Posteado por: fernando2008 | 9 junio 2009

Las elecciones europeas del 2009.

elecciones

– Maestro ¡tienes que escribir sobre las elecciones europeas!.

– Adso, siempre procuro que mi lenguaje sea sobrio y correcto, pero esta vez voy a hacer una excepción. Tu frase me provoca una experiencia de “dejà vu”.

– Sí. También la dije en la entrada de Patxi López. Perdóname. Pero tienes que escribir.

– ¿Por qué?.

– Porque tus lectores esperan impacientes tus impresiones.

– ¿No tienen ellos impresiones propias?.

– Maestro, por favor, ¡has escrito ya dos entradas después del día de las elecciones. ¡Déjate de piratas!.

– Conrad es mi escritor favorito.

– Fray Guillermo, jamás pensé que tendría que decirte esto pero ¡sé serio!. ¿Hay algún escritor que no sea tu favorito?.

– Los hay, Adso, pero son muy pocos. En fin, seamos serios. ¿Qué quieres saber?.

– Las elecciones.

– Las ganó el P.P.

– Ahora te pasas de lacónico. ¿Cómo interpretas los resultados?.

– Pues que Mayor Oreja consiguió más votos que López Aguilar.

– ¿Qué significa esa interpretación?.

– Pues que Rajoy no consiguió más votos que Zapatero.

– Vale. No quieres hablar.

– Siempre quiero hablar, Adso, sobre temas que aumenten tu sabiduría, pero éste no es uno de ellos, porque en realidad tú no quieres aprender. Por ejemplo, mi sabia reflexión anterior parece que no te ha llegado. Así que, ahí tienes los resultados: interprétalos.

– Te niegas a darme tu opinión.

– Te la di ya, pero tampoco la has escuchado. El cuatro de junio, en la entrada “El atentado contra Aznar”, profeticé que “aquellos que esperaban grandes sorpresas de estas elecciones, se iban a llevar un chasco”.

– ¿Qué sorpresas esperaban?.

– Veinticinco diputados, diez puntos de diferencia.

– Quizás no se han cumplido todas sus esperanzas, pero han ganado. Por eso estaban tan contentos en el balcón de calle Génova.

– Que santa Lucía te conserve el olfato, Adso, porque la vista y el oído ya los tienes perdidos. El uno hizo un canto a Aznar y a Rodrigo Rato. El otro lo hizo al congreso de Valencia. El cruce de los dos cantos parecía el cruce de dos espadas.

– Pero la esperanza…

– No seas grosero, Adso, no pongas el “la” delante del nombre de una señora. Esperanza también estaba allí, pero no dijo nada. Quizás porque no tenía a Gallardón a su lado.

– Sin embargo, si sumamos la cifra de participación y lo escaños obtenidos…

– Alto Adso. Por ahí no paso. Entiendo que intentes retrasar el comienzo de la clase, pero no puedo permitirte ese tipo de especulaciones. Nuestro creador dijo en cierta ocasión…

– Maestro, Creador es con mayúsculas.

– ¡No discutas de Teología conmigo!. Nuestro creador Umberto Eco dijo en cierta ocasión que en las medidas del quiosco de periódicos de la esquina están todas las medidas del universo, si sabemos por qué número debemos multiplicarlas. No hagas matemáticas-ficción y comencemos la clase. ¿Qué tema toca hoy?

– La historia de Pirro.

– Bien. Pirro, rey de Epiro era un gran general que venció a los romanos, sí. Pero al terminar la batalla exclamó: “¡Otra victoria como ésta y estaré vencido!”.

– Pues no lo entiendo.

– ¿Qué no entiendes, Adso?.

– Que, pensando como piensas, escribieras la entrada “Un gran triunfo”.

– Sí, eso estuvo mal, lo reconozco. Jorge de Burgos me hubiese reprochado ese pecado.

– ¿Jorge de Burgos?

– Si, Adso. El venerable monje que no quería que los frailes rieran y que destruyó el libro de Aristóteles sobre la risa, pagando esta destrucción con su vida.

– ¿Qué tiene que ver Jorge de Burgos con el pecado de soberbia?.

– Nada, porque mi pecado no fue de soberbia. Me da igual el número de lectores de mi bitácora y el número de países en los que están. El título y la entrada eran de una ambigüedad calculada para, lo confieso, reírme de ti.

Anuncios

Responses

  1. La juventud es necia salvo en ancianos prematuros, pero aun así, frate, deberías aleccionar a Adso sobre la importancia de meditar acerca de las estrellas y no quedarse mirando al dedo que las señala.

    Este chico no nos aprovecha las enseñanzas.

    Que pena, ¿no?

  2. Tranquilo Bakunin, ya aprenderá

  3. O se volverá un burguesito aposentado que sólo acude a las manifestaciones o a las protestas cuando los problemas de loa demás le afecten directamente a él.

    Mientras el ERE sea para los demás, él tranquilo y mejor no complicarse la vida.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: