Posteado por: fernando2008 | 21 febrero 2009

El Verbo, Ecce Homo y Barrabás.

ecce-homoEn mis investigaciones sobre el contexto de la vida de Jesús, me en encontrado un personaje singular: Filón de Alejandría o Filón el Judío. Los datos de su biografía los he sacado de Wikipedia en su mayoría. Así sabemos que vivió la mayor parte de su vida (20 a. C. – 50 d C.) en Alejandría,  que fue el embajador que los judíos de Alejandría enviaron a Calígula. Filón permaneció cierto tiempo en Jerusalén, donde tenía muy cercanas relaciones con la casa real de Judea. Su hermano, Alejandro el “alabarach” (director oficial de impuestos), era uno de los hombres más ricos de oriente, encargado de cobrar los impuestos sobre importaciones hacia el Egipto romano. La gran riqueza de Alejandro financió los recubrimientos de oro y plata que adornaban las puertas del Templo (Josefo, Guerra 5.205). Alejandro prestó una fortuna a Herodes Agrippa I (Antiguedades 18). Uno de los hijos de Alejandro, sobrino de Filón, Marco, estaba casado con Berenice, hija de Herodes Agripa, tetrarca de Galilea y de Perea.
Como veis, un chico bien relacionado y que estaba en el momento y en el lugar adecuado. Además, como escritor prolífico (se conservan de él unos cincuenta libros) podía darnos muchas noticias de Jesús y de sus apóstoles, de su vida y de sus milagros.
Nada. Ni una palabra. Ni Domingo de Ramos, ni juicios, ni crucifixión, terremotos, velos del templo que se rasgan, Pentecostés. Nada de nada.
Sin embargo, Filón es una fuente valiosísima. Como está tan alejado del cristianismo, nadie se preocupa de cristianizar sus textos. Y nos trasmite una serie de ideas muy interesantes. Fijaos en la primera.
“Entre el Dios Uno y los hombres se encuentra el Logos (λόγος, Verbo), expresión de la actividad intelectiva del Dios Uno, al que se debe la creación del mundo. Es el intermediario entre Dios y los hombres. Es el más antiguo de los seres; es el hijo primogénito de Dios; es la imagen de éste. El Logos, sin embargo, es inferior a Dios, se halla en la frontera que separa la creación de lo creado. No es ingénito como Dios, ni engendrado como los hombres, sino intermedio entre los dos extremos”. Filón de Alejandría. Wikipedia.
Imagino que San Juan Evangelista no pudo consultar la Wikipedia, pero a lo mejor consultó a Filón, ya que su evangelio se escribió cincuenta años después de la muerte de Filón.
Pero hay más. Cuando Calígula nombra a Herodes Agripa soberano de todas las tierras judías el nuevo Rey de los Judíos, paró en Alejandría, donde su presencia en la ciudad provocó motines anti-judíos. Agripa fue el blanco del ridículo y Filón contó estas burlas en su libro “Flaccus”, en el capítulo VI.
(36) Existió un cierto loco por el nombre de Carabbas (…) Éste individuo permanecía días y noches desnudo en los caminos, sin importarle el calor ni el frío, siendo la diversión de niños desocupados y jóvenes juguetones.
(37) Y ellos, obligaron a ir al pobre hombre hasta el gimnasio público, y allí lo situaron en una parte alta de modo que todos lo vieran, aplanaron una hoja de papiro y se la colocaron en la cabeza en el lugar de una diadema y le cubrieron el resto del cuerpo con un tapete para puerta en vez de manto y en lugar de cetro le pusieron en la mano una varita del papiro nativo que hallaron en el suelo.
(38) Y cuando, como actor en espectáculo teatral, recibió todas las insignias de su autoridad real, y había sido vestido y adornado como un rey, los jovenzuelos portando palos en sus hombros permanecieron firmes a ambos lados cual lanceros, en imitación de los guardaespaldas del rey, y entonces otros acudieron, algunos como a saludarlo, y otros fingiendo solicitar aprobación de sus peticiones, y otros pretendiendo desear consultarlo acerca de asuntos de estado.
(39) Entonces de la multitud de los que estaban observando surgió un fuerte clamor gritando ¡Maris!; y éste es el nombre por el cual se dice llaman a los reyes entre los sirios; porque sabían que Agripa era sirio por nacimiento y también era dueño de un gran distrito de Siria del cual era soberano.
El que quiera ver la idéntica burla a la que someten a Jesús, sólo tiene que buscarla en Mateo 27.
¿Y Barrabás? Eso ya es rizar el rizo. En primer lugar, decir que por la Pascua ni se soltaba ningún preso y menos un condenado a muerte, ni Pilatos se entretenía en esas zarandajas. Pilatos estaba allí para someter y expoliar a los judíos. Y detrás tenía a Sejano y a Tiberio. Vamos, dos angelitos.
Y en segundo lugar, en 1892 se descubrió un antiguo Nuevo Testamento siríaco en el convento de santa Catalina, en el monte Sinaí, que expresa el pasaje en estos términos: “¿A quién queréis que os suelte, a Jesús Bar Abba, o al Jesús que es llamado Cristo?” (“Word Pictures in the New Testament”, Robertson, vol. 1, p. 225).
Aquí ya me pierdo. Dos Jesús al mismo tiempo. Como “Bar Abbas” significa “Hijo del Padre” tenemos a Jesús Hijo del Padre y a Jesús Hijo de Dios, juntos en el pretorio de Pilatos. Demasiada aglomeración.
Resumiendo: el Verbo que se hizo carne es un descubrimiento de la filosofía neoplatónica de Filón de Alejandría, el Ecce Homo de Morales que nos conmueve desde la iconografía cristiana resulta ser el pobre Carabbas y Barrabás… Ya no sé quién puede ser Barrabás. Pero prefiero verlo con la imagen de Anthony Quinn.

barrabas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: