Posteado por: fernando2008 | 11 marzo 2009

La traición del rey. José Luis Gil Soto.

portadab

Uno de los trabajos más apasionantes del historiador es separar los datos falsos que el tiempo acumula sobre personas o eventos.
Gioconda Belli.

Ya iba siendo hora de que hiciese la reseña de “La traición del rey” de José Luis Soto. Por un momento llegué a pensar que el fantasma de Fernando VII me lo impedía desde su tumba de El Escorial, por la cantidad de trabas que he tenido para hacer esta entrada. Trabas que, al fin, han sido vencidas. Quería vencerlas porque, cuando asistí a su presentación, intuí que el libro prometía. Hoy puedo decir que mi intuición era certera, aunque no soy muy propenso a fantasías e intuiciones. Prefiero ser librepensador y volteriano.
En la presentación, el amigo que me acompañaba, se preguntaba si el libro sería, o no, uno más de los muchos que se han escrito sobre Godoy. Pues no lo es. Es un libro que, cosa rara, trata al príncipe de la Paz con ecuanimidad y normalidad. Desde “Su Alteza Serenísima” a “el choricero”, las opciones posibles son infinitas. José Luis Gil elige cuidadosamente la caracterización que a su juicio, y al mío, hace más justicia a Manuel Godoy. Casi al final de la novela, en la página 500, el propio Godoy se define con estas palabras:
“-La gente cree aquello que le da más motivos para las habladurías. Mientras yo trabajaba ellos difundían que debía el ascenso a mi condición de amante de mi señora, la reina María Luisa. Hasta llegaron a decir de mí que cantaba y tocaba la guitarra, y así amenizaba las aburridas noches de los reyes y llegué a conquistarlos con mi habilidad. Pero jamás he cantado ni tocado la guitarra -hizo una breve pausa, como lamentándose-, y jamás fui amante de la reina. (…)
-No fui un santo -dijo al fin- pero tampoco goberné para reprimir a nadie ni quitar la vida a persona alguna. Era joven e insolente, pero no hice mal uso de mi dinero. Al margen del rey, solo la casa de Alba y la de Osuna competían con mis riquezas, y las rentas que yo obtenía superaban con creces a las suyas. Acumulé más títulos que ningún otro en la Corte. Ellos los transmitían de padres a hijos, y yo los gané solo, sin tener ninguno cuando llegué a Madrid por primera vez”.

Y esto nos lleva al otro gran acierto de la novela: la normalidad. No hay grandes pasiones, escenas sublimes de heroísmo, villanías monstruosas. Nada. El lector que conozca un poco la historia de Godoy no se sorprenderá por el desarrollo del hilo argumental. En la novela está toda la historia de don Manuel, pero contada con normalidad, con humanidad. Ni siquiera el malo de la novela, Fernando VII, pierde su humanidad. Se nos presenta como un pobre niño acomplejado; como un pobre príncipe manejado, y como un rey al que el cargo le viene grande. Godoy incluso le perdona en su último sueño.
Si la misión del historiador es la que recoge la frase del principio, José Luis Soto ha conseguido, ya desde su primera novela, el título de historiador, título que él tanto admira. Ha quitado la hojarasca que cubría la figura de Godoy (amante de la reina, inculto, arribista) y nos ha permitido ver su verdadera imagen. Se ciñe a la realidad, lo mismo que muchos diálogos de su novela se ciñen a lo que el propio Godoy escribiera en sus memorias.
¿Hace esto a la novela aburrida?. En absoluto. Es una “opera prima” magnífica que presagia el éxito que el autor, ingeniero agrónomo de profesión, puede conseguir si sigue este camino.
Y si alguien prefiere novelas de grandes batallas y épicas hazañas, puede leer a Tolkien.

Anuncios

Responses

  1. El otro libro de José Luis se titula: La colina de las piedras blancas

  2. ¡Magnífico! No por el libro, sino por tu interés en mi bitácora. Quedas nombrada presidenta de mi club de fans.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: