Posteado por: fernando2008 | 9 enero 2009

La ermita de Nuestra Señora del Ara, en Fuente del Arco.

Lo confieso. Cuanto más conozco Extremadura, más me asombra y me gusta. Pero,  a veces, también más me entristece. Para entender esto, tendremos que desplazarnos muy lejos en el tiempo y en el espacio.
En el verano de 1975, visité la ciudad sueca de Malmö. Allí nos enseñaron, con mucha ceremonia, una casa vikinga que, hablando en castúo, era un bujío con techo de escobas. Y la mimaban como si fuese un palacio de “Las mil y una noches”. Y cada cierto tiempo, el ayuntamiento se encargaba de cambiar la techumbre.
Esta semana, he tenido la suerte de conocer la ermita de Nuestra Señora del Ara de Fuente del Arco. La suerte ha sido, en realidad, encontrar conductores de autobús lo suficientemente valientes para llevarnos.

2

En mis dos anteriores visitas a La Jayona, no los encontramos.
Tras unos kilómetros de camino en mal estado, con los autobuses rozando las ramas de los olivos, llegamos a la ermita. Previamente, habíamos concertado la visita y nos esperaba una guía que, amablemente nos explicó las pinturas. Desde aquí, mi agradecimiento y mis disculpas. No oí nada. Nunca había sentido tan fuerte el “síndrome de Stendhal”. Ni siquiera en Florencia.

3

Me explicaré. La “Capilla Sixtina de la Baja Extremadura” no está pintada por un Miguel Ángel. Las pinturas son, a mi juicio, obra de varios pintores barrocos menores de la escuela de Llerena. Pintores menores, ingenuos, pero sin complejos. Completaron un programa iconográfico tan ambicioso como el de Buonarroti, el Génesis, el veintiséis grandes escenas. Y, como él, tenían horror al vacío: roleos, figuras femeninas, ajedrezados, casas esquemáticas, decoración de lunetos y cuatro grandes pinturas en las enjutas. Hasta las estaciones del Vía Crucis aparecen integradas en el conjunto.
Pero, siempre hay un pero, ahora viene la parte negativa de esta crónica de urgencia. Las pinturas se están deteriorando. No hay, o por lo menos yo no la he encontrado, un estudio de esta obra. Incluso las noticias de ella que hay en Internet son muy escasas. Y el camino está malo para los coches y casi impracticable para los autobuses.
He dicho ya otra vez, que gobernar es priorizar. Y en Extremadura hay miles de sitios donde gastar el dinero publico. Sin embargo, si mantenemos olvidada la ermita de Nuestra Señora del Ara, el tiempo acabará arrebatándonosla, y dejaremos a nuestros hijos una Extremadura más pobre. Y yo seguiré pensado, con rabia y envidia en la casa vikinga de Malmö.

45

Anuncios

Responses

  1. Buenos dias
    Me ha emocinado mucho el texto “ut supra”, solo comentaré que , como aragones, en mi territorio pasa lo mismo que en el extremeño.
    Mi curiosidad por la ermta de la Virgen del Ara, es por saber cuando celebran la fieta de Ara en ese lugar, ya que acabo de tener mi primera nieta y han decidido llamarle Ara.
    Si me podeis ayudar os estaré enormemente agradecido
    Un saludo Julio

  2. Pues se celebran el 7 y el 8 de septiembre.
    Acabo de pasar por Aragón (Una noche en Zaragoza, visitando “El tubo”) y es una tierra casi tan bonita como Extremadura
    Felicidades a la pequeña Ara
    Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: