Posteado por: fernando2008 | 9 enero 2009

Frankenstein en Gaza.

La creencia en una fuente sobrenatural de el mal no es necesaria.

El hombre, por sí mismo es muy capaz de cualquier maldad.

Joseph Conrad.

La muchacha me miró con sus ojos inocentes y, desde el fondo de su corazón me soltó la pregunta:
– Pero ¿quiénes eran los buenos?.
Acababa de explicar la revolución rusa. Creía que lo tenía todo controlado.  Todo, menos esa pregunta que no pude responder. Porque la pregunta no tiene respuesta.
Tampoco la tiene el caso de Gaza. Veamos las dos posturas.
Israel, que ha robado todo el territorio que ocupa, machaca a la población de Gaza con armas de guerra. Bombardea, mata civiles y usa su impresionante arsenal contra muchachos que tiran piedras a los tanques. No hace ni maldito caso a las tibias exhortaciones internacionales porque se sabe respaldado por los Estados Unidos y protegido por el veto de éste. Su objetivo final, es el holocausto del pueblo palestino.
Hamás, lanza cohetes diariamente contra suelo israelí, rodea sus bases de lanzamiento y a sus dirigentes con mujeres y niños para que, cuando Israel ataque, los cadáveres de los niños salgan en todos los telediarios del mundo. Impone su fundamentalismo y su corrupción en los territorios que controla. Su objetivo final es lanzar los judíos al mar.

Está claro que el veredicto es muy difícil. Pero hay más. Mucho más. Ayer, el diario “Hoy” publicaba este párrafo:

«Hamás es una criatura de Israel, y en tiempos del primer ministro (Isaac) Shamir le dio dinero y más de 700 instituciones entre colegios, universidades, mezquitas… Incluso, Isaac Rabin terminó admitiéndolo cuando le acusé de ello, en presencia del presidente egipcio Hosni Mubarak». Yasser Arafat, el histórico líder palestino, no es recordado como un modelo de credibilidad ni de juego limpio político. Pero estas palabras suyas, pronunciadas en una entrevista publicada por el italiano ‘Corriere della Sera’ en 2001 y nunca desmentidas, siguen considerándose testimonio principal de que el Movimiento de Resistencia islámica es prácticamente un hijo de Israel.

No hace falta añadir ni una letra. Hamás es un monstruo creado por Israel y utilizado por éste hasta que pierde su control. O no.
Osama bin Laden, agente de la C.I.A. entre 1980 y 1989, fue creado para luchar contra los soviéticos en Afganistán. Luego, se negó a ir al paro. Víctor Frankenstein perdió en control sobre su monstruo. O no.
¿Quiénes pierden realmente? La población civil masacrada por unos, utilizada como escudos humanos por otros, y que no importa ni a los unos ni a los otros.
Volvemos a la pregunta de mi alumna. ¿Quiénes son los buenos?.
No lo sé. El problema del mundo, después de la guerra fría, es que existe un Eje del Mal, efectivamente. Pero no encuentro ningún Eje del Bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: