Posteado por: fernando2008 | 13 junio 2009

El debate nuclear.

Midas

Sabéis que no me tiembla la pluma cuando tengo que crear una parábola. Pero confieso mi inferioridad ante las parábolas ya creadas, sobre todo si son clásicas. Tienen más solera, y el usarlas es mucho más cómodo.

Hoy voy a hablar de Midas, rey de Frigia. Midas, en cierta ocasión, ayudó a Sileno, el viejo profesor de Dionisos. El dios, que era un alumno agradecido, dio a Midas la posibilidad de pedirle un deseo y Midas, como buen político, le pidió que todo lo que tocase se convirtiera en oro.

Cuentan las crónicas que Midas pasó una mañana muy agradable incrementando las reservas de divisas de Frigia, estabilizando la balanza de pagos y haciendo crecer el Producto Interior Bruto. Midas era un hombre moderno, por lo que no entendía esas extrañas diferencias que hay entre la economía estatal y el peculio particular. Vamos, que estaba feliz.

Pero, siempre hay un “pero” en las parábolas, llegó la hora de comer. Entonces Midas vio con horror que el burlón Dionisos había dado el don a todo su cuerpo, incluyendo la boca. Los alimentos y bebidas, al contacto con ella, se convertían también en oro. El “Frigesx 35” subía, pero menos que su hambre y sed. Al final tuvo que pedir la anulación del don y, tras bañarse en el río Pactolo, pudo comer y beber como cualquier pobre. Posteriormente, el rey tuvo una pequeña diferencia de opinión con Apolo, y éste dotó a Midas de unas hermosas orejas de burro, como se puede apreciar en el cuadro de Botticelli.

Vayamos al debate nuclear, como diría Adso. He leído un artículo que es preocupante desde el título: “El verdadero debate nuclear”. Inmediatamente, mi “daimon” particular, Perogrullo, me ha susurrado al oído: “Si éste es el verdadero, todos los demás son falsos”.

Hay tres razones por las cuales me opongo a la energía nuclear. Las expondré en orden inverso a la importancia que para mí tienen. ¡No hay nada como crear un buen clímax!.

La primera es la de la necesidad. No es cierto que la energía nuclear sea necesaria. Incluso creo, puedo estar equivocado, que tener más energía no es muy necesario. La energía es como los trasteros: si no los tienes te arreglas de algún modo, si tienes uno lo llenas, si tienes cinco, también. Mis abuelos se apañaban con una bombilla colgada de un cordón. Cuando hubo más energía, una pequeña parte se dedicó a aumentar el número de bombillas de las casas, pero la mayor parte de esta nueva energía fue para iluminar Las Vegas, o el equivalente a Las Vegas en el resto del mundo.

Fijaos en esta foto (Porque son fotos. Así se ve la Tierra desde el espacio). Zonas hiperiluminadas, entre grandes espacios de sombras. La mayor parte de la población del mundo no tiene acceso a la energía (bueno, ni siquiera al agua potable) mientras que el resto la derrochamos en, nunca mejor dicho, luminarias. ¿Es esto necesario?. Y, sobre todo, ¿es esto justo?. Si no racionalizamos el uso de la energía, si no la redistribuimos, ni un millón de centrales nucleares arreglarán el problema.

Luces del mundo

La segunda es la de las energías renovables. Conozco los argumentos ya, muchas gracias. Así que, no hace falta que me los recordéis. Las energías renovables son caras, ahora. Están poco desarrolladas, ahora. Son escasas, ahora. Pero ¿por qué? Porque unos cuantos reyes Midas que quieren convertir en oro todo lo que tocan ahora, y que las generaciones posteriores naveguen en un mar de contaminación y residuos tóxicos, después, han paralizado estas investigaciones. Es curioso que, con todas las teorías conspiranoicas y “Expediente X” que hay en el mundo, no haya jamás aflorado, en novela o en película, la bonita leyenda urbana de las grandes compañías petrolíferas comprando patentes de energías limpias y guardándolas en un cajón. Esos modernos Midas actúan como si el petróleo, el carbón y el uranio fueran infinitos, porque no miran más allá del próximo consejo de administración. El resto, les tiene sin cuidado. Tienen orejas de burro y dan coces a nuestro futuro.

La tercera es la seguridad. Ni voy a dar ejemplos, ni voy a copiar estadísticas. Eso lo podéis encontrar en cualquier periódico. Quienes dicen que las centrales nucleares son seguras, o están disfrutando de las grandes tajadas de los beneficios o se consuelan con las pequeñas migajas que las centrales nucleares dejan caer en su entorno.  Además, está el problema de los residuos.

“Entre estos residuos se encuentra el plutonio-239, un isótopo radiactivo creado por el hombre para la fabricación de bombas atómicas (no existía previamente en la naturaleza). De tremenda toxicidad, un sólo gramo de este elemento es capaz de causar cáncer a un millón de personas. Este isótopo emite radiactividad durante cerca de 250.000 años, lo cual supone 25 veces más tiempo que la Historia conocida de la Humanidad.”

He elegido este párrafo simplemente porque ha sido el primero que ha salido en mi buscador. Pero quitadle un cero. O, para estar más seguros, quitadle dos.

Comencé esta entrada con una parábola, y voy a terminarla con una película. Un señor recibe el don de la omnipotencia, a cambio de una cosa muy simple: mantener cerrada la mano izquierda. El hombre se las promete muy felices… al principio. Luego, su omnipotencia se ve progresivamente eclipsada por la necesidad, cada vez más imperiosa, de abrir la mano. Al final, no puede resistir más: abre la mano y muere.

¿Qué gobierno actual puede garantizar que durante, pongamos dos mil años, va a mantener la mano cerrada, o sea los residuos controlados? El propio Hitler preveía que su Reich duraría solamente mil.

Anuncios

Responses

  1. De acuerdo, completamente de acuerdo. Es bien cierto que los hombres siempre nos las hemos arreglado con lo que tenemos a mano.

    Un ejemplo: a pesar de esta maravilla tecnológica que es la internet, y que muchos ya hablan de “la generación de internet” y que “cómo pudieron vivir sin email o sin teléfono móvil”.. etc., etc….

    bueno… pues no hace mucho leí que en términos mundiales, el medio de comunicación más empleado es la radio. Ni siquiera la televisión: la radio. Pero es que creemos que el mundo es Nueva York, y que el resto vivimos en el error.

    Un saludo desde este puntito iluminado, Fernando.

  2. Entre la iluminación de Madrid y la de Lisboa, hay una zona de sombras, que es en la que yo vivo. Y vivo muy bien, porque pienso que el día se ha hecho para vivir y la noche para descansar. Un saludo Edgar

  3. Nos endilgas una foto de la Tierra iluminada y escribes: “Fijaos en esta foto (Porque son fotos. Así se ve la Tierra desde el espacio)”. ¡Ja! Desde cuando la Tierra es plana, y desde cuando es de noche a la vez en todo el planeta. Es broma.
    Sin llegar a los extremos de la “bombilla solitaria”, lo cierto es que lo mejor que puede hacerse con la energía es gastar menos y gastarla mejor. Hoy he leído en la prensa que si la industria española consiguiese la eficiencia de la alemana podría ahorrar un ¡40 %! de energía. O dicho de otra manera nuestro sector manufacturero desperdicia un 40 % de la energía que usa.
    El mejor megavatio no es el nuclear, es el que no se gasta. Los ecologistas lo llaman el “negavatio”.
    Residuos nucleares: ¡Cuán largo me lo fiáis!

  4. ¡Oh sombra de mis inviernos! Tienes razón. “Proyección Mercator basada en fotografías reales como la vida misma”. ¿Te vale así? Purista, que eres un purista.

  5. Solo hay un comentario.

    Las centrales nucleares españolas se amortizaban en 15 o a lo sumo 20 años, lo demas es beneficio.

    Pero seguimos pagando un canon por el “paron nuclear” a cuenta del “perjuicio” qu eles ocasiona a las electricas que no se contruyan mas centrales, pese a estar sacando beneficios de las existentes.

    Item mas, no hay una sola electrica que halla perdido — no me refiero a esa perdida que ellos comentan al no haber alcanzado todos los beneficios que querian tener —un solo euro en el ultimo cuarto de siglo.

    Item mas, estas exportan a francia y portugal casi un 25% de su produccion.

    Item mas, las infraestructuras electricas no han recibido un ochavo en el mismo plazo, salvo la implantacion de contadores digitales qu eels ahorran los sueldos del operario que leia los contadores.
    Y otro verano mas veremso como hay cortes — solo par also ciudadanos comunes que no par alos grandes consumidores — y seguiran quejandose de que no tienen dinero para modernizar sus instalaciones.

    Y encima hacen trampas como la lectura estimada, o la falsa migracion a la competencia y las nuevas tarifas segun consumo por las que o te alumbras con candil o pagas recargos de caballo.

    Pero eso si, en ese msimo plazo nos han convencido par aelectrificar por completo nuestras casas de forma insensata e intensiva.

    Y ahora a pagar por tenerlo todo electrico.

    Si no fuera por el residuo toxico habria que quemar todas las nuecleares con los consejos de administracion y los pueblos “agradecidos” que les rodean dentro.

    Y digo pueblos agradecidos como aquel en que llego un medico nuevo, hizo una estadistica y vio qu ela smalformaciones, los canceres y las secuelas radioactivas eran un 900% mayores que la media nacional y cuando quiso protestar le hecharon del pueblo porqu eellos “vivian” muy bein con la central que les daba mucho trabajo.

    Imbeciles.

    EN fin, cada pueblo tiene lo que merece y mucho menos de lo que deberia recibir.

  6. Te dejo por imposible, Jorge. Escribe como te de la gana, pero sábete que cuando no revisas lo que escribes se te entiende menos. Y tus ideas no llegan a la gente con la suficiente claridad.

  7. Bueno, pues dejémosme por imposible.

    ¿Para qué esforzarse?.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: