme documentos tan peregrino como la declaración de Benedicto XVI en Ratisbona, o los comunicados de la Conferencia Episcopal española.  Quiero tener mi propia opinión, sin glosadores ajenos.

Que, aparte de lector compulsivo, no soy nacionalista, es algo fácil de apreciar. Ya dije en otra ocasión que estoy convencido de que las corrientes de la historia van en otra dirección. Concretamente, en la contraria. Y que aquél que se declara nacionalista, ni le llega el amor ni le llega su amplitud de miras, para amar o considerar una opción más amplia.

Por eso, que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, haya dado la razón al Estado español y haya respaldado la ilegalización de Batasuna, me llena de satisfacción.

La resolución señala que la ilegalización no se produjo únicamente porque los partidos políticos abertzales no condenaban los atentados de ETA, sino porque las citadas formaciones incurrieron en “una pluralidad de actos y de comportamientos, graves y reiterados, que concluyeron en un compromiso con el terror y contra la coexistencia organizada en el marco de un Estado democrático”.

“El comportamiento de los políticos – continúa el texto – engloba de ordinario no sólo sus acciones o discursos, sino igualmente, en ciertas circunstancias, sus omisiones o silencios, que pueden equivaler a tomas de posición y hablar más incluso que toda acción de apoyo expreso”. En Batasuna y sucesores, tan estruendosas son sus manifestaciones como sus silencios.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos establece, de una vez por todas, que existen lazos entre Batasuna y ETA. Y agrega que, después de numerosos años con múltiples atentados terroristas, especialmente en una región políticamente sensible como es el País Vasco, “esos lazos pueden ser considerados objetivamente como una amenaza para la democracia”.

Batasuna había alegado que, con su disolución como partido, España había violado la libertad de asociación, y que la finalidad del Gobierno era eliminar la corriente política independentista vasca de la vida política y democrática. El Tribunal establece que en España coexisten pacíficamente varios partidos políticos independentistas que ejercen normalmente su actividad. Y aquí quiero hacer una aclaración que es de justicia. Sé que Josep-Lluís Carod-Rovira (espero haber escrito bien su nombre, aunque yo no me encuentre ahora en la China Popular) no es un político excesivamente popular en algunos ambientes. No es una persona con la que yo iría a tomar cañas. Pero recuerdo bien su frase: “La independencia de Cataluña no vale ni una gota de sangre”. ¡Ojalá otros políticos la dijeran también!.

El Tribunal da la razón a España y considera que el objetivo de ilegalizar a Batasuna es legítimo porque se trata del mantenimiento de la seguridad pública y la defensa del orden y la protección de los derechos a la libertad de los otros.

Además, considera que la ilegalización, aunque es una medida grave, es proporcionada, ya que Batasuna incurrió en una serie de actos “que permiten concluir que era instrumento de la estrategia terrorista de ETA”. Esos actos se distribuyen en dos grupos: los que favorecen un clima de confrontación social y los que constituyen una actividad de soporte implícito al terrorismo de ETA. Así, se mencionan las consignas de apoyo a los presos de ETA en las manifestaciones convocadas por Batasuna; la entrevista con un dirigente de Batasuna en Egunkaria, en la que señalaba que “ETA no hace la lucha armada por capricho, sino que es una organización que necesita utilizar todos los instrumentos para hacer frente al Estado” o el nombramiento de los etarras como hijos predilectos de sus pueblos de origen. Se trata de comportamientos cercanos a un sostén explícito de la violencia y de alabanzas a personas verosímilmente ligadas al terrorismo. Más claro, agua.

Garzón (Sí, Garzón. Un juez que lucha contra ETA y que luchó contra el GAL. ¿Puede darse una balanza más equilibrada?. ¿Qué lo hace por…? Por lo que sea. Lo hace. En derecho no se pueden considerar las presunciones, las ideas de venganza; solo los hechos)  transmite a los ciudadanos europeos que ETA no son sólo aquellos que están en la vanguardia armada sino todo el entorno sin el cual la organización no sería ni lo que es ni podría serlo. También queda claro.

Bien, esta es mi opinión sobre la sentencia. Ahora, imitando a Ortega que hacía prólogos y epílogos para españoles, alemanes, etc., voy a hacer una serie de consideraciones.

Al Estado español: Es evidente que ETA ha planteado treguas-trampas a todos los gobiernos. Al de Felipe González, al de Aznar, al de Zapatero. Pero esa época pasó. Por convencimiento propio, o por presión del PP, el gobierno no acepta ya esa posibilidad. Y hay que seguir así. Y hay que mantener la unidad de la lucha antiterrorista por encima de las rivalidades de los cuerpos de seguridad y de los partidos. Si bien la foto del entierro de un servidor del pueblo siempre es triste, la que encabeza esta entrada para mí es un motivo de alegría.

Al País Vasco: Algo está cambiando. Cuando he visto a Patxi López con el presidente del gobierno, cuando he oído que en la lucha antiterrorista no hay sólo coordinación, sino complicidad, cuando Patxi promete que nunca más estará la silla de Euskadi vacía en los foros de cualquier signo que reúnan al resto de las comunidades autónomas, sólo me queda desear una cosa: que las egoístas luchas de partidos no estropeen este nuevo camino.

Al señor Otegui y compañeros mártires: Parece que el Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo ya no es suficiente para ustedes. Pues no hay ninguna instancia superior a la que acudir.  Tengan cuidado con sus lapsus freudianos: Si para ustedes el tribunal parte de “parámetros del pasado”, ya que sigue la “filosofía” instaurada por el ex presidente de los Estados Unidos, George Bush, con ayuda de José María Aznar y Tony Blair, basada en la “guerra preventiva” contra el terrorismo internacional, ¿significa esto que van ustedes a intentar volar con aviones alguna torre?. De todas formas, dice Otegui, la sentencia no cambiará nada en Euzkadi. Declaración esclarecedora donde las haya: Si nos dan la razón proclamaremos nuestro gran triunfo; si no nos la dan, ni caso.

Por último, hay que decir algo del PNV, que no dice nada. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, dicen que dirán diciendo lo que no dicen. Esperan a leer la sentencia. Y en la espera están.

Señores del PNV: Me permito ofrecerles la sentencia para que la lean, como he hecho yo. De nada.

Sentencia_PDF

Anuncios

Responses

  1. No hay nada que añadir porque lo has expuesto muy bien. La Sentencia lo dice muy claro y “diáfano” y el que no lo entienda es porque de pequeño se dio un golpe en la cabeza.

    Ahora bien, habrá que aceptar y admitir que hay ciudadanos que piensan que la singularidad o, dicho de otra forma, el ser nacionalista es un derecho tan legitimo como cualquier otro. Y es cierto.

    Nadie puede ser mejor que otro por ser o no ser nacionalista.

    Pero ese pensamiento debemos integrarlo en nuestro interior de la misma forma que admitimos, sin pensar, que existimos.

    He dicho… 🙂

  2. Has dicho, y has dicho bien. Por eso he puesto el ejemplo de Carod-Rovira, un nacionalista que me merece todos los respetos. Yo no soy nacionalista, pero defiendo el derecho de los demás a serlo. Dentro de la vía pacífica, claro

  3. Por supuesto y como dijo Josep Lluis Carod Rovira, “La independencia de Catalunya no merece ni una gota de sangre” y yo añado: Ni la de Euskadi ni la de ninguna autonomía del Estado Español.

  4. Exactamente.

  5. Fernando, magnífica la exposición. Mándala a agún periódico. ¡Que lo lea todo el mundo!

  6. ¿Y crees que no me lee todo el mundo, Carmen? ¡Me leen en cuatro continentes!

  7. Cierto.

  8. ¿Cierto lo de Batasuna o lo de los continentes?

  9. Además de creerse con derecho a matar a los demás, los de Batasuna se creen superiores racialmente. Son antiespañoles, lo mismo que los árabes son antisemitas

  10. Los árabes no son antisemitas. No pueden.

  11. Bueno, pues mándala al Gara, que esos no son todo el mundo

  12. Parece, Carmencita, que es más lo que nos une que lo que nos separa ¿no?

  13. No he leído el documento al que tan amablemente dejas enlace. Sí leí el discursillo de Ratzinger en Ratisbona. No tenía desperdicio, pero más que por lo del Islam me interesaba por su manera de entender las relaciones fe-razón. ¡Qué harta estoy de Sto. Tomás, oye!
    Creo que no hay mucho que añadir salvo que una declaración así llega, a mi juicio, tarde, como todo lo importante y necesario.

  14. Pues sigue a tu propia conciencia aunque esté mal formada, como dice Santo Tomás, y no lo leas más. En cuanto al documento, es lo mismo. Ellos seguirán haciendo lo que les de la gana, y escondiéndose, como ratas, en las rendijas de la democracia.

  15. Sentencia justa. En primer lugar hay que acometer una serie reforma a nivel judicial, porque ya sabemos de dónde cojea cada órgano. Baste mentar de pasada la triste actuación del TC sobre ciertos temas. Ya señala y desde el 2003, o 2002, creo recordar, el propio TEDH, que hay aspectos de fondo que tienen que ser resueltos ante la primera instancia posible, que es la jusisdcción interna. Lo que no puede ser es que el volumen de consultas, recursos, etc sea tan ingente, que desborde el propio sistema de trabajo de dicho órgano. En este país habrá desigualdad y carencia de derechos, mientras prime el interés de los políticos por encima del de la ciudadanía. Ayer estuve viendo un reportaje sobre la transición. Y disculpad si esto suena fuerte, pero sinceridad como la de los ojos de un Adolfo Suárez, yo no he vuelto a ver. Quizá Dios o el destino le está ahorrando, aunque sea cruelmente, ver lo que tenemos encima, desde antes del gran profesor de Derecho Constitucional Pepe Luis Rodríguez. Dame pan, y mucho circo, mucho. Y un mundo feliz de Huxley, que es el que tenemos. Un fuerte abrazo, Fernando.

  16. ¡Vamos niña! ¡Ya era hora! ¿Dónde te habías metido?

  17. En mi mundo, Fernando, en mi mundo. ¿Dónde iba a estar metida? Jejeje. Un beso, me encanta tu blog.

  18. ¿En cuál? ¿Arkham, Innsmouth o Dunwich,Nyarlathotep?

  19. ¿En cuál? ¿Arkham, Innsmouth o Dunwich, Nyarlathotep?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: