Posteado por: fernando2008 | 15 mayo 2009

Mi nombre es “batallón”, porque somos muchos.

– Vamos, Adso. Hoy tenemos clase de Exégesis Bíblica.
– Maestro, yo preferiría…
– Ya. Tú preferirías algún tema de rabiosa actualidad. Pero, recuerda, que las Sagradas Escrituras son la base de nuestra religión.
– Si no queda otro remedio…
– Detecto un tono, tono que detesto, de resignación y aburrimiento. Para animarte, voy a improvisarte una parábola. Estaba Osiris a las puertas de Madrid y se encontró con un endemoniado. Al preguntarle su nombre, el endemoniado dijo: “Mi nombre es Batallón Charly, porque somos muchos”. Osiris liberó al hombre de sus demonios, los cuales se introdujeron en 2000 serpientes que estaban allí. Estas serpientes subieron corriendo al Everest y se despeñaron desde la cumbre. Luego, Osiris se encaminó a Guadalajara, pasando antes por León y La Coruña. ¿Qué te parece?.
– Pues me parece que, de todas las historias estúpidas que he oído, ésta es la más estúpida. ¡No, maestro!. ¡Una nueva Cuaresma, no!.
– No te preocupes. Aparte de servirme para fortalecer mi humildad, tu exclamación me confirma que esta historia es absolutamente disparatada.
– Totalmente. ¿Cómo se te pudo ocurrir tal sarta de disparates?.
– El caso es que no se me ha ocurrido a mí. La han narrado tres evangelistas, coincidiendo en casi todo. Jesús está en la región de Gerasa (Mateo dice que en Gadara) y allí ocurre todo lo que he narrado.
– ¿El endemoniado dice que se llama “batallón Charly”?. Perdóname, maestro, pero eso suena a Infantería de Marina de los Estados Unidos.
– Efectivamente. Suena raro, ¿verdad?. Igual que sonaría raro a un judío del siglo I la palabra “legión” que era del ejército romano.
– Me parece un poco rebuscado. Y las 2000 serpientes ¿qué hacían a las afueras de Madrid?.
– Pastando, a la espera de ser servidas en los restaurantes.
– ¡Qué asco, maestro!. ¿Quién puede querer comer serpientes?
– En algunos países asiáticos, se las considera un manjar.
– En Asia quizás. ¡Pero en Madrid!. ¿Encontrarías en Madrid dos mil personas que pidiesen un plato de serpientes? ¡Con el asco que nos dan!.
– El mismo asco, Adso, que en la Palestina del siglo I daban los cerdos. ¿Tendrían, en esa tierra, consumidores esos animales inmundos?. Además ¡Dos mil!. Créeme, ni en Extremadura se encuentran piaras de ese tamaño. Y si se encontrasen, al propietario de esa piara no les agradaría lo más mínimo perderla en un momento, sólo para servir de vehículo a unos demonios. ¡La propiedad privada es sagrada!.
– ¿Y el viaje ese tan absurdo?.
– Te pongo al final un mapa. Jesús está en Genesaret, quiere ir al mar de Galilea, parte hacia Tiro y Sidón, atraviesa la Decápolis y llega… al mismo sitio, porque el mar de Galilea, el lago Genesaret y el lago Tiberiades son la misma cosa.
– Pues no lo entiendo.
– Nadie entiende que tres judíos, discípulos de Jesús, no tengan ni idea de la geografía de Galilea, no sepan que los cerdos no se comen en Judea o que estos animales no van corriendo unos setenta Km., distancia de Gerasa al mar de Galilea, para suicidarse y que en la Palestina del siglo I había poquísimos cerdos, no ya piaras de 2000.
– Te acepto que todo es muy extraño y que incluso desde Gerasa al mar de Galilea hay más de setenta Km. y lo de los cerdos. Pero me parece que estás exagerando.
– Una parábola es un ejemplo. Lo que he intentado ha sido reproducir, con palabras actuales, la sensación de desconcierto, incredulidad y ¿por qué no? repugnancia que tendría un judío del siglo I al leer el pasaje, que, además, está en tres de los cuatro evangelios con pequeñas modificaciones. Por ejemplo: Mateo habla de dos endemoniados y sitúa la acción en Gadara. Pero Marcos y Lucas hablan de un endemoniado y la sitúan en Gerasa.
– y ¿cómo has podido averiguar estas falsedades?.
– Elemental, querido Adso. Si confrontas los pasajes evangélicos con un simple mapa, te das cuenta enseguida de que algo no cuadra.
– Pero deberás reconocer que lo del Everest es una enorme exageración.
– Comprobémoslo. En estos asuntos, siempre hay que comprobar. Si quitamos la mitad de la distancia de Gerasa al mar de Galilea (Para ser justos, Marcos y Lucas hablan del territorio geraseno, no de las puertas de la ciudad) y le ponemos una pendiente no muy pronunciada, por ejemplo de 20 º¿qué profundidad tendría el precipicio por el que se despeñan los cerdos?
– A ver… Pues serían, si mis rudimentarios cálculos no fallan, 10.750 m.
– ¿Lo ves?. En cuanto se aplica un poco de rigor científico a las Sagradas Escrituras, incluso mis exageraciones se quedan cortas.

Palestina_siglo1

Anuncios

Responses

  1. Un placer leerlo, señor Fernando.

    Recuerdo que en la Biblia que leí de niño, y que aun conservo aunque ya despastada, me gustaba especialmente su colección de mapas al final del Apocalipsis. Me ha traído a la memoria mis consultas infantiles con el mapa que hoy ha publicado.

    Excelente relato, bien explicado, lógico y limpio.

    Un saludo.

  2. Muchas gracias, Edgar. Eres el primero que lo ha leído. Da gusto tener un club de “fans” tan fiel.
    Saludos

  3. ¿? Después de ver el itinerario no tengo nada más que decir.

  4. ¿Le dabas así las clases a tus pupilos o te miraba mal el director de estudios?

  5. Digo bien alto y bien claro, que jamás he tenido problemas ni con directores ni con jefes de estudios. Sí una vez miks enseñanzas fueron criticadas desde el púlpito de una parroquia, por decir que la romería de la Virgen de un pueblo, se clebraba quinientos años antes del nacimiento de María, pero nada más. No soy un mártir.

  6. Algo similar sucede por nuestras tierras: las celebraciones a las diosas nativas fue suplantado -aunque en este caso con mayor violencia- por las festividades marianas.
    Como bien ha mostrado usted en repetidas ocasiones, el simple conocimiento de la historia nos libra de falsas y arraigadas creencias. Pero la gente es recelosa de la revisión histórica cuando ello implica una revisión de su propia fe.
    Conozco y trato a varios sacerdotes, algunos de ellos son cultos y de una curiosidad insaciable. Otros, por el contrario, están cómodos con la ignorancia propia y de sus feligreses.
    Un saludo.

  7. Soy consciente de la violencia ejercida por los españoles en general y por los extremeños en particular. No puedo hablar en nombre de todos los españoles ni de todos los extremeños, pero en mi nombre pido perdón.

  8. Bueno ya he dicho que llego tarde por que estoy lejos.
    Siento decirte que para mi no es ninguna revelación, de todos los que conocen un poquito la Biblia es conocido este pasaje tan absurdo, y los estudiosos de verdad de la Biblia se devanean los sesos para ver porqué han contado esto así; lo que no duda ninguno es de que esto no pasó, por lo que si está escrito desde el principio algo quería decir pues también es una parábola en si. Posiblemente el redactor o relator más bien, inicial se pasó un pelín al relatar las proezas de Jesús y a los siguientes les pareció gracioso y lo dejaron.

  9. El problema que yo encuentro, Francisco, es que cada vez que me fijo en un pasaje de los evangelios, siempre hay algo falso. En resumen, creo que es una historia inventada desde el principio al fin.

  10. Es cierto que de casi todo lo que está escrito no hay manera humana de demostrarlo, a parte de que esté escrito en un estilo que tiene de todo menos histórico o científico. Hay una muy poquitas cosas que sin embargo sí se consideran probables e incluso seguro que puedan haber pasado. Si quieres te doy referencias.
    Pero además el punto es que no están escritos para contar una historia sino para suscitar sentimientos, sensaciones y transmitir un mensaje.
    Estoy de acuerdo contigo en que se tergiversa, malinterpreta y manipula, todo muy lejos de ese mensaje que es muy simple y siempre está bien aclarar para evitar eso o que haya quién se crea las manipulaciones.

  11. Por supuesto que quiero. Renegaría de todas mis convinciones si me negase a estudiar un punto de vista.
    Pero dime una cosa:Si están escritos para suscitar sentimientos ¿por qué se toman como palabra de Dios inmutables, que quedarán después de que pasen el cielo y la tierra?

  12. Ahora mismo estoy fuera de casa y no tengo las referencias pero te las mando en cuanto vuelva. Lo de palabra de dios inmutable es una convención y lo único que ocurre como con todos los textos sagrados es que se crearon cuando se crearon y a los de ese tiempo o poco después les pareció que ya no había nada nuevo que añadir y se da por cerrado. El antiguo testamento tardó muchísimo tiempo en formarse, muchos siglos, hasta que llegó la predicación de Jesús y hubo que redactar cosas nuevas; los evangelios y las cartas no se escribieron en absoluto con intención de perdurar, mucho menos las cartas de Pablo, eran cartas y nada más; pero luego se consideró valioso como para inspirar a otros y se “fijo”.
    Más tarde se decidió dejar las cosas como estaban, son suficientes y no ampliar ese canon.
    Pero incluso hoy día hay autores, pensadores, etc. que publican cosas que inspiran tanto o más porque están hechas y dichas con nuestra cultura y mentalidad, nuestros esquemas. Lo que ocurre también es que si vas al fondo encuentras temas recurrentes, como cosas ya dichas, en la Biblia, y así es pues es siempre lo mismo pero adaptado a la cultura y realidad del momento.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: