Posteado por: fernando2008 | 9 enero 2009

Belén. La profecía

Profeta Miqueas

Profeta Miqueas

Esto de las profecías es un fenómeno muy curioso. Existen a millares en ha historia de la humanidad, y pueden dividirse en tres grandes apartados: las profecías claras, que no se cumplen nunca (El Reich de los mil años); las profecías obscuras, que nadie sabe si se han cumplido o no (Nostradamus); y aquellas que se escriben mucho tiempo después de que hayan ocurrido los hechos que supuestamente profetizan.


Las profecías de Miqueas pertenecen al tercer apartado. Es demasiado larga para copiarla, pero la explicaré mediante una parábola. Un profeta de la España de 1808 profetiza que España será vencida por Francia (lo cual en ese momento parecía bastante probable) que los españoles serían conducidos a Dachau (lo cual es delirante), pero que les surgiría un libertador… en Covadonga. (Lo cual es francamente cursi).


Miqueas, que supuestamente escribe en el 722 a C. pronostica la caída de Judá en manos de los asirios. Era lo más probable, ya que los asirios fueron el pueblo más bruto en una época de pueblos brutos. Pero se fastidió la profecía porque, si bien Israel cayó, Judá se salvó gracias a una epidemia en el ejército de Senaquerib. Primer fallo. Y el segundo fallo es que menciona a Babilonia, donde serán llevados prisioneras las hijas de Sión (4-10). Todo el mundo sabe que Babilonia sólo comenzará a contar en el ámbito internacional a partir de vencer a los asirios en la batalla de Karkemish en el 605 a C. Y si hay algo seguro en todas las profecías es que jamás se cita correctamente el nombre de un enemigo que aparecerá dentro de cien años.


Tenemos pues a Miqueas, después del 587 a C., fecha de la destrucción de Jerusalén por Nabucodonosor II, “sentado a las orillas de los ríos de Babilonia”, profetizando cosas que han ocurrido en realidad hace 135 años e intentando consolarse profetizando a un Mesías que le saque a los judíos las castañas del fuego. Y ¿cómo imaginar ese Mesías? ¿En qué paradigma basarse?. Elemental, querido Adso. En su héroe nacional, el que consiguió que Israel fuera conocido y temido por primera y única vez en su historia: David. Y David nació en Belén. El círculo se cierra.


Como veis, no hay nada milagroso en esta profecía. Lo único extraordinario es que, al estar tan mal construida, alguien le haya hecho caso. Pero sabemos que el ser humano tiene una increíble capacidad para autoengañarse.


El Mesías tiene que nacer, pues, en Belén. Dejamos, de momento, al evangelista devanándose los sesos para conseguir que una chica galilea dé a luz en esa ciudad por exigencias del guión. Aunque, debemos reconocerlo, gracias a ese guión descabellado se ha compuesto uno de los coros más hermosos de todos los tiempos. Ahí os lo dejo.

http://www.youtube.com/watch?v=DzdDf9hKfJw

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: